CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
WEC

3 MIN

24 horas de Le Mans 2015: LMP2, una lucha tan abierta como siempre

Igor Zamorano | 12 Jun 2015
18313487435_626f102932_k
18313487435_626f102932_k

Un año más, y van unos cuantos, la categoría LMP2 es la de un pronóstico más incierto. Con 19 representantes en estas 24 horas de Le Mans de 2015, LMP2 es un crisol de chasis (nueve chasis diferentes de seis fabricantes) y motores (cuatro distintos con Nissan, SARD, Judd y HPD) algo que convierte cualquier pronóstico en una verdadera utopía. Y no es es que lo digamos nosotros, es que realmente cualquiera pueda ganar. Y tampoco debemos olvidarnos que LMP2 es una categoría Pro-Am, que obliga a contar con al menos un piloto amateur (calificado como plata o bronce).

Dicho esto es casi mejor comenzar por el final y descontar a los que, a priori, no aparecen en las quinielas. Los vetustos Morgan y Oreca 03 (aunque sea R) de Pegasus Racing, Team Sard Morand, Ibanez Racing o Murphy Prototypes parten con la desventaja de medirse a diseños más modernos e incluso contrastados. Además, son equipos con una nómina de pilotos menor. La suma de factores indica que su victorio, o incluso un podio, pueda denominarse como sorpresa.

Los Ligier JS-P2 de G-Drive Racing, Oak Racing o Extreme Speed Motorsport pueden considerarse con la espina dorsal de la categoría (seis unidades propulsadas por Nissan y HPD). Un chasis que ya cuenta con una año de experiencia a sus espaldas y que ha hecho las américas. Una buena apuesta de cara a pensar en su posible victoria. En este grupo habría que meter a uno de los nuevos los Oreca 05 que en el caso del equipo KCMG sí que habría que colocarlo como gran aspirante.

Ni que decir tiene que los Gibson 015S, anteriormente conocidos como Zytek, son por historia favoritos. Tanto Greaves Motorsport como Jota Sport son grandes equipos y en el pasado cercano han conseguido victorias. Quizás aquí sí que podríamos decir que Jota Sport, y su gran trío de pilotos, deberían luchar por la victoria o mínimo asegurar un podio.

Como aspitantes al podío podríamos colocar a Strakka Racing aunque su Dome S103 es una de las grandes incógnitas. Tendría que haber debutado aquí el pasado año pero el proyecto ha estado salpicado por demasiados contratiempos. En este grupo de posibles al cajón, hay que valorar el buen trabajo realizado en los últimos tiempos por Signatech Racing y el único Alpine A450B (o lo que es lo mismo, un Oreca 03R) de la parrilla.

Por último no podemos olvidarnos del recién llegado. SMP Racing ha decidido desarrollar su propio LMP1, el BR-01. A pesar de que le falta rodaje, en los test ha demostrado unas prestaciones por encima de lo esperado.

Sea como fuere, quizás la mejor apuesta de la categoría sería decir que Nissan va a ser el motor del LMP2 ganador. Con 14 participantes en la categoría, y un motor que ha ganado en tres de las cuatro últimas ediciones, es más que posible que el mejor Nissan, aunque sea de motor, de la clasificación, sea un LMP2.