Cerrar CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónSearch Icon
WRC
Logo Icon

6 MIN

¿Qué he hecho yo para merecer estos videojuegos de rallyes?

Videojuegos y rallyes parecen dos palabras que no se terminan de llevar bien. Durante estos años pocos han sido los títulos que han llenado a los jugadores/aficionados más exigentes y muchos incluso han decepcionado a los compradores por su alto precio y la negativa experiencia conseguida a través de ellos. Apenas podemos contar con los dedos de la mano aquellos que han conseguido enganchar con buenas dosis de realismo y simulación.

Colin McRae 3, Richard Burns Rally (apoyado en una comunidad que lo ha mantenido vivo a base de mods y físicas de gran calidad) o incluso adaptaciones para el rFactor han suplido para el jugador más habitual, y para el ocasional, la ausencia de otros títulos nuevos. Y es que a pesar de que este año prometía ser uno de los mejores para los aficionados a los rallyes, con hasta tres títulos sobre esta disciplina, el único que ha dado la cara y con nota ha sido del que menos se esperaba, el DiRT.

Tras años abusando del tirón de las Gymkhanas y en ocasiones maltratando una franquicia que no debemos olvidar que nació con el añorado Colin McRae, Codemasters, en su nueva faceta Racing ha sabido darle al aficionado algo de lo que buscaba, con un título con buenos gráficos, coches bien modelados de todas las épocas y tramos que te aporten al menos algo de dificultad y no esos trazados en los que puedes prácticamente ‘pilotar-jugar’ con una sola mano y la otra llevarla en una ventanilla virtual.

WRC5, el gran cambio no ha traído el resultado esperado:

Ni los títulos oficiales, aquellos que deberían tener más presupuestos para copiar la realidad cuentan con sonidos realistas, modelados fieles o especiales que puedan asemejarse a los del Mundial de Rallyes. Ni tan siquiera el último en llegar, el WRC 5 parece que pueda llegar a acercarse a la mínima sensación de realismo que se le pide. Todo ello a pesar de que muchos habían visto en el cambio de manos de los derechos una oportunidad para tener al fin lo que muchos queremos: sentirnos algo más cerca del Campeonato del Mundo sin llegar a salir de casa.

La llegada de Kyolotonn Games no ha traído muchos cambios por lo que se ha podido ver en los trailers. Los coches siguen teniendo un modelado no muy realista, los sonidos no nos recuerdan a World Rally Cars y los tramos… bueno, han mejorado un poco respecto a anteriores ediciones, sin embargo siguen sin parecer un reto importante para los que buscamos algo más de simulación lejos del Arcade dirigido a adolescentes y jugadores ajenos al Mundial de Rallyes que reciben el título como presente de unos Reyes Magos un tanto despistados.

Veremos en qué queda, pero lo cierto es que lo más atractivo que han presentado estos días acerca del WRC5 es un nuevo campeonato online oficial que comenzará el próximo año. Eso y la inclusión de un nuevo WRC diseñado por los propios creadores del videojuego y que tampoco resulta ser demasiado atractivo en una mezcla entre Mitsubishi Lancer y Citroën DS3 WRC. Veremos si mejora, pero lo cierto es que por el momento, la competición eSports es lo único que nos puede aportar.

Sébastien Loeb Rally Evo, poco más que un homenaje:

Lo cierto es que algo mejor pinta que el Sébastien Loeb Rally Evo ya tiene. De los creadores de los últimos WRC 1, 2, 3 y 4, lo que prometía ser un homenaje al nueve veces Campeón del Mundo de Rallyes se ha quedado precisamente en eso, un homenaje. Aprovechando el motor gráfico, los tramos y el modelado de muchos de los coches, Milestone ha hecho un reciclado de sus anteriores títulos y ha añadido algunos tramos, la pista de Los Ángeles en la que Loeb consiguió la medalla de oro en los X-Games y algunos coches históricos del WRC (Delta S4, RS200, Stratos) junto a los del Pikes Peak (Escudo, 405 T16 PPIHC y el 208 con el que Seb consiguió el record actual) para tratar de atraer compradores.

Esperaremos para ver el resultado, porque habitualmente los juegos de esta compañía suelen tener el sonido de los coches poco realista y unos tramos que no suponen una gran dificultad para el jugador más ‘hardcore’ como principal talón de Aquiles. Tienen todos los ingredientes, licencias y el apoyo del nombre de Sébastien Loeb de detrás, tal y como sucedió en el pasado con Colin McRae o el propio Richard Burns.

DiRT Rally, el tapado más imprescindible en tu colección:

Dejamos para el final a la gran esperanza. Ya dije unas líneas antes que los autores del DiRT Rally han dado en el clavo este año. A pesar de que sigue sin ser la versión definitiva, los jugadores ya están pudiendo jugar a un producto bien hecho, con muchos detalles y cuidando mucho al deporte. El último contenido incluido ha sido una especie de DLC gratuito con el Subaru Impreza WRC y el Ford Focus WRC además del mítico Ouninpohja finlandés. Un poco más abajo tenéis la comparativa del tramo en el juego y su variante real y podréis ver el mimo con el que se ha hecho la versión virtual.

Además de todo eso, y de tener el atractivo de poder correr con el Audi Quattro S1 E2 del Pikes Peak, perfectamente modelado y con un sonido calcado al del original, la inclusión del RallyCross (primer juego que tiene pilotos, coches y circuitos oficiales del World RX) ha sido un soplo de aire fresco y el complemento perfecto para darle al jugador también la adrenalina de competir con más coches en pista. ¿Y la simulación? Pues mejor que yo, que lo diga un ex-piloto del WRC como Dani Solá, el cual lo probó durante la cita barcelonesa del Mundial de RallyCross y quedó completamente encantado ante las sensaciones que le producía, llegando incluso a preguntar por el precio del sistema hidráulico que copiaba los movimientos de lo que se veía en pantalla. Desde luego el gran tapado este año dentro entretenimiento reservado a juegos de conducción y un imprescindible (este fin de semana con descuento en Steam). Esperemos verlo en consolas de nueva generación muy pronto.