Conociendo al Lexus LC 500: seducido por el diseño y los buenos detalles del nuevo coupé de Lexus

 |  @HerraizM  | 

Ayer tuve una cita con Lexus. Una cita que me llevó a encontrarme cara a cara con el nuevo Lexus LC, con un Lexus LC 500. Reconozco que tenía muchas ganas de encontrarme con este modelo, ¿por qué? Bueno, es un coupé con un buen diseño y un V8 bajo el capó. Esto a priori serían ya suficientes motivos para acudir a la cita con una sonrisa en la cara, pero hay más y es que este coupé, este gran GT, estrena un nuevo lenguaje de diseño en su habitáculo y tras criticar el interior de los últimos Lexus que he probado (por diseño, no por calidades ni ajustes) tenía ganas ya de reconciliarme con la marca japonesa.

Frente al Lexus LFA la marca japonesa quiere que su nuevo estandarte sea un gran turismo, lujoso, deportivo y con un toque diferente, techie:

20:00, una finca en algún punto que aún estoy intentando determinar entre Majadahonda y Boadilla. Lexus ha montado un gran escenario que aún permanece vacío. La lluvia nos perdona y disfrutamos de un cóctel mientras esperamos a Lexus nos revele el motivo de esta convocatoria, aunque obviamente es fácil imaginar que el nuevo Lexus LC es la excusa de este encuentro.

Mi compañero David V. ya tuvo una primera aproximación técnica al Lexus LC 500h 2017, nos reveló sus secretos y nos contó en 14 claves todo sobre el Lexus Multi Stage Hybrid, el conjunto híbrido con un V6 de por medio que monta la versión híbrida de 359 caballos del Lexus LC, ¿qué voy a contar entonces? Hoy el protagonista es la versión no híbrida, el Lexus LC 500, con el V8 atmosférico de 477 caballos que monta también el Lexus RC F y el Lexus GS F y además hemos venido a hablar más de diseño que de especificaciones técnicas.

El staff de Lexus nos invita a sentarnos. Se atenúan las luces y empieza una épica presentación en el que el sonido y la música juegan un gran papel, pasan ante nuestros ojos y para deleite de nuestros oídos, Prince, Bowie, Michael Jackson, los Beach Boys y los Doors. Suena LA Woman, Lexus nos habla de visionarios, imágenes de Steve Jobs, de Michael Schumacher… y el Lexus LC 500 irrumpe en el escenario a golpe de V8.

El Lexus LC estrena plataforma, la plataforma más rígida del mercado apuntan desde la marca y se venderá, como he señalado más arriba, con dos motorizaciones, un LC 500h híbrido de 359 caballos y el LC 500 de 477 caballos. Recordemos que el Lexus LC 500 se presentó a comienzos de año, con motivo del Salón de Detroit, mientras que el Lexus LC 500h se presentó en el Salón de Ginebra, debutando bajo los focos en marzo y tengamos presente también que, más allá de las novedades estilísticas y otras novedades técnicas, como su plataforma, hay una nueva transmisión automática que, aunque sigue siendo de convertidor de par, llega con la promesa de ser realmente rápida, efectiva en condiciones deportivas y más eficiente en el día a día.

Tengo ya unas ganas tremendas de ver como se desenvuelve el LC con esta nueva plataforma, con este nuevo cambio.

En el futuro de este Lexus LC se atisban rivales como el Maserati Gran turismo, el BMW i8 o el Mercedes SL:

Entre el humo y los destellos de los focos se atisba el frontal del Lexus LC. El frente del escenario se llena rápidamente de gente buscando un ángulo desde el que fotografiar al nuevo coupé de Lexus, tuits a discreción. Aprovecho para picar algo, para cenar mientras espero a que el escenario se vacíe y pueda toquetear a gusto el coche. Desgraciadamente estoy viendo ya desde lejos que la iluminación no va a ser precisamente mi aliada para sacar alguna que otra foto.

La noche avanza, primeras despedidas de compañeros y allá que voy. El escenario con el Lexus LC 500 para mi solo.

Me gusta y mucho la vista lateral de este coupé. Es elegante, es deportivo y tiene mucha personalidad. Ese pilar posterior, las formas de sus pasos de rueda traseros, el morro afilado, la branquia inferior de su lateral… Desde lejos, desde el final de uno de los laterales del escenario, es fácil intuir al Lexus LFA, aunque como habrás podido imaginar se ha apostado por un concepto diferente de coche con este modelo. Sí, es el techo de la marca, el icono y el encargado de hacernos soñar, de vender paquetes F Sport, de darle aún más peso a la identidad de la marca, pero ya no es un superdeportivo como lo fue el LFA, ahora es un gran turismo, lujoso, deportivo y sobre todo con el aliciente de ser diferente, de ser algo techie, esa baza que tan bien juega el BMW i8.

