La policía de Los Angeles añade a su flota 100 unidades del BMW i3, ganando en concurso público a Tesla

 |  @sergioalvarez88  | 

Cuando imaginamos a la poderosa LAPD (Los Angeles Police Department), nos imaginamos a un policía con gafas de sol, patrullando en su Ford Crown Victoria las peligrosas calles de Compton o South Central. Quizá he visto demasiadas películas, porque me chirría que la LAPD haya otorgado a BMW un contrato piloto que experimentará con coches eléctricos de uso policial. Los coches elegidos han sido los pequeños BMW i3, que han logrado ser más competitivos que incluso los Tesla Model S bajo los criterios de la fuerza policial.

La policía de Los Angeles usará 100 unidades de BMW i3 para analizar su viabilidad a largo plazo.

Nada menos que 100 unidades de BMW i3 pasarán a formar parte de la LAPD, como parte del “Sustainable City Plan” de la ciudad californiana, que busca tener la flota pública de vehículos eléctricos más grande del país. A estos 100 coches de policía se suman otros 60 vehículos eléctricos de servicio público, que servirán a la empresa municipal de agua, los bomberos o empresas eléctricas. Estos vehículos ahorrarán dólares a los contribuyentes y explorarán la viabilidad de una flota pública de cero emisiones en una ciudad tan desafiante como Los Angeles.

Durante varios meses, la flota de policía de Los Angeles barajó como alternativa los Tesla Model S P85D. Sobre el papel, y en la práctica son superiores en cuanto a prestaciones y espacio disponible. Pero los BMW i3 cuestan aproximadamente la mitad, y cuentan con una red más potente de postventa. Además, según la LAPD, los servicios de BMW ConnectedDrive, la mejor eficiencia de su clase según la EPA, y el conocimiento de BMW en cuanto a puntos de recarga han contribuido a inclinar la balanza a favor de BMW.

Serán usados para el transporte de oficiales, más que para persecuciones a alta velocidad.

Con toda seguridad, una de las claves ha sido el menor importe del renting de los BMW. Dicho sea esto, no esperéis ver un BMW i3 en una persecución a alta velocidad, embistiendo al coche de un sospechoso mientras un oficial dispara desde el asiento del copiloto. Esa tarea seguirá siendo responsabilidad de los Ford Crown Victoria y Taurus de la flota de la LAPD. Estos BMW i3 serán usados para el transporte de policías y para acudir a eventos de concienciación social y servicios a las comunidades.

En California se venden el 40% de los BMW i3 de EE.UU. – cifra similar en el resto de eléctricos – y es el tercer eléctrico más vendido, sólo por detrás de los Tesla Model S y Nissan Leaf, aunque seguido muy de cerca por el Fiat 500e. El BMW i3 acaba de ser renovado a nivel técnico. Se ha estrenado con una batería de 33 kWh de capacidad, con la que ahora es capaz de recorrer nada menos que 300 km entre recargas. El BMW i3 se puede seguir adquiriendo con un extensor de autonomía, un pequeño motor de moto.

Fuente: Carscoops
En Diariomotor:

Lee a continuación: O Chris Evans o yo: aumentan las tensiones en Top Gear y Matt LeBlanc lanza un ultimátum

  • Miguel

    Lo abran comprado por lo bonito que es

  • Rest

    Apuesta bastante coherente en cuanto a sus objetivos.

    La silueta del vehículo mitiga los efectos producidos por una inexistente alarma social, o miedo subjetivo, durante un momento dado en unas situaciones concretas. El Tesla no conseguirá reunir las características que, para estos fines, sí ofrecerá un i3.