El MINI de X-Raid sigue evolucionando a la espera de la decisión de la FIA

 |  @fernischumi  | 

Tras haber conseguido cuatro triunfos en la categoría de coches consecutivos, X-Raid veía como eran destronados por un buggy tracción trasera y como los hasta ahora imbatibles MINI All4 Racing (los mismos que tomaron el testigo de manos de los Volkswagen Race Touareg) tan sólo conseguían ganar tres etapas en el Dakar 2016, una edición en la que sobre el papel el recorrido seguía favoreciendo a los 4x4. Es por ello que los de Sven Quandt están esperando a la decisión de la FIA sobre las modificaciones en los reglamentos técnicos.

Según una entrevista concedida por Nani Roma a un medio italiano y publicada en su web oficial, será difícil que tanto el MINI como el Toyota den un gran paso adelante si no hay cambios en las normas ya que Peugeot ha realizado un gran trabajo explotando todas las áreas del actual reglamento y sacando todo el partido posible de una normativa que favorece a los 4x2. El de Folgueroles asegura que un aumento del diámetro de la brida, con el consiguiente aumento de potencia, no es la solución, por lo que habría que hacer hincapié en dar manga ancha en cuanto al recorrido de suspensiones en los tracción total, permitir ruedas más grandes y tal vez autorizar el inflado y desinflado de los neumáticos desde el interior.

Si no hay cambios reglamentarios, es difícil de mejorar para todos, incluso para Toyota. Tenemos un gran coche, muy fiable, pero estamos un poco perjudicados por las normas técnicas. Se sigue evolucionando el MINI a la espera de las reglas finales. Sin embargo, si cambian las normas sobre suspensiones, tendrás mucho trabajo por delante para adaptar la arquitectura del coche, por lo que el tiempo es escaso. Nuestro coche es pesado, uno de los objetivos es bajar lo máximo posible el peso y eso es en lo que nos estamos centrando. Entonces trabajaremos un poco más en la aerodinámica.

Recordemos que el MINI de X-Raid debutó en 2011 y tras un lustro compitiendo al máximo nivel ya se encuentra cerca del final de su vida competitiva, o al menos cerca de llegar al tope de su evolución. Posiblemente, gran parte de la decisión de la FIA condicione el nuevo contrato que negociarán entre Quandt y Nani Roma. Por el momento, el equipo germano ha decidido acelerar el desarrollo de su buggy en el caso de que algo se pueda torcer en las discusiones sobre estos cambios en el reglamento.

Lee a continuación: Kimi Räikkönen: "Todavía podemos alcanzar el título"