CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Otros rallyes

5 MIN

Mattias Ekström se anota una incontestable victoria en la cita española del World RX

Iván Fernández | 2 Abr 2017
press_2017_01_SPA_EKSTROM_(202)
press_2017_01_SPA_EKSTROM_(202)

El Mundial de RallyCross comenzaba por primera vez en su corta historia con la prueba española dando el pistoletazo de salida a la temporada. Lo hacía con unas condiciones meteorológicas muy duras durante el sábado y con los Volkswagen Polo GTI y los Audi S1 EKS RX demostrando un nivel muy alto, además de un gran inicio para los Ford Fiesta Supercar del equipo austriaco, especialmente el de la unidad en manos de Timo Scheider. El World RX 2017 iniciaba con dominio de Mattias Ekström, sin duda, el piloto más regular del fin de semana.

La lluvia del sábado complicó mucho la situación. La pista catalana, que ya se encontraba muy verde y resbaladiza en algunas zonas, perdió todo el agarre y convirtió las dos primeras clasificatorias en carreras de supervivencia tal y como se pudo comprobar desde el primer momento. Uno de los principales damnificados era Andreas Bakkerud, el cual en Q2 se iba contra el muro después de un toque a tres bandas entre el piloto de Ford, Mattias Ekström y Petter Solberg en la que sin duda fue la carrera más accidentada del fin de semana.

El piloto noruego terminaría último dicha manga, e incluso llegaba a temer sobre su continuidad en carrera. Sin embargo, el equipo Ford Performance conseguía reparar a tiempo el Focus RS RX después de trabajar toda la noche y conseguía estar listo para disputar la Q3. Baby Blue salvaba la papeleta y conseguiría clasificarse junto a Ken Block, algo que no conseguiría Sébastien Loeb después de un trompo y los problemas de transmisión que le lastraban en la primera carrera del domingo.

El alsaciano conseguiría ganar su manga en Q4, pero no era suficiente, cayendo en 14º lugar por sólo dos puntos respecto a Jean-Baptiste Dubourg el cual marcaba el corte de la docena de pilotos clasificados para las dos carreras que daban acceso a la gran final. Otros pilotos como Janis Baumanis o Kevin Eriksson tampoco superaban el trámite, mientras que Timo Scheider, que aquí debutaba al volante del Ford Fiesta Supercar de Max Pucher, conseguía la primera posición en la clasificación personal, por delante del otro bicampeón del DTM presente en el Mundial de RallyCross, el vigente campeón del World RX, Mattias Ekström.

El buen inicio de temporada realizado por los Volkswagen Polo GTI del PSRX, los evolucionados Audi S1 EKS RX o los continuistas Ford Focus RS RX, contrastaba con el mal inicio para los Peugeot 208 WRX con especificaciones 2017. Sólo con Timmy Hansen clasificado, Kevin escoltaba a su hermano desde la distancia con una unidad del año pasado. Precisamente en un fin de semana en el que Loeb había demostrado mejorar uno de los puntos débiles de la pasada temporada: la agresividad en las salidas.

Las carreras de las semifinales se definían rápidamente, siendo la primera semifinal la más movida al tener que remontar Petter Solberg para poder clasificarse. El noruego lo lograba tras superar a Ken Block con una entrada a la Joker Lap muy temprana. Fuera de carrera quedaba rápidamente Kevin Hansen, el cual se iba fuera tras un toque con Ken Block en la frenada del curvón, mientras que Topi Heikkinen seguía un camino parecido al tener un toque antes del salto, lance del que el finlandés no podría salir al quedarse parado su Audi S1 EKS RX. Kristoffersson pasaba a la gran final como primero, mientras que Scheider encontraba su hueco en la segunda línea de parrilla.

En cuanto a la segunda semifinal, Ekström, Bakkerud y Hansen presentaban un ritmo muy superior al que podían presentar Guy Wilks, Dubourg y el propio Nitiss, el cual quedaba encerrado por su mala posición de salida. Para la gran final se presentaba un interesante duelo entre el vigente Campeón, Mattias Ekström y Johan Kristoffersson, sin embargo, el nuevo compañero de equipo de Petter Solberg se quedaba clavado al ponerse el semáforo en verde, algo que también afectaba a Solberg que debía realizar una maniobra evasiva para esquivarle.

Ekström se quedaba sólo al frente y con vía libre para imponer el brillante ritmo que ha demostrado durante todo el fin de semana. Aun así, Timo Scheider no le dejaría distanciarse, impidiendo al sueco que pudiera relajarse hasta ver la bandera a cuadros a pesar de no verse seriamente amenazado en ningún momento. Tercero terminaba Andreas Bakkerud, el cual completaba la remontada después del fuerte accidente sufrido durante el día de ayer.

Cuarto Petter Solberg, al que le perjudicaba su mala posición de salida y el parón de Kristoffersson, mientras que quinto terminaba Hansen, maquillando un fin de semana en el que Peugeot no ha sido la más rápida a pesar de estrenar un 208 WRX completamente renovado. Habrá que esperar a otros circuitos menos de Stop&Go para juzgar su rendimiento.

Clasificación final del World RX - Barcelona:

PosPilotoTiempoChamp. puntos
1.Mattias EKSTRÖM04:32.2608
2.Timo SCHEIDER04:32.6225
3.Andreas BAKKERUD04:34.1284
4.Petter SOLBERG04:34.8853
5.Timmy HANSEN04:35.5112
6.Johan KRISTOFFERSSON04:36.2361