Oficial: Fernando Alonso no competirá la próxima temporada con Toyota en el WEC

 |  @fernischumi  | 

Se había dilatado mucho la confirmación. Hace ya semanas que Toyota GAZOO Racing desveló sus planes deportivos para este año 2019 y, entre ellos, figuraba la continuidad una temporada más en el Mundial de Resistencia. Muy pronto se preguntó si Fernando Alonso estaría incluido dentro de estos planes, sin embargo, no se obtuvo respuesta alguna. Tras los primeros rumores que apuntaban a una posible llegada de Brendon Hartley a la estructura con sede en Colonia (incluso ya formando parte del equipo en las próximas 24 Horas de Le Mans dentro del papel de piloto reserva), era hoy, 1 de mayo, el día elegido para anunciar que el bicampeón del Mundo de Fórmula 1 no seguirá con la estructura en el WEC de 2019-20.

Corría el 30 de enero de 2018 cuando Fernando Alonso y Toyota GAZOO Racing hacían oficial posiblemente uno de los secretos peores guardados. El piloto, que había podido probar el Toyota TS050 Hybrid LMP1 durante los test en el circuito de Bahréin a finales de 2017, confirmaba su intención de combinar la que a la postre iba a ser su última temporada en la Fórmula 1 con McLaren con algunas citas del WEC y su asalto a las 24 Horas de Le Mans.

Lo que comenzó siendo un programa parcial se convirtió finalmente en toda la supertemporada del Mundial de Resistencia, comenzando por las 6 Horas de Spa-Francorchamps y terminando más de un año después en una nueva edición de las 24 Horas de Le Mans. Muchos antes, el 17 de junio de 2018, Alonso se convertía junto a Kazuki Nakajima y Sébastien Buemi en ganadores de la gran carrera de la disciplina. El champán con sabor a sidra corría en el Circuito de La Sarthe, en una gran fiesta en la que Toyota era la otra gran protagonista. Había roto la maldición de Le Mans.

Tras ellos llegó la exclusión de las 6 Horas de Silverstone, en la que hubiera significado la tercera victoria consecutiva para el trío del prototipo nipón #8. Pechito López, Kamui Kobayashi y Mike Conway tiraron de orgullo y vencieron en las dos citas asiáticas, despertándose cierta polémica especialmente en Shanghái, bajo el aguacero y con la estrategia de parada en boxes que hizo que hasta en dos ocasiones se esfumara la contundente ventaja que tenían sobre la unidad #7.

Habría que esperar hasta la llegada del WEC a Estados Unidos para volver a ver ganar al trío líder del campeonato. Lo hicieron de forma contundente, en las 1.000 Millas de Sebring, asestando un golpe prácticamente definitivo a la batalla fratricida que ha animado ligeramente esta temporada la categoría LMP1. A falta de dos citas para el final, la primera de ellas este mismo fin de semana en la pista de las Ardenas, Toyota y Fernando Alonso anuncian que no seguirán a tiempo completo juntos.

Aunque este fin de semana puede ayudar a que Toyota GAZOO Racing se convierta de nuevo en Campeona del Mundo de Resistencia, la cabeza del asturiano está en parte en el reto que le espera dentro de tres semanas, las 500 Millas de Indianápolis, antes de volver a centrarse en el WEC con el objetivo único de poder ganar dos veces las 24 Horas de Le Mans en una misma temporada, así como la de sumar a sus dos campeonatos del Mundo de Fórmula 1, el entorchado de Campeón del Mundo de Resistencia.

Seguramente los caminos no se separarán completamente. A la vuelta de la esquina hay un objetivo común, conseguir que un Campeón de Fórmula 1 gane el Rally Dakar, en este caso después de que Toyota ya se haya quitado la presión de conseguir una victoria que llevaban persiguiendo durante años. ¿La confirmación? Esperemos que no se demore muchas semanas… Por su parte, el equipo ha confirmado que Brendon Hartley es el nuevo fichaje, aunque no ha especificado cuál será su primera carrera.

Lee a continuación: Sin cerrarse a nada: Ott Tänak estudiará en las próximas semanas su opciones de futuro

Sería faltar a la realidad definir a Fernando Alonso Díaz como un simple piloto de Fórmula 1. El asturiano marcó un antes y un después en la historia del automovilismo español con su irrupción en el Mundial de F1 ...

  • Ferran Pistola

    Se veía venir, una vez logrado el objetivo; a otra cosa. Sobretodo cuando en el WEC sno hay nadie ahora mismo.
    En algunos medios dicen que se va del WEC pero no de Toyota Gazoo. Yo sigo sin verlo en el Dakar, pero al final...
    Una pena, porque LeMans y la resistencia en general me encantan, más que la F1; y sin marcas en LMP1, veremos que expectación tiene el campeonato. Le Mans se que va a sobrevivir, con o sin campeonato.

