MENÚ
Diariomotor Competición
Fórmula E

4 MIN

Sébastien Buemi, campeón de Fórmula E en la carrera más sucia

buemi-campeon-formula-e-2016

Si no lo has visto no te creerás esta crónica. Sébastien Buemi se resarció de su derrota en Battersea Park el año pasado y conquistó el título de Fórmula E este domingo después de que él y Lucas di Grassi protagonizaran una de las carreras más locas y sucias jamás vistas a este nivel. Al final el campeonato de pilotos se decidió por la vuelta rápida que marcó el suizo, logrando también Renault e.dams repetir corona por equipos.

Buemi logró empatar en el liderato del campeonato de monoplazas eléctricos con Lucas di Grassi al lograr la pole position, por delante de su compañero Nicolas Prost y el brasileño. Pero el empate no le valía a Buemi al acumular Di Grassi mejores resultados a lo largo del año. Y en la salida se lio parda. Unos dirán que los e.dams frenaron antes de tiempo, otros que Lucas di Grassi no frenó... El caso es que éste terminó llevándose por delante a Buemi.

En ese momento tuvimos dos carreras distintas. Una a la que nadie prestó mucha atención y en la que se impuso Nicolas Prost de forma tan dominante como el sábado y otra esperpéntica entre los aspirantes al título. Lucas di Grassi llevó su maltrecho coche a boxes, mientras Sébastien Buemi se arrastró bajo Safety Car esperando que su equipo preparara su segundo coche para ir a por la vuelta rápida con reglajes extremos. Los dos puntos de la vuelta rápida iban a decidirlo todo.

Di Grassi cambió de coche y marcó un 1:26.0 para volver a boxes. Y a partir de ahí se dedicó a estorbar a Sébastien Buemi cada vez que pudo, a lo cual se sumó el Safety Car provocado por Robin Frijns y Loïc Duval. Buemi volvió a boxes y lo intentó de nuevo aprovechando que la pista quedaba limpia por los cambios de coche, pero se encontró con Ma Qing Hua delante, ante lo cual terminó de desesperarse y empezó a rajar por radio de su propio equipo.

Pero aún con tráfico y recibiendo "protección" de Nicolas Prost en pista marcó un 1:24.5 que parecía suficiente. Y aún así se llevó un enorme susto cuando en un intento a la desesperada Di Grassi se quedó a 51 milésimas de su tiempo. El brasileño se quejó de que había llegado a rodar en 1:24.3, pero lo hizo empleando el FanBoost durante esa vuelta, algo no permitido, por lo que optó por emplearlo justo antes de iniciar su vuelta crucial. Y marcó dos récords de parcial para terminar moriendo en la orilla del tercero. Sin batería, terminó viendo en boxes cómo Buemi volvía a rebajar su crono para así asegurarse la corona

En lo que respecta a la carrera “de verdad”, fue igualmente esperpéntica, pero para saberlo había que estar atento a ella y pocos lo estuvieron. Tras Prost quedó Daniel Abt, pero el tercer cajón del podio quedó decidido por sanciones al excederse en el consumo de energía permitido Vergne, Heidfeld y Da Costa. Por lo tanto tercero y cuarto fueron los pilotos de Dragon Racing, d'Ambrosio y Duval. Cerraron la zona de puntos Sarrazin, Senna, Vergne, Heidfeld, Piquet y Turvey.

En los anuarios quedará reflejado que Sébastien Buemi se proclamó campeón por dos puntos de ventaja sobre Lucas di Grassi, mientras que su compañero Nicolas Prost maquilló con dos triunfos en Londres su discreta temporada, acabando así tercero. Renault e.dams logró su segundo título con 49 puntos de renta sobre ABT Audi Sport.

Foto | FIA Fórmula E - LAT