Aston Martin cancela sus planes de construir un motor para la Fórmula 1

 |  @X3Humberto  | 

Tras enterarse de que las reglas para la próxima generación de propulsores, pautadas para entrar en vigencia a partir del 2021, tendrán como base la tecnología híbrida, desde Aston Martin anunciaron que han desistido en su idea de diseñar y construir un motor para la Fórmula 1. Según explicó Andy Palmer, CEO de Aston Martin, el plan era concebir un motor más simple y económico, pero la FIA decidió proseguir con el desarrollo de las unidades híbridas sin límite en el presupuesto. Además, Red Bull Racing se ha unido a Honda, situación que cierra la puerta a Aston Martin en cuanto a establecer una sociedad técnica.

Al parecer, el acuerdo entre la FIA y Liberty Media para seguir con los propulsores híbridos ha provocado que algunos de los interesados en entrar a la Fórmula 1, que estuvieron en las reuniones previas a la decisión, desestimen sus planes de ingreso porque no están dispuestos a invertir la cantidad de recursos que Mercedes, Ferrari, Renault y Honda han realizado. Incluso se cree que desde el Grupo VAG también se han desencantado con las nuevas reglas, aunque cuenten con un avanzado programa de motores híbridos aplicados a la competición.

Palmer agregó que Aston Martin seguirá como patrocinador principal de Red Bull Racing ya que les ha resultado muy rentable a nivel comercial, situación que estima no cambiará a pesar de que Honda sea el nuevo proveedor de motores. Confían plenamente en que la escudería se va a mantener en la zona superior de la parrilla con sus nuevos socios.

Cuando parecía que las regulaciones iban a cambiar, vimos la posibilidad de desarrollar nuestro propio motor, pero entonces se decidió continuar con el motor actual, así que cancelamos nuestros planes. Inicialmente, la propuesta presentada era tener un tope de presupuesto para la inversión, también tener un motor simplificado, lo que se refería al turbo y al sistema de recuperación de energía, donde se concentra la mayor parte del trabajo de desarrollo. Desde el momento en que el presupuesto máximo se eliminó, entonces decidimos que ya no era viable para nosotros.

Vía | Nextgen Auto

Lee a continuación: Todavía Max Verstappen desconoce cuál será su labor de servicio comunitario

Max Emilian Verstappen es uno de los pilotos más mediáticos de la Fórmula 1 actual. Hijo del ex piloto Jos Verstappen, ha protagonizado el ascenso más meteórico de la década, pasando de karts a Fórmula 1 en tan solo un año y medio ...

  • emjpshyco

    Lo de Aston Martin y los motores de F1 no llega ni a gatillazo. Ni ellos se lo han creído en ningún momento, cuando no son capaces ni de motorizar sus coches de calle.

    • Kmp787

      Como todos intuíamos se tiraron un farol como una catedral.

      • M.A.

        Se tiraron a la piscina sin agua…

        • Slim Charles

          Los ingleses ciertamente saben de eso.

  • M.A.

    Se puede decir, mal que parezca algo exagerado, que “el mal ya está hecho”.
    La F1 se ha decidido por la hibridación, no es de recibo que diera un “paso atras” regulando por unos motores, “más sencillos” sin hibrido.
    Con unos gobiernos sobre todo en Europa poniendo fecha de caducidad a los motores a hidrocarburo, y unos fabricantes que se lo están tomando en serio para aceptar el reto, no es normal que la F1 decidiera abandonar este camino, que aunque sea testimonial (poco de lo que desarrollen en competición tendrá uso en la calle), si al menos “marca tendencia”.
    Digo que el mal esta hecho porque aunque aceptemos que es el camino a seguir, no hay muchas marcas decididas a explorarlo. No al menos al uso de como se hacian los motores de competición hasta hace pocos años, como alarde de tecnología, un poco en vanguardia de la de calle, pero con soluciones para nada de motores de calle.
    Quizá un camino a explorar para la competición serían los “Stock-Block”. No solo para la F1, también para WEC y otras disciplinas. Donde se desarrollen motores adaptados a la exigencia de la competición pero derivados de motores de serie.
    Donde SI probaría un fabricante que sabe “hacer motores- reales-“. No verdaderas “bombas tecnológicas”, alardos de tecnología con nada que ver con la producción.
    Un poco volver a los origenes de la competición.
    No dar pasos atrás, pero darlos hacia adelante “con conocimiento”. Con “savoir-faire”.
    ¿Puede ser la solución????