Toma de contacto con el Renault Talisman Sport Tourer, ¿retorno triunfal de Renault al gran familiar?

 |  @sergioalvarez88  | 

Ayer mismo asistía a la presentación nacional del nuevo Renault Talisman Sport Tourer. Se trata de la versión familiar del Renault Talisman, junto al Mégane, uno de los lanzamientos más importantes de Renault. En esta prueba hemos podido comprobar que la oferta de Renault es sólida, pero compite en un segmento agresivo y disputado, más de lo que parece. Su propuesta combina diseño, calidad y espacio, con un precio contenido y la obligada dote tecnológica. ¿De verdad es este un retorno triunfal a los grandes familiares?

¿Hay mercado para familiares en España?

El rompedor Renault 12 Break fue el primer familiar de la marca, allá por los lejanos años 60.

Según Carlos Izquierdo, responsable de comunicación de la marca nos cuenta, sí. Y de forma rotunda. Los vehículos que Renault denomina históricamente “break” suponen aproximadamente un 9% del mercado en España – sumando todos los segmentos. Y según las cifras aportadas por la marca, a este porcentaje apenas le ha afectado la crisis o la irrupción de los crossover. Un segmento resistente a las modas, poblado por particulares de poder adquisitivo superior a la media y con un peso del canal empresa de en torno al 60-70%.

Es un segmento rentable, en definitiva. El Renault Talisman Sport Tourer juega en un nicho de mercado, el segmento D. Compite con rivales de peso como el Peugeot 508 SW, el Volkswagen Passat Variant y el Audi A4 Avant, tres instituciones a las que Renault considera sus competidores más cercanos. Renault ha estado ausente del segmento de forma efectiva desde hace unos años: el Renault Laguna Grand Tour fue un fracaso comercial, y hace dos años que siquiera se vende. Su objetivo es volver a ser un competidor relevante.

La tarea de Renault es titánica: recuperar el terreno perdido con la última generación del Laguna, cuyas ventas fueron pobres.

Dentro del segmento D, aproximadamente un 25% de las ventas corresponden a carrocerías familiares. Sólo hablamos de 23.000 unidades anuales, pero es que hace 10 años sólo uno de cada diez coches vendidos en el segmento eran familiares. Según estimaciones de Renault, muy pronto alcanzaremos el 30%, media europea en el segmento D. El gran reto de Renault es satisfacer a un cliente exigente – tanto particular como canal renting/empresa – que demanda imagen y un equipamiento premium útil para el conductor.

¿Qué ofrece el Renault Talisman Sport Tourer? Espacio, mucho espacio.

Para empezar, un diseño que creo muy acertado. Laurens van der Acker ha sido el diseñador tanto de Mégane como de Talisman, y por fin ha logrado dar a Renault una imagen de marca consistente y acorde a los tiempos actuales. Tuvimos la suerte de disfrutar de un día de sol en Asturias – donde transcurrió la presentación nacional – y he de reconocer que el coche llama la atención bajo el sol. Tiene presencia, como suele rezar ese manido recurso editorial. Pero es la verdad: no desentona al lado de un Opel Insignia o un Volkswagen Passat.

El Renault Talisman Initiale Paris amplía equipamiento y diseño para luchar contra sus rivales premium.

Tanto su frontal como su zaga heredan la firma lumínica de la berlina, y la conversión a carrocería familiar resulta armónica. Gana en directo. El Renault Talisman Sport Tourer ofrece en primer lugar un tamaño idéntico a la berlina: es sólo 16 mm más largo. Aunque sólo es 2 mm más ancho, el espacio interior se ha optimizado de forma considerable, aumentando en 3 cm el espacio hasta el techo para los pasajeros de las plazas traseras. Estos pasajeros disfrutan del mismo espacio abundante para las piernas de la berlina.

