comscore
MENÚ
Diariomotor
Prototipos

3 MIN

Audi RS6 GTO: turbofans e inspiración ochentera, ¿qué más se puede pedir?

Audi Rs6 Gto P

El coche que tenéis en vuestras pantallas es el sueño húmedo de muchos petrolheads. Sed francos, ¿a quién no le gusta un Audi RS6 Avant de 600 CV, con llantas turbofan y grafismos inspirados en el Audi 90 Quattro IMSA GTO de finales de los ochenta? El que diga que no, no merece ser llamado petrolhead. El Audi RS6 GTO Concept es un coche creado por un equipo de aprendices de Audi, en su fábrica de Neckarsulm. Y es que han creado un coche que activa el sentido arácnido de todos los aficionados a los coches especiales, y a los nostálgicos de las carreras. Nos maravilla.

El coche ha sido creado por aprendices como proyecto propio, por tanto, no es un coche que esté en los planes de producción de Audi - cercanos o futuros. Es una verdadera pena, pero sus modificaciones no están fuera del alcance de los preparadores de primera línea - que estarán encantados de construir coches así bajo demanda. Antes de analizarlo, hablemos de su inspiración histórica: el Audi 90 Quattro IMSA GTO. Era un coche de competición que corrió en las IMSA GTO Series - carreras en circuito, con prototipos de altos vuelos - a finales de los años ochenta.

13
FOTOS
VER TODASVER TODAS

El Audi 90 Quattro IMSA GTO es uno de los Audi de competición más icónicos de todos los tiempos.

En la categoría GTO competían máquinas con potencias superiores a los 700 CV y chasis dedicados, sin apenas enlace con los coches de calle. El Audi 90 Quattro IMSA GTO fue el primer coche de las IMSA GT Series en emplear tracción total, arrasando con la competencia en la pista. Su sistema de tracción total era una evolución del usado por el Audi Sport Quattro S1, que había también arrasado en Pikes Peak con Walter Röhrl a sus mandos. Su motor 2.2 turbo de cinco cilindros desarrollaba la friolera de 720 CV, transmitidos a las cuatro ruedas del coche.

Era un coche absurdamente ensanchado, con enormes llantas turbofan - con tapacubos aerodinámicos diseñados para extraer el calor generado por los frenos - y un escape lateral digno de un camión. Además, los colores de Audi Sport en los IMSA GTO han calado hondo en el ideario popular petrolhead. El Audi RS6 GTO Concept replica el esquema de colores del Audi 90, con tonos grises, rojos y negros, con grafismos muy modernos. Su frontal tiene una calandra parcialmente ocluida y un paragolpes aún más agresivo. Su splitter delantero es simplemente salvaje.

Desgraciadamente, no hay plan alguno para producirlo en serie.

Las enormes llantas están acompañadas por esos turbofan, que incrementan la anchura del coche y nos llevan directamente a los años ochenta. Olvidaos de circular con ellas por la calle, pero hay que reconocer, que son espectaculares. Otro guiño al clásico son los escapes laterales ovalados. El alerón trasero es de mayores dimensiones y está pintado en color rojo, tal y como lo era en el coche de competición. El interior ha sido completamente destripado: se han instalado dos baquets Recaro de fibra de carbono y una enorme jaula antivuelco de color blanco.

Una red protege a los ocupantes de las plazas delanteras - las únicas habilitadas - y lo poco que podemos ver del salpicadero son varios botones en el lugar donde estarían los portabebidas. No hay dato alguno sobre modificaciones mecánicas: entendemos que sigue montando el mismo 4.0 V8 biturbo de 600 CV del resto de Audi RS6 Avant.

Es un gran homenaje a un clásico de la competición.