CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Opinión

3 MIN

Max Verstappen no ve en Carlos Sainz un rival

Iván Fernández | 21 Mar 2016
carlos-sainz-max-verstappen-toro-rosso-temporada-2016-australia
carlos-sainz-max-verstappen-toro-rosso-temporada-2016-australia

Siempre me han gustado los pilotos irreverentes, con ambición, aquellos que no se conforman con nada y que siguen apretando hasta la última vuelta sin importarles a cuantos segundos está el piloto que le precede. Pero también reconozco que me gusta la justicia, nada de órdenes de equipo unilaterales, en un equipo todos tienen que ganar y perder alguna vez. Es por ello que no termino de entender las quejas de Verstappen en la primera carrera de la temporada y cuando anteriormente a Sainz le ha tocado las de perder en otras ocasiones. Por mucho que ahora Max diga que no le importan las órdenes de equipo.

Ha quedado patente durante este escaso año en la Fórmula 1, que el holandés tiene una gran facilidad para adelantar. Su imaginación y descaro lo hacen encontrar huecos que otros ni tan siquiera imaginan, pero su calidad y desparpajo a veces se ven perjudicados por el carácter de un piloto más cercano a los 30 años y con títulos mundiales a sus espaldas, que a lo que se supone que debería ser uno que acaba de alcanzar la mayoría de edad. Si se me permite la opinión, no estoy en contra de que se luche por posición entre compañeros de equipo. Con todas las de la ley y no exigiendo ordenes de equipo cuando sólo a ti te conviene y desoyéndolas cuando no es así.

Para ser honesto, no me importa. Normalmente yo debería estar kilómetros por delante. Se pudo ver claramente. Creo que debería haber estado cerca de Daniel Ricciardo con las paradas correctas y esas cosas. Terminar décimo es muy decepcionante. Eso no pasó [que Carlos le dejara pasar], aunque sabía que era mucho más rápido. No me preocupa no tener el ritmo, acabábamos de tener una mala parada en boxes y cuando sales te encuentra detrás. Para mí está bien, tengo todo bajo control. No siento la presión de Carlos, estoy centrado en los de delante, que son mis rivales.

Las últimas declaraciones de Verstappen me parecen una forma de intentar desequilibrar a Sainz, nada más que eso. Y es que parece que Jost ha enseñado muy bien a su hijo las otras habilidades que debe tener un piloto de carreras, esas que no se ven, las que se hacen frente a un micrófono o lejos del asfalto de los circuitos. Ahora debería ser Franz Tost el que recordara a Max que en otras ocasiones fue Carlos el damnificado por las más que habituales paradas erráticas del equipo Toro Rosso y que salirse del tiesto cuando te afecta a ti no es una buena forma de hacer 'grupo', como tampoco lo es estar utilizando los mentideros para dejar caer que el año que viene estarás en otro equipo, tal vez como medida de presión…

Ahora es el propio Tost el que tiene que tomar cartas en el asunto. Deben decidir entre dar libertad a sus pilotos para pelear en pista (aunque Verstappen diga que no es con Sainz su lucha), con todos los riesgos que eso supone, pero permitiendo que sus pilotos presenten sus candidaturas a promocionar hacía Red Bull, o que se piense en el Campeonato de Equipos y se imponga una clara estrategia de no agresión entre ambos.