ESPACIOS
COMPETICIÓN
Cerrar CERRAR
Competición

4 MIN

Malcolm Wilson reconoce el incierto futuro de M-Sport sin Sébastien Ogier

Malcolm Wilson ya sabe que en 2019 no contará con su estrella de las dos últimas temporadas. El británico pudo disfrutar a finales del año pasado del fruto de dos décadas de esfuerzo, dos décadas en las que persiguió el sueño de conseguir el título de pilotos, algo que parecía prácticamente imposible en esta nueva era de M-Sport como constructor sin respaldo 100% oficial. El campeonato conseguido por Sébastien Ogier y Julien Ingrassia en Gales hace un año le demostró al británico que no se había equivocado, que todo ese esfuerzo, empeño y riesgo se había traducido en un título intercontinental.

Ahora, un año después y tras haber movido cielo y tierra para poder retener a su estrella, Wilson acepta que la próxima campaña deberá empezar de nuevo. Si bien es cierto que Teemu Suninen ya ha sido confirmado como piloto a tiempo completo para 2019, los rumores comienzan a remover el mercado en lo que respecta al equipo de Cumbria, llegando incluso a relacionar a los pilotos de las islas, Kris Meeke y Craig Breen con la posibilidad de tener un Ford Fiesta WRC para la próxima campaña, a la espera de conocer qué pasará con un Elfyn Evans que ha estado lejos del desarrollo como piloto que se esperaba después de su victoria como local el año pasado en el RAC.

Sin embargo, el encontrar nuevos pilotos no es la única preocupación para Wilson. Tal y como reconocía en una entrevista al medio francés AUTOHebdo, es perfectamente consciente de que “solo hay un Sébastien, un Ott y un Thierry”, apuntando precisamente a la situación de Citroën, sin un claro jefe de filas durante este año y admitiendo que “ya hemos estado en esta situación”. La necesidad no resuelta de que Ford llegara al equipo con apoyo de fábrica más allá de la actual situación de colaboración técnica y patrocinio económico, terminó desembocando en la marcha de Ogier hacia Citroën en 2019, a pesar de ello, Wilson reconoce no arrepentirse de lo hecho durante los últimos años.

Obviamente, hubiéramos querido conservarlo, y le hubiera gustado quedarse, lo había mencionado públicamente. Desafortunadamente, no hemos estado en condiciones de lograr eso. Debo pensar ante todo en mi empresa y en las personas que empleo. Entonces, estoy contento de que él esté en un buen equipo y estoy realmente contento con lo que hicimos juntos. No creo que nadie esperara que un equipo privado ganara el campeonato el año pasado. Y todavía estamos en la carrera este año. Si hay alguien que pueda ganar este año, es Sébastien. Le daremos todo lo que podamos para intentar mantener su título. Me entristece verlo ir, pero lo comprendo por completo, y estoy seguro de que seguiremos siendo amigos durante mucho tiempo.

¿Y ahora qué? En el comunicado de despedida de M-Sport a Sébastien Ogier, Mark Rushbrook apuntaba que el apoyo de Ford Performance a M-Sport continuaría a pesar de la marcha de Sébastien Ogier del equipo. Malcolm espera que así sea, sin embargo, sigue dependiendo de la llegada de nuevos patrocinadores, especialmente con la marcha de Red Bull previsiblemente hacia Citroën Racing junto a la pareja pentacampeona. De nuevo le tocará al británico hacer malabarismos con los libros de cuentas y en los despachos para sacar al equipo adelante.

En este momento no puedo decir nada sobre nuestro futuro. Desde una perspectiva comercial, tuvimos dos años muy difíciles. Tenemos que trabajar muy duro de nuevo para convencer a alguien. Pero así es en todas partes. En la Fórmula 1, no hay grandes patrocinadores, como debería ser. Esa es una tendencia general en el automovilismo. Ahora nos enfocamos en darle a Sébastien todo lo que necesitamos en las últimas tres carreras de la Copa Mundial. Entonces veremos. Necesitas los recursos para mantener a un equipo de WRC. Y al final, se trata de mi equipo y mi empresa .

Vía | Rallye-Magazin y AUTOHebdo (Edición impresa)

Dame tu opinión sobre este artículo

Ni fu, ni fa
Me ha gustado
¡Muy bueno!

Iván Fernández

Cargando...