    • Slim Charles

      Hace ni 4 años se hablaba de si el WEC (como ya le ha pasado a otros campeonatos o al propio mundial de resistencia) iba a poder llegar al nivel de la F1 con el tiempo. Y aún estando en horas tan bajas, los coches discutiblemente más tecnológicos del mundo siguen siendo los LMP1H.

      Quién sabe que hubiese pasado si a los alemanes no les hubiese dado por juguetear con el software. Aunque no parecía muy alentador tener a 4 chinos viendo las carreras cuando se estaba resolviendo el campeonato.

      • Ferran Pistola

        Estoy de acuerdo. La época Audi - Toyota - Porsche fue gloriosa. Coches super avanzados tecnológicamente. Montecemolo diciendo que había que copiar al WEC proponiendo un "brainstorming".
        Pero ese subidón lo estamos pagando ahora. Los privados desaparecieron ante la imposibilidad de hacer algo contra las marcas; y cuando las marcas se han ido; pues eso...
        Yo no les culpo, vivimos 7 años bestiales (2012 a 2018) que no hubiesemos tenido de no apostar por la hibridación "salvaje", ahora toca reinventarse. Y espero que acierten.

        • Edgecrusher

          Y no hay que olvidarse de Nissan que si bien duraron solo un año y fue un fiasco, llegaron con una propuesta totalmente opuesta al resto, para mi ese año, con las 4 marcas involucradas fue el mejor... claro que fue solo un espejismo.

          • Slim Charles

            Para mí fue mejor 2016 o 2014. 2015 realmente solo tuvo 2 coches compitiendo por las victorias antes de LeMans (y Spa sigo sin explicarme como gano Audi) y después fue el mayor rodillo que ha visto el WEC por parte de una marca.

            Sí que es verdad que puede que fuese el año más mediático del campeonato: 4 marcas, Nissan haciendo todo el ruido posible (pocas nueces) y un piloto de F1 ganando.

  • Nico

    Alonso debe ser muy consciente de que su paseo triunfal por el WEC en horas bajas no le ha representado realmente un desafío, más allá de tener que adaptarse a la conducción de resistencia. El WEC le necesitó como compensación de cara al hecho de que las marcas alemanas dejaban la categoría reina, y le ajustaron todo a su medida. Volverá a ganar Le Mans, no hay duda de ello. Ya ha logrado sus objetivos con creces, solo falta el cetro del mundial.

    Además, seguir compitiendo en una categoría cuyo futuro es incierto no tiene sentido. Los cambios de reglamento siempre alteran el status-quo, y si a Toyota no les conviene seguir pues se irán. Aunque si él quisera seguir no le costaría un duro encontrar hueco en un equipo competitivo.

  • M.A.

    Estaba claro. La relación estaba agotada. No se podía sacar nada más por ambas partes. No era un "amor para toda la vida" (hay gente que odia comprometerse) sino que ha sido un "romance de verano".
    Solo podía ir a peor. Mejor acabar a tiempo ahora que estamos arriba.
    No se si Alonso ha pensado algo de esto, pero era algo que se veia venir. Lo que necesitaba de Toyota ya lo ha obtenido.
    A pesar de su profesionalidad, y a pesar de que no se cansa de decir que disfruta conduciendo y de poder estar un año más en este super-equipo, él prefiere irse...
    Cada cual que tenga su opinión. Yo tengo la mía.

    • Jacobo87

      El tinglado del racer de Pura cepa se cae por su propio peso. Como siempre, ha buscado FA su mayor gloria, ganar un WEC sin competencia y sumar su victoria Le Mans... Sigue Fernando buscando ganar en F1 corriendo en otra disciplina.

      Muy explicativo para todo aquel que se pregunte por qué Fernando no ha tenido siempre las puertas abiertas acordes a su talento.

      Y dando carnaza de la buena a sus periodistas de cabecera.

  • angeluam

    Lo trajeron como imán publicitario y el aceptó para ganar Le Mans, los dos ya tienen lo que quieren y normal se separan.
    Ahora que sigue para Alonso, no duda que quiera volver a la F1 ahora que McLaren está mejor que cuando el corría ahi, si quiere ganar Indy o el Dakar se va a tener que dedicar de tiempo completo a dichas categorías. En Indy es muy difícil que la gane solo corriendo una vez a la año y con un equipo que necesita ayuda técnica de Carlin, equipo que lo único rescatable que tiene es O'ward. El Dakar ni se diga hay que ser muy ingenuo o tonto para creer que puede ganar la carrera más difícil del mundo solo haciendo test y no corriendo en bajas y rally de la Dakar Series. Ni Loeb, Sainz o Depress que son especialistas en la tierra ganaron a la primera, de hecho solo Carlos ha ganado de los tres. Si Alonso quiere el Dakar le costará muchos años de su carrera.