Cerrar CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónSearch Icon
WEC
Logo Icon

3 MIN

Lamborghini y BMW preparan un futuro en el Mundial de Resistencia

A la espera de que alguno de los fabricantes, protagonistas de eternos rumores, se decida a dar el gran salto y construir un LMP1, el Mundial de Resistencia mira hacia un horizonte con más marcas, en este caso dentro de su categoría de GT’s. No sólo BMW está estudiando este salto a corto-medio plazo, sino que otra firma histórica, con gran tradición deportiva, parece estar estudiando su entrada dentro del WEC.

En este caso estamos hablando de Lamborghini. Los de Sant’Agata Bolognese están estudiando la entrada en la clase GTE con un Huracán oficial después de sus buenos resultados dentro de las Series Blancpain. Dallara se está encargando de dar los primeros pasos de un proyecto que tiene como objetivo tener al menos una unidad en el Mundial de Resistencia la temporada 2018. La prensa italiana apunta a que la próxima campaña estará dedicada exclusivamente al desarrollo y prueba del nuevo modelo que entrará en confrontación directa con los actuales ‘cocos’ del campeonato (Ferrari, Porsche, Aston Martin y Ford).

Junto a los italianos, BMW también está más cerca de dar un paso intermedio. En este caso se espera que haya un GTE sobre la base del nuevo M6 (que se espera que llegue el próximo año) en 2019 y equipado con un nuevo motor que desarrollará unos 600 CV de potencia y que posiblemente no mantenga el esquema V8 de 4,4 litros que lleva actualmente el modelo bávaro, particularmente porque se espera que la nueva normativa limite los motores de la clase GT a motores turbo de cuatro litros a partir de 2019 tal y como informa Auto Motor und Sport.

Si bien BMW no planea abandonar el DTM a corto plazo, lo cierto es que la firma de las hélices plante una reestructuración deportiva agresiva en los próximos años. El proyecto de un LMP1 está por el momento congelado, apuntando AMuS que se estaría hablando de un presupuesto de 500 millones de € para poner en marcha la construcción de un prototipo propulsado por pila de combustible. Se tendrá que esperar, al menos por el momento para ver a BMW con un LMP1, aunque se han vuelto a dar fechas. En 2021 se espera que ACO y FIA hayan integrado esta tecnología en los protagonistas de Le Mans, e incluso se espera que en 2020 ya se podría incluso ver un ‘Garaje 56’ en este sentido. Los datos de la prensa alemana apuntan a que ya habría 60 empleados trabajando en este tipo de sistemas.