Nicolas Lapierre suena para el tercer Toyota en Le Mans 2017

 |  @eloy_eg  | 

Después de dos años de placentero castigo en LMP2, donde ha tenido la oportunidad de ganar con dos equipos distintos las 24 Horas de Le Mans y alzarse con el título de la categoría en 2016, Nicolas Lapierre está cerca de volver a la categoría reina del mundo de la resistencia de la mano de Toyota. Según publica la revista gala AUTOhebdo en su último número, Lapierre es actualmente el máximo favorito para acompañar a Stéphane Sarrazin y Ryo Hirakawa.

Hasta ahora el único piloto confirmado para ese tercer coche de la casa japonesa en las 24 Horas de Le Mans es Sarrazin, pero todo el mundo espera que junto a él esté el protegido de Toyota, Hirakawa, y la tercera vacante ha sido el objeto de numerosas especulaciones durante los últimos meses. Sin embargo, si nos creemos a pies juntillas lo publicado por AUTOhebdo, en Colonia parecen haber optado por un hombre que ya conoce la casa. Además ha seguido vinculado a Oreca todo este tiempo, siendo la empresa gala la que se encarga de poner en pista los TS050 japoneses.

Lapierre fue piloto de Toyota durante las tres primeras temporadas del proyecto LMP1 y cayó en desgracia en 2014, cuando cometió dos errores de pilotaje bajo la lluvia: uno en Le Mans, que a toro paso se puede decir que le costó la victoria en La Sarthe a Toyota, y otro en Austin. Se le daría así una ocasión de redimirse y demostrar al volante de un TS050 que esos errores son cosa del pasado.

Via | AUTOhebdo (edición impresa)
Foto | Michelin - DPPI

Lee a continuación: Bernie Ecclestone vuelve a recomendar mantener el bono a Ferrari

  • Ferran Pistola

    Siempre se ha dicho que no sabemos todo lo que paso ahí. Veremos si tiene otra oportunidad el bueno de Nico.

  • 1Up

    Una historia de amor y odio.....pero las reconciliaciones son más sabrosas...yum yum.

  • Basauri

    Ojalá sea cierto. Me parece un grandísimo piloto. Culpar a un piloto por arriesgar en lluvia, para compensar el hecho de correr con un coche algo inferior, no tiene mucho sentido.