En la zaga el alerón retráctil alzado y sobre todo unas espectaculares ópticas que difícilmente pasarán desapercibido en las calles. Por momentos me esta gustando aún más este modelo, el trabajo de diseño es excepcional, es muy personal, muy Lexus y es fácil ver los nexos de este modelo, en términos de diseño, con todos esos ejercicios conceptuales que hace la marca, con esos concursos de diseño.

Guau. Llantas de 21 pulgadas. Me cuentan que en función de la versión serán de 20 o de 21 pulgadas. Surge la coletilla fácil de “a donde vamos a llegar” con el tamaño de las llantas, hablamos de las 20 pulgadas del Renault Scénic.

Desde Lexus nos piden que no nos sentemos en el interior. Estamos aún ante un prototipo. No hay problema, eso sí, en cotillearlo desde el quicio de la puerta, desde ese umbral bien acabado, con un “Lexus” recibiéndonos. Pido las llaves para ver el interior y para ver el diseño del mando que los futuros propietarios llevarán en sus bolsillos.

¡Bien! Lexus ha cambiado la llave y ante mi tengo un mando de bonito aspecto, de bonitas curvas, bien resuelto. Pulso el botón de abrir y el tirado de la puerta sale de la carrocería. Buen gesto, buena solución de diseño, me gusta la sensación, pienso en la experiencia como usuario y lo que supone llegar a tu coche y que este te reciba con un detalle así.

Por desgracia el sistema multimedia, la instrumentación… están apagados, pero eso no ensombrece un rediseño de la consola central y del frente del salpicadero que ahora sí es contemporáneo, es bonito, de líneas fluidas y juntas de buena calidad. Paso el dedo por cada borde del salpicadero, consciente de que es una unidad preserie, pero con un resultado más que satisfactorio. Me hubiera gustado encontrarme con un salpicadero así o al menos parecido en la comparativa entre el Lexus RC F y el BMW M4, en aquel viaje con el Lexus GS F y el Lexus RC F.

Una gran pantalla es la protagonista de la consola central, el volante luce ahora un diseño más actual y al otro extremo el salpicadero culmina con una bonita curvatura. Los asientos son intachables, con un buen aspecto y un fino tacto, veo que hay un tirador separando el puesto del conductor del copiloto, al más puro estilo del Jaguar F-Type… me esta gustando esto que estoy viendo, esta nueva senda adoptada por Lexus, ahora, claro, queda ver qué tal es este habitáculo conviviendo con él y como se traslada lo visto aquí a otros futuros modelos de la marca.

La jornada empieza a acariciar la media noche, doy un par de vueltas más a su alrededor e intento fotografiar, con no demasiada fortuna, su interior. No hay manera de sacar una instantánea decente, sin ruido y en la que se pueda plasmar en condiciones lo que he visto y tocado, este habitáculo. Por suerte con su exterior es más fácil, pero ya es demasiado tarde para contároslo en Twitter o Instagram, “mañana a primera hora” pienso.

Es la hora de retirarse, me despido, voy a al parking, un parking ya vacío en el que el Miata me espera solitario junto a un buen puñado de Lexus NX de la gente de la marca. Arranco y vuelvo a casa pensando en que el nuevo coupé de Lexus me ha convencido (y mucho). Falta conocer su dinámica, falta exigirle aún más a su habitáculo y analizar más detenidamente, con más luz y tiempo su diseño, pero sí, por ahora me llevo una más que grata sensación con este Lexus LC.

Enhorabuena Lexus.

Si acudes al próximo Salón de Madrid podrás ver en el stand de Lexus al nuevo Lexus LC 500 y conocer de primera mano al nuevo coupé de la marca japonesa.

Lee a continuación: 7 secretos que quizás no conocieras de los Lexus LC 500 y LC 500h

Solicita tu oferta
  • lpcesarkcm Videos

    Simplemente Hermoso.

  • IGC

    Mario, no sabes cuánto envidio tu trabajo… y tu coche particular también! Sigo dándole vueltas a la idea de comprarme un MX-5 ND como segundo coche, a pesar de que todo el mundo me dice que es una locura, que me va a costar dinero mantenerlo, que no lo voy a usar, que no tengo donde meterlo, que debería de emplear mis ahorros para otras cosas…