CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
WRC

3 MIN

A la venta un Ford Fiesta y un Subaru Impreza con mucha historia

Iván Fernández | 13 Feb 2016
block-fiesta-hfhv-2016
block-fiesta-hfhv-2016

El mundo de las ventas de coches de competición de segunda mano es un universo paralelo. Grupos 4, Grupo A, los codiciados Grupo B… son modelos que cambian de manos entre los coleccionistas más pudientes y tal es el mercado que cada vez hay más empresas que fabrican detalladas réplicas debido a que la demanda es mayor que la disponibilidad de estos vehículos. En estos círculos se llega a pagar 770.000 € por la compra de un Lancia Delta S4 ex-oficial. Un precio desorbitado, al alcance de muy pocos.

Algo más al alcance están los dos modelos que os traemos hoy, ambos con mucha historia detrás, aunque quizás con menos efecto ‘nostalgia’ detrás. El primero de ellos es único: El Ford Fiesta HFHV (siglas de Hybrid Function Hoon Vehicle) que M-Sport construyó exprofeso para que Ken Block disputará el GRC, Rally America y rodara sus Gymkhanas con el mismo vehículos. Con la base de un Fiesta RS WRC, los de Malcolm Wilson montaron un motor 2.0 Turbo que permitía llevar la potencia hasta los 600 CV, con un par de 900 Nm (brida de 45mm) y posteriormente transformarlo en un ‘apacible’ coche de rallyes de 350 CV, simplemente poniendo la brida del turbo a 34mm de diámetro.

El estadounidense obviamente lo ha puesto a la venta después de confirmarse su fichaje por Ford Performance como piloto oficial de los del óvalo en el Mundial de RallyCross y porque ya tiene recambio para rodar la siguiente edición de su famosa Gymkhana, la octava. Concretamente, se espera que siga luciendo su Mustang de más de 845 CV y el recién llegado Escort MK.II. Su precio es de 320.000 €, pero tiene un gran inconveniente: está al otro lado del charco.

5
FOTOS
VER TODASVER TODAS

También a la venta se encuentra el último Subaru Impreza WRX STi WRC con carrocería sedán, el mismo que en 2007 pilotaron Petter Solberg y Chris Atkinson en el Mundial de Rallyes. En concreto esta unidad fue utilizada por el noruego y tuvo el privilegio de ser conducida en una ocasión por Colin McRae en la exhibición en el Festival de la Velocidad de Goodwood, meses antes de fallecer en un accidente de helicóptero. Poco que decir del coche de la estrellas que no conozcáis.

Tiene un nuevo motor 2.0 Turbo con sólo 350 km, casi 350 CV de potencia (aunque está limitado a 300), tracción total y una gran inconveniente, el coche fue reconstruido y tiene el volante y los pedales situados a la derecha, posiblemente porque fue utilizado para competir en el potente Nacional Irlandés de asfalto. ¿La ventaja? Si tenéis 159.500 libras, o lo que al cambio son más de 200.000 € puede ser tuyo con toda su historia y el pasaporte en regla para demostrarlo…

Vía | Motorsport Auctions y Carscoops