Martin Truex Jr. gana en Richmond a pesar de sufrir un trompo y paradas perjudiciales

 | 

Las prisas del playoff no suelen ser buenas consejeras en NASCAR pero la larga longitud de las carreras de stock car suele ayudar a ver distintos tipos de acción y de paciencia. Richmond es un short track con posibilidades que no depende de líneas más fijas como sus hermanos de Bristol y Martinsville y los Toyota de Joe Gibbs Racing aprovecharon la amplitud para liderar un triplete, consolidándose como el equipo a batir por delante de los múltiples Ford. Martin Truex Jr. se impuso por segundo semana consecutiva a pesar de un golpe de Ricky Stenhouse Jr. y rebasó a sus compañeros Kyle Busch y Denny Hamlin en el último stint.

Brad Keselowski partió bien desde la pole position y se marchó de Kevin Harvick y Chase Elliott, todos ellos superados más tarde por tres de los Toyota. Truex Jr. adelantó con paciencia a Hamlin y Kyle Busch y se fueron juntos a por el líder Keselowski, al que cazaron en 50 vueltas. Harvick y Elliott cayeron poco a poco ante el trío de Camrys, con mayor ritmo desde el comienzo y de nuevo en posición ventajista respecto a la multitud de Ford. David Ragan estuvo a punto de llevarse por delante a William Byron, que hizo una maniobra eficaz para evitar la colisión pero no pudo salir de la poco preciada zona baja de la que arrancó.

Truex procedió a adelantar y distanciarse de Keselowski y llegó a tener un hueco de seis segundos respecto al Penske, tapón de los otros dos integrantes de Gibbs. Kyle Busch se hartó de estar entre doblados y superó a Keselowski entre filas dobles, recortando varios segundos del dominio de Truex hasta el final del primer segmento. Se impuso Truex a Kyle Busch, Keselowski, Hamlin y Harvick en dicha primera parte, dónde Ryan Blaney se dejó doblar por Truex en la última curva para ser el lucky dog y evitar que Alex Bowman recuperase la vuelta del líder; Kurt Busch y Aric Almirola se quedaron a las puertas del top 10 con ritmos descendientes en tandas largas.

Bowman chocó con Austin Dillon y le empotró hacia Byron en la resalida. El piloto de Childress no esperó y pegó de inmediato a Bowman, que se cruzó en medio de la pista y provocó que NASCAR sacase la caution a pesar de la baja velocidad del incidente. Ambos pilotos de Hendrick quedarían doblados al reparar daños y se vieron a forzados a remontar sin prisa pero sin pausa entre coches lentos. Erik Jones ascendió con la ayuda de una buena parada y pasó de décimo a quinto, dejando por el camino a otros componentes del playoff como Keselowski, Elliott y Clint Bowyer.

Elliott y Bowyer fueron dos de las víctimas del constante Ryan Newman, sorpresa del playoff, que les rebasó sin dificultades de camino a una meritoria séptima plaza de  importantes puntos. Bowman intentó evitar ser doblado por los líderes y se peleó con Darrell Wallace Jr. sin poder evitar perder dos vueltas con Kyle Busch. El #18 llegó a doblar a un discreto Joey Logano y se limitó a contener a sus compañeros para ganar el segundo segmento, incluyendo un ataque feroz de Truex cuando ambos doblaban a Ragan. Kyle Busch, Truex, Hamlin y Jones formaron el cuarteto de Gibbs, llevándose Keselowski el quinto lugar frente a Harvick y un rápido Newman.

Logano, Byron y Bowman perdieron muchas opciones al estar enterrados a dos giros de los Toyota de cabeza. Keselowski y Newman se colaron a Jones en la resalida y el de Roush se iba alejando en puntos de la pelea eliminatoria, a la que se asomaban peligrosamente Byron y Bowman. Jones atacó a Newman por el quinto puesto cuando Reed Sorenson se fue al muro con un pinchazo y posterior incendio. Keselowski adelantó a los Gibbs en boxes y Jimmie Johnson se pasó su pit stall, forzado a entrar de nuevo y perder múltiples posiciones, las mismas que se dejó Almirola al exceder el límite de velocidad en el pit lane.

Keselowski cerró un par de ataques de Truex en la resalida y Newman aprovechó la mejor línea exterior para situarse segundo después de resalir quinto. Ni Kyle Busch ni Truex pudieron contener inicialmente a Newman pero acabaron dejándole atrás, como también hicieron Hamlin y Jones en el grupo de Toyotas. Volvió a alcanzar Truex a Keselowski y como al principio de carrera le superó sin dificultades de camino a un liderato que no tardó en amenazar Kyle Busch. Ricky Stenhouse Jr. y Kurt Busch abrieron la ventana de paradas en bandera verde, dónde Almirola añadió a su mal día una pasada de frenada que le costó tiempo.

Stenhouse se emocionó en exceso con gomas nuevas y entró muy fuerte en la curva 3, llevándose por delante al líder Truex. La consiguiente caution enterró las opciones de aquellos que habían entrado pero le fue bien a un Truex que solo perdió posición con sus compañeros Kyle Busch y Hamlin, nuevo dúo en lucha por el liderato. Busch, Hamlin y Truex regresaron a las vías de velocidad para volver a escaparse de Keselowski, a su vez resistente frente a Newman y Jones. Un sólido Kyle Larson fue constantemente el mejor Chevrolet y se mantuvo delante de Harvick y Bowyer, yendo Logano 12º después de desdoblarse y realizar distintos ajustes a su Ford.

Hamlin perdió un par de segundos con Kyle Busch y se dedicó a mantener a raya a Truex hasta que el #19 usó bien el exterior para volver a ponerse segundo a falta de 44 vueltas para el final. La gestión de los doblados era crucial y Truex arañó tiempo entre coches de Rick Ware, Front Row y demás pilotos de la zona trasera para recortar el segundo y medio de ventaja del menor de los Busch y pasarle a falta de 26 giros. El coche de Truex se mostró más hábil en el momento de la verdad para gestionar el interior y el exterior a su gusto, hecho que le permitió fugarse de su compañero.

Tal fue el dominio de Truex en la parte final que acabó adquiriendo dos segundos sobre Kyle Busch bajo la bandera a cuadros, completando Hamlin y Jones la noche redonda de Gibbs hasta que el #20 fue descalificado por no pasar la inspección post-carrera. Keselowski, Newman, Larson, Harvick y Bowyer ocuparon un top 10 que cerraron Daniel Suárez y Johnson. Logano finalizó 12º en una noche difícil bien resuelta, Elliott (14º) se perdió con Wallace y Matt DiBenedetto y Almirola (17º), Blaney (18º) y Kurt Busch (19º) se dejaron unos puntos importantes. Bowman (24º) y Byron (25º) no pudieron remontar su golpe inicial y se asoman al peligro a falta del cierre de la primera ronda de playoff en el conflictivo Roval de Charlotte.

Lee a continuación: Richard Childress Racing dejó en libertad a Daniel Hemric