comscore
MENÚ
Diariomotor
Mercedes

4 MIN

Mercedes renueva su Clase C para mantener el pulso con Audi y BMW

mercedes_clase_c_2018_03

Con más de 415.000 unidades vendidas en todo el mundo el año pasado, el sedán de Mercedes-Benz es sin duda su producto estrella, con una gama en la que también hay sitio para un coupé, para un descapotable, y para un familiar. El Mercedes Clase C se renueva, y lo hace, obviamente, mirando a sus rivales de Audi y BMW. El Mercedes Clase C llega al ecuador de su ciclo comercial con el objetivo de aproximarse mucho más, al menos a nivel tecnológico, a sus hermanos mayores. Pero también con la necesidad imperiosa de demostrarnos que su calidad puede estar a la altura de productos como el Mercedes Clase E y el Mercedes Clase S.

Pocas novedades estéticas para el Mercedes Clase C

De puertas para fuera, el Mercedes Clase C no cambiará demasiado. Tampoco esperábamos otra cosa en una actualización como esta, tres años después de que se produjera su relevo generacional, ni encajaría con la política de Mercedes-Benz. Sí se aprecian, de un primer vistazo, cambios en detalles de las defensas, la parrilla, o los faros, que ahora contará con tecnología MULTIBEAM LED con tecnología ULTRA RANGE para la iluminación de largo alcance. Cada faro cuenta con 84 proyectores LED individuales.

En la gama de acabados se introducirán los tonos plata metalizada Mojave, y verde metalizado Esmeralda.

Pocos cambios exteriores en un Mercedes Clase C que se actualiza en el ecuador de su vida comercial

6
FOTOS
VER TODASVER TODAS

En la oferta de equipamiento y acabados del Mercedes Clase C, nos encontraremos con una línea AMG Line con un diseño de parrilla de serie de tipo diamantado cromado. Pero también estará disponible con los acabados Exclusive y Avantgard.

El interior del Mercedes Clase C

Si tuviéramos que decir que aspecto debería mejorarse sobre todo con respecto al antiguo Mercedes Clase C, diríamos que ese sería el de los acabados y los ajustes. Esperaríamos de esta actualización mejores ajustes y acabados, no ya nobles, sino de cierta calidad, desde las líneas más bajas. Mercedes-Benz asegura que ese ha sido uno de los aspectos que han mejorado, y así será si se renuncian a algunos revestimientos en negro piano de serie, para apostar por el acabado de madera negro que estaba presente opcionalmente hasta ahora, y que así podría ser según deja caer la nota de prensa oficial.

Más equipamiento y tecnologías del Mercedes Clase S

El nuevo Mercedes Clase C contará de serie con acceso y arranque sin llave KEYLESS-GO. También recibirá la instrumentación completamente digital, con una pantalla de 12,3 pulgadas, aunque esta será opcional y no basada en un sistema de dos pantallas pegadas una a la otra, como sucede en Clase E y Clase S, o incluso en el nuevo Mercedes Clase A. Para eso habrá que esperar a su relevo generacional. Para el sistema de entretenimiento podrá optarse por una pantalla de hasta 10,25 pulgadas, con algunas funciones controladas desde botones táctiles en el volante.

Entre otras tecnologías, el Mercedes Clase C también recibe ayudas a la conducción de sus hermanos mayores, como el sistema de conducción semi-autónoma, con cámara y radares capaces de controlar la carretera en una distancia de hasta 500 metros.

Sus rivales: BMW Serie 3 y Audi A4

La alternativa BMW: El BMW Serie 3 es el producto que más tiempo lleva en los concesionarios, y el primero que tendrá que asistir a su relevo generacional próximamente. En España está disponible a partir de 34.300 euros, con motor de gasolina de 136 CV de potencia.

La alternativa Audi: El Audi A4, por su parte, fue el último en renovarse de los tres, y está disponible desde 34.100€ con motor de gasolina 1.4 TFSI de 150 CV de potencia.

Hasta ahora, el Mercedes Clase C ha estado disponible desde los 36.450 euros del C 180, con motor de gasolina de 156 CV de potencia. Y no esperamos que estos precios cambien demasiado.

Más imágenes del nuevo Mercedes Clase C 2018: