CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula 1

2 MIN

La FIA discutirá el uso de motores de la IndyCar en la Fórmula 1 de 2017

Humberto Gutiérrez | 24 Oct 2015
chevy_engine_indycar_15
chevy_engine_indycar_15

Una de las propuestas que discutirá la FIA la próxima semana en Ginebra será la introducción de un motor alternativo, específicamente se habla de un V6 biturbo de 2.2 litros sin tecnología híbrida, para romper con la tendencia que mantienen los actuales proveedores en la Fórmula 1. Este año ha sido evidente que Mercedes, Ferrari y Renault se han negado a aceptar un límite de costos y además, tanto Mercedes como Ferrari, condicionan los suministros a sus clientes en beneficio de sus propias escuderías, lo que ha derivado en una Fórmula 1 carente de competitividad.

Desde el mes pasado se viene cocinando la idea bajo el nombre de "Turbo de bajo presupuesto" y Bernie Ecclestone ha sido uno de sus principales impulsores ya que esta temporada el caso Red Bull ha dejado muy mal parados a todos. Ecclestone quiere traer un proveedor independiente, un "nuevo Cosworth" y es obvio que al trasladar las características de los motores de la IndyCar a la Fórmula 1 pretenda que Chevrolet venda un lote de sus propulsores a los equipos interesados.

La idea de que los motores V6, de 2,2 lts Twin Turbo compitan con los V6 de 1,6 lts Turbo con tecnología Híbrida, descarta un retorno a los V8 y abre otras posibilidades para las escuderías cliente ya que el costo de los motores IndyCar serían de unos seis millones de euros por temporada, una oferta más que tentadora. También se menciona que con los nuevos motores se incluiría la opción del KERS y un tanque de combustible más grande.

Lo interesante de la propuesta es que los motores alternativos serían una solución inmediata a los problemas de costo y fiabilidad que enfrentan muchos equipos cliente en la Fórmula 1 actual, poniéndole un freno al negocio político y económico que mantienen los actuales proveedores.

Vía | motorsport total