A este espacio interior generoso se une un maletero cuyo cubicaje es de 572 litros. De por sí la cifra es buena, es superior a la del Opel Insignia Sports Tourer, pero se queda lejos de los 650 litros del Volkswagen Passat Variant – del Skoda Superb Kombi ni hablemos. A este espacio de carga se accede mediante una boca de carga muy amplia, de 1.037 mm de ancho en su parte inferior y 736 mm de alto. Tiene formas muy regulares y varios espacios de carga bajo su doble fondo, para esos objetos que siempre van rodando.

Con la banqueta trasera abatida, es posible cargar bultos de 2 metros de largo. El volumen de carga es de 1.700 litros.

Si bien echo de menos detalles como el FlexOrganizer de Opel, hay múltiples sujeciones para enganchar la carga y la red comercial de Renault ofrecerá extras como alfombrillas de goma para proteger el piso del maletero. Al igual que otros rivales, ofrece un portón de carga eléctrico, que se activa pasando el pie por debajo del paragolpes – cuando lo quise probar el truco no funcionó, por algún motivo. Los asientos traseros se abaten en configuración 60/40 mediante un pulsador electromecánico muy cómodo.

Otro detalle interesante es la cubierta de protección de la carga. Con la carga completamente tapada, una simple pulsación la retrae ligeramente, mientras que otra pulsación la repliega al completo. Después hay que desplegarla a mano, pero lo cierto es que el mecanismo es ingenioso. Al igual que otros rivales, la altura a la que el portón eléctrico se para es programable, lo cual es especialmente útil en algunos garajes de techos bajos. Todos tienen rueda de repuesto tipo galleta, a pesar incluso de equipar sonido Bose con subwoofer.

Al volante de un Renault Talisman Sport Tourer 1.6 dCi 160 CV EDC Initiale Paris

En las unidades que lo equipan, podemos ir recibiendo un masaje mientras que conducimos, con hasta tres perfiles personalizables.

Durante los dos días de la presentación, mi compañero de viaje fue un Talisman familiar equipado con el que a priori será el motor más vendido: un 1.6 dCi de 160 CV sobrealimentado por dos turbocompresores en serie. Este motor es de momento el tope de gama diésel, y desarrolla un par máximo de 380 Nm a 1.750 rpm. Asociado a una caja de cambios de doble embrague y seis relaciones EDC, permite un 0 a 100 km/h de 9,6 segundos y una punta de 213 km/h. Sobre el papel, el consumo medio homologado es de sólo 4,6 l/100 km.

La gama diésel se completa hacia abajo con un 1.6 dCi de 130 CV y un 1.5 dCi de 110 CV. En gasolina hay dos motorizaciones 1.6 TCe, con potencias de 150 CV y 200 CV. Todos los Renault Talisman son de tracción delantera, sin opción a tracción integral. El Renault Talisman Sport Tourer tiene un comportamiento rutero, con un aplomo envidiable en carretera y especialmente un rodar silencioso, a agradecer en la ruidosa “Y” asturiana. El motor siempre suena muy amortiguado, incluso a alto régimen. Está muy bien aislado.

La instrumentación del Renault Talisman Sport Tourer combina una esfera digital con dos secciones analógicas y es totalmente configurable.

Es un motor de prestaciones más que suficientes para los 1.615 kilos de familiar que debe arrastrar. Es progresivo, y no tiene una patada impresionante, pero responde bien si hay que hacer un adelantamiento en carretera secundaria o una recuperación. De lo que no tengo la mejor impresión es de la caja de cambios EDC, que a pesar de ser de doble embrague es poco ágil y algo lenta de respuestas. Carece de levas tras el volante, un detalle imprescindible si se quiere practicar una conducción más ágil.

Para probar el sistema 4Control de cuatro ruedas directrices Renault nos llevó a un tramo de rallyes. De verdad, un tramo del Rallye Príncipe de Asturias, con mal firme y ratonero como él sólo. Un lugar ideal para situar el Multi-Sense en modo Sport. Multi-Sense es un selector de modos de conducción. Sus cinco perfiles (Auto, Comfort, Sport, Eco y Perso – con más de 1.000 combinaciones) adaptan desde la respuesta de motor y caja de cambios al tarado de la amortiguación pilotada, pasando por la configuración del display digital.

