comscore
MENÚ
Diariomotor
SUV

2 MIN

Land Rover se echa atrás y cancela la fabricación del Range Rover SV Coupé

range_rover_sv_coupe_p

No habrá Range Rover SV Coupé. Sin previo aviso JaguarLand Rover y su división Special Vehicle Operations han cancelado todos los planes para fabricar el que iba a ser uno de sus proyectos estrella. El Range Rover SV Coupé no será fabricado y todo parece estar motivado por los problemas económicos que está sufriendo el grupo JLR. Hablamos de un movimiento sin precedentes, un golpe de timón que soprende además dadas las intenciones de JLR para convertir este exclusivo SUV coupé en un serio rival de Bentley Bentayga y Rolls-Royce Cullinan.

El proyecto más caro y exclusivo de Jaguar Land Rover es cancelado sin previo aviso y razón aparente

Hace apenas un año que Land Rover nos sorprendía presentando el Range Rover SV Coupé, un proyecto con el que SVO pretendía desafiar a Rolls-Royce y Bentley creando el SUV más lujoso y exclusivo del momento, con solo 999 unidades y una carrocería coupé inspirada en los grandes GT. Se trataba de un proyecto sumamente ambicioso, complejo al tratarse de una fabricación completamente artesanal, pero de gran potencial según habían demostrado las numerosas reservas realizadas.

14
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Para hacernos idea de las aspiraciones de Land Rover con el proyecto Range Rover SV Coupé, este enorme SUV de lujo incluso hizo oficial un precio de 333.100 euros. Con la confirmación de precio y producción limitada para solo 999 unidades se daba por abierto el plazo de reservas, pero finalmente Land Rover ha decidido cancelar todo el proyecto tal y como adelanta Carbuzz.

Fuentes de Land Rover explican que ya se han puesto en contacto con los clientes interesados en el Range Rover SV Coupé para informarles de la cancelación de su fabricación. Del mismo modo se confirma que otros proyectos de SVO como el Jaguar F-Pace SVR siguen adelante, añadiendo que los recursos del grupo se van a centrar en la electrificación y lanzamiento de nuevos modelos, lo que es un claro síntoma del profundo plan de reestructuración que está sufriendo Jaguar Land Rover de cara a mitigar sus pérdidas y establecer una nueva estrategia de producto.