CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
SUV

3 MIN

¿Y si McLaren tampoco pudiera resistirse a los SUV?

Elena Sanz Bartolomé | 29 Ago 2022
Prueba Mclaren Gt 5
Prueba Mclaren Gt 5

Desde el pasado mes de julio, soplan vientos de cambio en Woking. Fue entonces cuando Michael Leiters tomó las riendas de McLaren y, ahora, casi dos meses después de ese momento ha desvelado los caminos que la marca británica podría recorrer bajo su dirección. Agarraos porque vienen curvas: McLaren podría no resistir a la imperante moda de los SUV.

Antes de analizar las declaraciones que el nuevo CEO ha hecho en una entrevista concedida a Autocar, conviene conocer un par de datos de su pasado profesional. Michael Leiters fue uno de los líderes del proyecto que dio vida al Porsche Cayenne y, después, se convirtió en Director de Tecnología en Ferrari. Una posición desde la que supervisó el desarrollo del Ferrari Purosangue, el primer SUV de Maranello que conoceremos este mismo año.

“Desarrollé un SUV en Ferrari y desarrollé un SUV en Porsche. Me encantan los SUV y creo que es un mercado realmente importante, que sigue creciendo. Es muy atractivo como segmento”. No parece descabellado pensar, a tenor de los hechos y las declaraciones, que, con Michael Leiters, McLaren podría ser fácilmente el próximo fabricante premium en unirse a la moda imperante en el mundo del motor.

En discusión

Según el citado medio, los planes para concebir un SUV en Woking arrancaron el pasado mes de junio: antes de la llegada de Michael Leiters. De ser así, su fichaje fue un movimiento inteligente. El nuevo CEO de McLaren insiste en dos puntos: el primer de ellos es que la idea de crear un todocamino está siendo discutida ya que la marca también está abierta a otras ideas y modelos en lugar de (o además de) un SUV. Así que, de momento, no hay nada firme.

El segundo es que, en caso de que la idea reciba luz verde, no se hará por él: “Lo que tenemos que entender en McLaren es: ¿cómo podemos encontrar un producto que esté en línea con nuestro ADN? Llegado el momento, no deberíamos hacer un SUV clásico”.

Cabe recordar, por otro lado, que McLaren ya ha coqueteado con el mundo de los SUV: presentó uno eléctrico especialmente diseñado para la Extreme E, aunque eso no necesariamente adelantaría cómo se vería un futuro modelo de producción.

El éxito del resto

Si McLaren se tira de cabeza a la piscina de los SUV podría hacerlo motivado por los éxitos de ventas cosechados por varios de sus rivales: algunos de estos vehículos venden (mucho) más que los modelos de acceso e, incluso, que los más icónicos.

Lamborghini, Porsche y Aston Martin han demostrado que los SUV pueden ser tan buen negocio como para ser responsables de la mayor parte de sus ganancias. El Lamborghini Urus, por ejemplo, representa casi dos tercios de las ventas anuales de la marca. En 2021, Porsche vendió más que en cualquier otro momento de sus 91 años de historia: más de la mitad de las 300.000 unidades que pusieron en la calle correspondían al Porsche Cayenne y al Porsche Macan mientras que del Porsche 911 se vendieron 38.464 ejemplares. Y el Aston Martin DBX ha supuesto la mitad de todas las ventas globales de la marca en el mismo período.