Icona Ferrari: la nueva y rentable forma de fabricar coches deportivos

 |  @ClaveroD  | 

Una nueva etapa comienza en Ferrari, una nueva visión que responde al nombre de Icona cuyo máximo objetivo es fabricar más coches, con un nivel más alto de exclusividad y con un beneficio por unidad mucho mayor al que reportan el resto de coches de la gama del cavallino. De aquí a 2022 Ferrari plantea una nueva forma de fabricar y vender coches, explotando su experiencia con la división Special Projects y ofreciendo a sus clientes un futuro donde serán habituales las ediciones limitadas como el nuevo Ferrari Monza.

Ferrari apuesta por crea más ediciones limitadas, coches capaces de ofrecer más rentabilidad sin perder un ápice de exclusividad

El nuevo CEO de Ferrari Louis Camilleri presentó el pasado 17 de Septiembre ante sus inversores y mejores clientes el nuevo plan de la firma para multiplicar sus beneficios de aquí a 2022. El plan de Ferrari es incrementar el beneficio que reportan sus coches, aún más queremos decir, pero al mismo tiempo pretenden mantener la exclusividad del fabricante. Aunque el nuevo objetivo de la marca pasa por alcanzar las 10.000 unidades anuales, esa búsqueda sobre la máxima exclusividad no sólo pretende eliminar cualquier posible modelo de acceso, sino que apuesta por impulsar una nueva forma de crear coches apoyándose en las ediciones especiales.

El verdadero objetivo de Ferrari está en alcanzar los 2.000 millones de euros de beneficio para 2022 y para ello han creado el programa Icona Ferrari. Aunque la división Special Projects es su departamento más rentable, los tiempos de desarrollo y fabricación impiden que este modelo de negocio crezca mucho más. Así, Ferrari ha ideado un nueva categoría a medio camino entre la gama “convencional” y la división Special Projects. Esta nueva divisón arranca con los nuevos Monza SP1 y SP2 y pretende repetir cada cierto tiempo esta fórmula, llevando al mercado una edición limitada de un coche completamente nuevo basado en el chasis y grupo motopropulsor de un modelo que esté a la venta.

La nueva gama Icona pretende firmar el 5% de las futuras ventas anuales, situándose por encima de las series especiales derivadas de los modelos de calle como el Ferrari 488 Pista. Estas series especiales, aunque menos exclusivas, buscarán alcanzar un mismo 5% del total de la producción. El restante 90% de las ventas se dividirán en un 40% para los modelos GT (Portofino y GTC4Lusso) y un 50% para los modelos Sport (488 GTB/Spider y 812 Superfast).

Esta nueva gama dentro de la oferta de Ferrari se moverá en producciones de entre 200 y 500 unidades por modelo, con precios de tarifa por encima del millón de euros y siempre siendo ofertados a los mejores clientes de la marca tal y como ya sucedía con los coches más especiales como el Ferrari LaFerrari Spider o el Ferrari F12tdf. Ferrari no ha comunicado que ritmo de producción y lanzamientos pretende alcanzar con esta nueva gama Icona, sin embargo todo apunta al lanzamiento de al menos 1 o 2 modelos por año, con claras inspiraciones en un modelo histórico de la marca y apostando por diseños claramente diferenciados con respecto al resto de modelos a la venta tal y como ha demostrado el nuevo Ferrari Monza.

Ver todos los comentarios 0