CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Opinión

4 MIN

Y Marco Wittmann reabrió el debate: nivel de pilotos DTM vs F1

Sergio Martínez | 19 Oct 2016
marco-wittmann-dtm-2016
marco-wittmann-dtm-2016

Es un tema recurrente y que nunca acabará. Todos los campeonatos, o por ser más específicos, los aficionados más fanáticos de dichos campeonatos así como algunos de sus miembros, tienden a comparar sus pilotos con los que se supone que son el máximo exponente del automovilismo de competición, la Formula 1. Por supuesto, rara vez la Formula 1 sale ganadora.

El último en sumarse a tal discusión ha sido Marco Wittmann, reciente doble campeón del DTM, quien aseguraba en declaraciones recogidas por Motorsport.com que creía que el nivel de pilotos del DTM es más alto que en la Formula 1, mención especial a los pilotos de pago. No deja de ser una opinión como tampoco deja de ser un comentario realizado con mucha intención. Es un tema complejo, con alto grado de subjetividad y que además puede ser abordado por diferentes frentes.

Si hay algo cierto en todo esto, es que la totalidad de la alineación del DTM está compuesta por pilotos de fábrica, pilotos profesionales que no gastan un euro y que obtienen una compensación económica por realizar su trabajo, como debe ser. Pero precisamente el DTM es el máximo exponente de que no todo es el talento (que en mayor o menor medida es innegociable), pues el trabajo en equipo y la imagen de marca adoptan un papel fundamental a la hora de elegir al piloto, amén de los intereses comerciales derivados de la nacionalidad del sujeto.

Aunque hay distintos perfiles dentro de los pilotos de fábrica, prolifera mucho el coger a jóvenes talentos y presentarles una oferta que rara vez puede rechazar. Centrándonos en Wittmann, comenzó a competir en Karting en 2001 para saltar en 2007 a la Formula BMW sin más ayudas que las becas simples que el ADAC suele proporcionar a pilotos alemanes. Y así hasta 2011 donde tras tres temporadas y tras dos subcampeonatos por detrás de Roberto Merhi y Edoardo Mortara, Wittmann recibía la oferta de BMW. Wittmann tiene un gran talento y posibilidades de llegar a la F1, pero como digo, pocos pueden rechazar el cobrar por su trabajo empeñados en perseguir un sueño difícilmente realizable, y menos tras 10 años de fuertes desembolsos económicos.

marco-wittmann-toro-rosso Marco-Wittmann-Toro-Rosso

Esto desafortunadamente suele acabar con la espinita clavada por ese sueño de la infancia que nunca se llega a cumplir y que a veces acaba en comentarios que podría ser atribuidos perfectamente a una exnovia despechada. El propio Marco recibió como premio a su primer título un test sobre un Toro Rosso, lo que él mismo calificó como un sueño hecho realidad. Y digo esto, porque con los pelos de la burra en la mano, el nivel actual de la Formula 1 es simplemente impresionante. Hay a quien no le gusta la alineación de Sauber, quien piensa que Gutiérrez no ha hecho méritos para estar ahí o que Palmer sobra, pero tampoco el DTM está libre de pecado, donde no diré nombres para no iniciar una batalla campal en los comentarios (y no, no estaba pensando en los españoles precisamente). Aunque afortunadamente la tendencia ha cambiado en las últimas temporadas, el campeonato alemán también tiene sus muertos en el armario con nombres como Vitaly Petrov o unos moribundos David Coulthard y Ralf Schumacher haciendo no se sabe muy bien el qué sobre la pista, sin olvidar el paso de chicas como Susie Wolff o Katherine Legge, y por encima de todos, mi favorito, Cheng Congfu.

Es cierto que me estoy yendo al pasado, y que si me fuera aún más encontraríamos nombres más dantescos así como es verdad que el DTM actual cuenta con una alineación de pilotos estelar, como también ocurre en el mundial de resistencia o mismamente en la recién comenzada temporada de Formula E. Pero precisamente la Formula 1 cuenta actualmente con un nivel de parrilla impresionante con muy poquitos pilotos desentonando, por lo que podemos afirmar que el comentario de Wittmann no llega desde luego en el mejor momento. Y creo firmemente que más de la mitad de la actual parrilla de F1 encontraría acomodo en el DTM sin apenas esfuerzo y con las fabricas encantadas de la vida. Al contrario, me cuesta imaginarlo.

Para terminar, y más dirigido a aficionados, nos iría mejor si nos centráramos en disfrutar de lo que tenemos delante en lugar de intentar demostrar al mundo que nuestra elección es mejor que la de los demás. Echo de menos los días en que estas discusiones se centraban básicamente en que el peor piloto de F1 ganaría en Indycar con el codo apoyado en la ventanilla.

Y vosotros... ¿Qué pensáis?

Fuente | Motorsport.com

Foto | Red Bull Content Pool, Toro Rosso