CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula 1

2 MIN

Adiós a las unidades de potencia 1.6 turbo híbridas a partir de 2021

Iván Fernández | 1 Abr 2017
toro-ross-gp-australia-2017
toro-ross-gp-australia-2017

Ha pasado un día, pero al fin se han publicado algunas de las propuestas que se pusieron sobre la mesa durante la reunión mantenida ayer en París entre la FIA, Liberty Media, los actuales fabricantes de propulsores de la Fórmula 1 y representantes de otras marcas/preparadores. Y más o menos todo fue en la dirección que se preveía: se quieren motores más baratos y con mayor sonoridad a partir de 2021, año en el que empezará el nuevo ciclo reglamentario.

Precisamente esas eran algunas de las ideas que habían propuesto hombres como Christian Horner o Toto Wolff durante las últimas semanas, una vez conocido que se iba a realizar dicha reunión en la capital gala a la que además de Ferrari, Renault, Honda y Mercedes-Benz, también acudieron miembros del Grupo VAG y Alfa Romeo tal y como ha informado Autosport. La propia FIA ha publicado que se ha llegado a un acuerdo por el que 2020 será el último año de los actuales motores V6 Turbo de 1.6 litros híbridos.

Esta primera reunión sólo ha servido para sentar las primeras bases y elegir hacia dónde se dirige la Fórmula 1, las discusiones sobre los detalles de las unidades de potencia a utilizar a partir de 2021 se extenderán durante los próximos meses, incluso años. A pesar de que la FIA reconoce estar muy satisfecha con los logros conseguidos con los actuales motores, especialmente en lo relacionado al desarrollo de la tecnología, la reducción del consumo con potencias que se acercan a los 1.000 CV de potencia y la eficiencia térmica, que en el caso de Mercedes-Benz, roza ya el 50%, creen necesario un cambio en el futuro a medio plazo.

Esto pasa por cuatro puntos importantes según la Federación. Los nuevos motores deben mantener a la Fórmula 1 como el pináculo tecnológico del automovilismo y seguir usándolo como laboratorio para tecnología que después se utilizará en los coches de producción, motores más simples y menos costosos de desarrollar y producir, mejorar el sonido y permitir por último que los pilotos puedan atacar al máximo en todo momento.