El Ford Mustang Fastback de Revology es uno de los mejores restomod del momento

 |  @sergioalvarez88  | 

Los restomods son proyectos de modernización de coches clásicos, normalmente buscando mejorar sus prestaciones o fiabilidad, pero manteniendo el aspecto y sabor de un coche entrado en años. En Diariomotor os hemos enseñado excelentes restomods, como el XJ6 de Jaguar Classic o los Porsche 911 de Singer Vehicle Design. La industria de los restomod nació en Estados Unidos, y es del otro lado del charco de donde nos llega el apasionante Ford Mustang Fastback de Revology. Un clásico del año 1968, agraciado con la tecnología de los Ford Mustang más modernos. Ven a conocerlo con nosotros.

En primer lugar, al César lo que es del César: el coche tiene una pinta sensacional. Y es gracias a un fuerte respeto al coche original, en este caso pintado en color Highland Green – el mismo que tenía el Mustang de Bullitt. Los cambios estéticos son sutiles: pilotos LED integrados en las tulipas originales, tiradores de puerta con iluminación de cortesía y unas colas de escape firmadas por Borla. A ello le tenemos que sumar unas preciosas llantas inspiradas en el diseño original del Mustang, pero con 17 pulgadas de diámetro. Un profano no lo distinguiría de un Ford Mustang clásico.

Las ventanillas y asientos son eléctricos. La dirección es asistida y el coche equipa un sistema de servofreno.

En su interior sí hay cambios, y no pocos. Para empezar, el coche tiene nuevos asientos deportivos, forrados en cuero suministrado por el mismo proveedor de cuero que Ferrari. El mismo cuero lo podemos encontrar recubriendo el volante, salpicadero, consola central, paneles de puertas… ¡e incluso los bordes de las alfombrillas! También encontramos nuevos recubrimientos de madera de nogal. Aunque el interior sigue reteniendo un aspecto vintage, el coche disfruta de acceso sin llave, arranque por botón, iluminación LED interior y un equipo de infotainment Pioneer con pantalla TFT de siete pulgadas.

A nivel técnico, este Mustang prescinde de antiguos motores carburados, reemplazándolos por un 5.0 V8 Coyote, el actual motor V8 de los Ford Mustang. Un moderno propulsor que en este coche desarrolla 460 CV si se asocia a un cambio manual de seis relaciones – 435 CV si lo encargamos asociado a una caja de cambios automática de seis relaciones. Gracias a una suspensión independiente delantera el coche mejora su comportamiento dinámico, reteniendo el eje rígido trasero que siempre lo ha caracterizado. El equipo de frenado y la dirección también han sido modernizados en concordancia.

El precio de estas transformaciones arranca en algo más de 155.000 euros.

De hecho, Revology ofrece un paquete Performance Brake con frenos de aún mayor calibre, orientado al uso en circuito del coche. Esta unidad en concreto ha sido encargada por un cliente japonés, pero Revology exporta a todo el mundo – siempre que tu cartera sea lo suficientemente profunda. Bajo estas líneas tenéis un vídeo en el que podéis ver este coche en movimiento. Todo un placer para vuestros ojos y oídos.

Fuente: Carscoops
En Diariomotor:

Lee a continuación: Una vuelta de lado al Nürburgring con un Ford Mustang de 900 CV: la versión extendida en vídeo

El Ford Mustang 2018 representa el renacer del icono cinematográfico americano como producto global. Desde su lanzamiento en Europa en 2015 ha sido un éxito y ahora con la renovación esperan mejorar todavía más las cifras.

Ver todos los comentarios 0

El Ford Mustang 2018 representa el renacer del icono cinematográfico americano como producto global. Desde su lanzamiento en Europa en 2015 ha sido un éxito y ahora con la renovación esperan mejorar todavía más las cifras.