Marco Wittmann permanece al frente del DTM tras Zandvoort

 |  @eloy_eg  | 

Ganaron Mercedes y Audi, pero BMW sigue mandando en las tres clasificaciones (pilotos, marcas y equipos) del DTM 2016 después de la cita del certamen alemán en el trazado neerlandés de Zandvoort. Las victorias en las dos carreras del fin de semana fueron para Robert Wickens y Jamie Green, mientras que en lo que respecta a los intereses españoles lo más notable fue ver a Dani Juncadella sumar por fin sus primeros puntos del año en la jornada del sábado.

La pole para la primera carrera la obtuvo Robert Wickens al endosar una décima al líder del campeonato, Marco Wittmann, y a sus compañeros en Mercedes Wickens y Vietoris. Audi quedó algo más retrasada con sólo tres coches entre los diez primeros y ello motivó que aumentaran los lastres de sus rivales de cara a la carrera. Dani Juncadella sufrió un problema de dirección pero pese a todo alcanzó el 13º puesto, mientras que Miguel Molina fue originalmente 18º y tomó la salida 23º tras una sanción por reiteración de infracciones.

La carrera del sábado no tuvo gran historia, tal y como nos viene acostumbrando este año y queda reflejado por el poco interés del campeonato en mostrar lo que ocurrió en el vídeo resumen que os adjuntamos más abajo. Wickens no falló en la salida, donde se produjeron toques que dejaron KO a Maximilian Götz y Adrien Tambay, y se impuso por delante Wittmann, Vietoris y Paffett (que cambiaron posiciones para intentar superar al BMW, sin éxito). Hubo también follón con las sanciones porque le impusieron un drive through a Mortara y Müller por no respetar una 'slow zone' tras una salida de pista de Farfus y posteriormente el campeonato tuvo que reconocer un fallo en el sistema de GPS. Dani Juncadella remontó para acabar octavo, por delante de otro que estrenaba su casillero, Esteban Ocon, mientras que Miguel Molina cruzó meta 18º.

De cara al domingo se produjo una novedad importante al tener que ser reemplazado Adrien Tambay por una lesión en una mano, siendo René Rast su sustituto. La lucha por la pole fue más apretada que el día anterior y los Audi se inmiscuyeron en la misma, logrando Jamie Green hacerse con ella por delante de Paffett, Vietoris, Mortara y Wickens. El líder del campeonato saldría séptimo, mientras que Molina fue 12º y Juncadella protagonizó un accidente a las primeras de cambio.

Paffett realizó una gran arrancada pero Green logró cerrarle la puerta para mantener la cabeza de carrera en la salida, mientras Wickens se colocaba tercero. La carrera fue más movida que la del sábado y se vieron más toques (Farfus solía estar envuelto) y adelantamientos, logrando Wickens superar pronto a Paffett, que opuso poca resistencia por el segundo puesto, y amenazando a Green antes de que se abriera la ventana de paradas en boxes.

Al abrirse ambos entraron sin que se produjeran cambios y de hecho lo que realmente definió las posiciones finales de carrera fueron un par de pinchazos sufridos a pocas vueltas del final por Robert Wickens y Christian Vietoris. Así Green se impuso por delante de Paffett, Mortara y Wittmann, que conservó así el liderato. Retrasar su parada como de costumbre y el tapón formado por Rast permitió a Müller y Ekström acabar quinto y séptimo, con Glock entre medias. Dani Juncadella fue 12º y Miguel Molina debió abandonar tras un toque con António Felix da Costa (que venía rebotado de otro toque previo con Ocon), a quien acusó de realizar un 'brake test'. Por cierto, merece mención especial el adelantamiento de Auer a Tomczyk por el exterior de Tarzan.

En la general del campeonato Marco Wittmann se queda con siete puntos de ventaja sobre Jamie Green y 17 sobre Edoardo Mortara: una vez más los de Audi siguen cerca el liderato pero sin alcanzarlo. Además BMW logra con su regularidad encabezar las clasificaciones de equipos y marcas antes de la visita anual del DTM al trazado ruso de Moscow Raceway.

Foto | BMW Motorsport

Lee a continuación: Alexey Lukyanuk lidera tras la primera etapa en Estonia