4Control: “cariño, he encogido el coche”

El sistema R-Link 2.0 pone en nuestra consola central una pantalla tácil de hasta 8,7 segundos cargada de funciones e información. Su uso requiere un cierto periodo de adaptación.

Era el momento de ponernos en modo Sport y sacar a nuestro piloto interior. Os podría hablar de una suspensión más firme o una dirección con un tacto algo más duro, pero la experiencia diferencial se llama 4Control. El sistema de cuatro ruedas directrices es lo que realmente separa la dinámica del Renault Talisman de su competencia. Las ruedas traseras giran en el sentido contrario a las delanteras hasta un máximo de 3,4º, permitiendo una agilidad sin igual en curvas y maniobras a baja velocidad.

El sistema no es desconectable, y funciona de esta manera hasta 50 km/h en modo Comfort, 60 km/h en modo Auto u 80 km/h en modo Sport. Aparcar es un juego de niños, y las maniobras son propias de un utilitario de 3,8 metros, no de un familiar de casi cinco. Más rápidamente las ruedas giran solidarias con las delanteras hasta un máximo de 1,9 grados, logrando de forma efectiva un mayor aplomo y confort. Os prometo que el sistema 4Control marca la diferencia y transforma la experiencia de conducción del coche.

La amortiguación pilotada lee la carretera hasta 100 veces por segundo, adaptando su dureza en tiempo real.

Con el cuchillo entre los dientes, no creía posible semejante paso por curva con un familiar de 4,86 metros de longitud. Claro que hay inercias, pero la forma en la que la zaga redondea las curvas – pivotando ligeramente sobre el eje central del coche – no parece real. De hecho, en secciones lentas me sorprendí a mí mismo abriendo unos grados el giro del volante, que instintivamente cerraba más de lo necesario. Además, es un familiar noble de reacciones, que perdona errores de pilotaje, con compostura y comportamiento sólido.

Precios y gama del Renault Talisman Sport Tourer

Los precios del Renault Talisman Sport Tourer arrancan en 25.400 euros para una versión Life equipada con el motor 1.5 dCi de 110 CV. Este precio no incluye descuentos por financiación o Plan PIVE, por lo que más bien arrancarán en poco más de 20.000 euros. Es un precio competitivo para un familiar cuya versión más “pelada” ya incluye llantas de aleación, climatizador bizona, manos libres Bluetooth o control de velocidad de crucero. Los precios culminan en los 43.000 euros de una versión TCe 200 con un acabado tope de gama Initiale Paris.

Como se puede ver en esta imagen, las opciones manuales se limitan a los diésel de 110 CV y 130 CV, que por otra parte serán dos opciones superventas – este tipo de coches tienen un mix diésel-gasolina de 90-10. El sistema R-Link 2.0 – aún no compatible con Android Auto/Apple CarPlay – de las imágenes no está disponible en el acabado Life, y sólo llega a sus 8,7 pulgadas a partir del acabado Intens. Varios packs de equipamiento (Multimedia, Business, Visio System, Full LED, Technology, Style, Bose e Invierno) completan la gama Talisman a base de talonario.

La versión Initiale Paris tiene detalles exclusivos de diseño y equipamiento que pronto os detallaremos en un artículo a fondo. La conclusión que extraigo tras esta toma de contacto es que Renault tiene la oportunidad de recuperar uno de sus feudos con el Sport Tourer. Con un diseño, comportamiento, ergonomía y calidades acordes a su competencia – el salto de calidad de su interior es digno de mención – este Sport Tourer tiene lo necesario para triunfar en este segmento. ¿Será capaz de superar a una competencia muy capaz y muy asentada?

