Suena paradójico, pero habrá Mercedes-AMG autónomos… ¡para hacerte mejor piloto!

 |  @Dieguti_  | 

La conducción autónoma se acabará implantando y eso de girar el volante, acelerar pisando un pedal o cambiar de marcha quedará relegado a viejas máquinas de tiempos pasados, quizá mejores. Siento ser tan directo pero es la realidad y hacia donde nos dirigimos. Mientras que esta tecnología nos puede facilitar mucho la vida del día a día yendo de un punto A a un punto B, creo que a ninguno de los que nos gusta conducir le gustaría ver que incluso los deportivos acaban siendo autónomos. Mercedes-AMG ya tiene la tecnología, pero tranquilos: quiere aplicarla de forma muy distinta.

Seamos honestos: aunque nos encante conducir, hacerlo durante centenares de kilómetros en una aburrida autovía no es la mejor forma de aprovechar nuestra vida

La tecnología de conducción autónoma conseguirá, con el paso de los años, que el tráfico sea más eficiente y seguro que nunca. Aunque para ver un parque automovilístico mayoritariamente autónomo aún queda mucho, cada vez son más las marcas que ya tienen esta tecnología en sus modelos. Tesla es la puntera en este aspecto con su avanzado Autopilot, gracias al cual sus Model S y Model X son capaces de circular sin intervención del conductor. Otra de las marcas cuya tecnología autónoma es de las más avanzadas es Mercedes-Benz, cuyos Clase S y Clase E pueden equipar sistemas que les permiten una conducción semi-autónoma. Lo cierto es que poder viajar en un E 220 d que es capaz de circular por sí mismo mientras tú trabajas desde el ordenador portátil es una idea atractiva. Seamos honestos: aunque nos encante conducir, hacerlo durante centenares de kilómetros en una aburrida autovía no es la mejor forma de aprovechar nuestra vida.

¿Un Mercedes-AMG E 63 S autónomo? Sólo si es para ‘volar’ en los circuitos

Convertir en autónomo un coche de más de 600 CV destinado a ofrecer sensaciones intensas al conductor puede parecer poco menos que un sacrilegio. Sin embargo, el jefe de AMG, Tobias Moers, ve a los vehículos autónomos como una oportunidad muy interesante.

Tobias Moers quiere que la tecnología autónoma sirva en los AMG para que sean capaces de dar una vuelta a un circuito por sí mismos tan rápido como un piloto profesional

El nuevo Mercedes-AMG E 63 S puede equipar actualmente, como el resto de la gama de la Clase E, la tecnología suficiente para hacerlo semi-autónomo. Como sus frugales hermanos con la mitad de cilindros, el E 63 S podría convertirse en completamente autónomo en un futuro no muy lejano. Sin embargo, esta no parece la mejor forma de aprovechar el V8 biturbo de 4.0 litros y 612 CV que gruñe bajo el capó del Clase E más potente de la historia.

En las manos adecuadas, el nuevo E 63 S, que tiene tracción en las cuatro ruedas, es capaz de dar vuelta al Nordschleife en menos de 7 minutos y 50 segundos. Y es en este sentido donde apunta AMG: a medida que Daimler desarrolle la tecnología, dice Moers que los modelos AMG ofrecerán experiencias de conducción autónoma más sofisticadas… Para proporcionar a los clientes “una clase magistral en el arte de conducir”.

Lejos de querer vender coches autónomos a gente a la que no le interesa conducir, Tobias Moers quiere que esta tecnología se utilice en los AMG para que sean capaces de dar una vuelta a un circuito por sí mismos tan rápido como un piloto profesional. Combinado con tecnologías de realidad aumentada que muestren los puntos óptimos de frenada y aceleración y las líneas de trazada ideales, la idea es convertir a los propietarios de modelos AMG en mejores pilotos.

Según Moers, “los coches autónomos democratizarán el motorsport“. El directivo quiere que los propietarios de AMG puedan cambiar sus coches a un modo autónomo y tener así un entrenador virtual como Bernd Schneider -piloto de pruebas de AMG y pentacampeón del DTM, entre otras cosas- en tiempo real mientras conducen. El software del vehículo iría reduciendo progresivamente la asistencia a la conducción, cediendo cada vez más responsabilidad al conductor y favoreciendo un mejor tiempo en cada vuelta. Sin duda, una aplicación interesante que aún tardaremos un tiempo en ver pero que cambia la forma de entender el coche autónomo.

Fuente: MotorTrend

En Diariomotor:

Lee a continuación: Enseñar a un coche a aparcar es demasiado sencillo, por eso este Audi Q2 es capaz de aprender él solo a conducir (vídeo)

  • X 2.0

    Modos drift en carrocerías state, conducción autónoma en deportivos, diseños de pandereta, remates y colas de escape de risapena…. esta marca está cayendo de culo y cuesta abajo. Nunca imaginé que iba a decir esto.

  • Elvis Cabrera Pinilla

    Menudo futuro de mierda tiene la automocion.

  • AndresR52

    Oh Dios… ¿Por qué?