En Diariomotor:

Lee a continuación: Ya sabemos el precio del Renault Talisman Sport Tourer, el rival del Volkswagen Passat Variant, del Peugeot 508 SW

La apuesta de Renault para el segmento D es fuerte, con una berlina personal y bien terminada. Puede tener mucho equipamiento y sus motores no gastan mucho. El maletero es enorme en las dos carrocerías.

  • tomas

    pues para mi esta mejor que los audi avant, los mercedes y otros premium

  • ADN

    Tiene lo necesario, pero el mercado es incierto y no se puede predecir al 100%. Dentro de algunos años se verá si es un regreso triunfal o si resultó en un fracaso comercial.

  • Siro

    Es un producto muy interesante, solo le falta pulir algunos defectos de principiante. Y luego está los complejos de la gente de llevar un Renault frente a un premium que por el mismo precio te ponen tapacubos.

    • Javier Bl

      Un Bmw 318d vale 34.490 euros con el equipamiento mas alto. Por 29.000 un acabado mas normalito.

    • Miguel

      Yo he conducido el sedan automático diésel de 160 CV y me ha sorprendido mucho. No parece un 1.6 diésel, corre que se las pela, y los consumos muy buenos. La insonorización tambien es muy buena.
      Me gustaría leer alguna comparativa de dinámica con los premium de siempre, por que ese tren trasero direccional es una delicia y me temo que a algunos les sacará los colores-
      Aun así creo que se venderán pocos por los motivos de siempre, marquitis. El que tiene pasta quiere marcar estatus, y para eso ya están los que están.

  • Fèlix Badosa

    El interior no me gusta (como con todos los RENAULT) pero el exterior…muy logrado. Me encanta.

  • largo

    renault tiene una fiabilidad pésima hace muchos años los 1.9 dci y los 2.2 dci que luego paso a ser un 2.0 dci han sido motores malisimos, cuenta gente me a dicho que ni en foto compre uno, y digo yo pues cuantos fallos tiene, buff.. egr,inyectores, turbo de papel de fumar,llaves de tarjeta culata, etccc, yo quería un laguna 2, y me tiro parar atrás, aparte de ser feos los últimos modelos por dentro y por fuera y el precio es de risa y la fiabilidad peor demasiados apretados los motores, por algo sera que la competencia no hace motores diésel tan pequeños aparte de opel que tiene un motor de idéntica potencia y cilindrada. estoy de acuerdo con Javier BI tienes coches mejores que este de precio y de equipamiento un a4 ahora en promoción 150cv diésel advanted edition vale 35000€, pero hay marcas que se comen a esta de lejos en todos los aspectos, pero la gente como no sabe lo que compra, yo por lo menos para junto con grupo fiat y renault visto ya varias veces y sobre todo con renault gente muy cercana todos problemas son basura, que si que mucha tecnologia y seguridad, pero con años envejecen muy mal.

    • Siro

      Perdona pero el 2.0 DCI de 150 cv fue un motor premiado en la época de las famosas culatas del 2.0 TDI de 140 cv y de los horrores de los motores diesel de BMW con el famoso fallo N47. Antes nos informamos un poco. El motor 1.5 DCI es de los mejorcitos que hay en el mercado y no creo que Mercedes se la juegue para introducirlo en sus coches….

      • Javier Bl

        En la epoca del BKD todavia se montaban los M47.

      • largo

        pues te lo digo de primera mano por un concesionario oficial, mecánicos de la casa, y varios talleres, que no se que premio sera comprado muchos fallos aparte de otros tantos yo donde cambio las ruedas 9 de cada 10 tiene holgura en la dirección así que…. tu decide, por eso son estos coches tan baratos de segunda mano

        • Siro

          Olgura en la dirección no quiere decir que el motor sea malo. De los mas brillantes en su época superando a los motores diesel TDI y de BMW en esa época. La mala fama la tenía el 2.2 DCI de 150 cv.

La apuesta de Renault para el segmento D es fuerte, con una berlina personal y bien terminada. Puede tener mucho equipamiento y sus motores no gastan mucho. El maletero es enorme en las dos carrocerías.