CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Youtube Diariomotor

6 MIN

Renault Arkana 2021, prueba en vídeo: un SUV "coupé" bonito y asequible

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 25 Mar 2021
Renault Arkana Portada Prueba
Renault Arkana Portada Prueba

Mi compañero David G. Artés ha viajado a Madrid para probar el nuevo Renault Arkana. El Renault Arkana 2021 es un SUV compacto de aspecto coupé, basado sobre la plataforma del Renault Captur. Es 34 centímetros más largo, pero comparte con el B-SUV su habitáculo, motorizaciones y tecnología. Sus bazas son un diseño muy atractivo y una gran relación calidad-precio, ya que arranca en sólamente 25.750 euros. Vamos a analizarlo en vídeo - y con todo lujo de detalles - para saber si Renault tiene un nuevo caballo ganador en sus filas.

A día de hoy, los SUV de aspecto coupé - el concepto SUV y coupé es técnicamente incompatible - son un segmento muy popular. Creado inicialmente por coches como el BMW X6 o el SsangYong Actyon, hoy en día, encontramos estas carrocerías de aspecto tan dinámico en coches como el Audi Q3 o el Mercedes GLC. Incluso algunos crossover como el KIA XCeed tratan de capitalizar esa combinación de aspecto deportivo y carrocería alta, tan de moda actualmente. El Renault Arkana juega al mismo juego, en un movimiento con mucha lógica por parte de Renault.

Mide 4,57 metros de longitud, pero por posicionamiento y rivales, es un SUV compacto.

Fotos del Renault Arkana

94
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Está construido sobre la plataforma CMF-B de Renault, compartida con los Renault Clio y Renault Captur, pero tiene muchos más lazos con este último que con el Clio. Renault la ha estirado hasta los 4,57 m de longitud para dar lugar a un vehículo más amplio que un Captur, con esa característica silueta coupé que le quita practicidad pero le añade dinamismo. El Arkana es incluso más largo que su hermano mayor, el Renault Kadjar. Además de su perfil de aspecto coupé, llama la atención su gran altura libre al suelo de 20 cm.

Una altura a la que no sacaremos mucho partido en un coche con tracción delantera y que sospechamos que está ahí únicamente por razones estéticas, para mantener unas proporciones armoniosas. En cualquier caso es un coche atractivo y distinto a todos sus rivales. En su interior es donde podemos ver claramente los lazos con el Captur. Su puesto de conducción es casi idéntico a nivel de ergonomía, materiales y tecnologías. Algo muy positivo, ya que el Renault Captur es uno de los mejores B-SUV en cuanto a empaque visual y calidad aparente.

Curiosamente, no puede llevar climatizador bizona. Este detalle es más propio de un segmento B.

Cuenta con una instrumentación digital de buena lectura y 10,2 pulgadas - que permite ver la navegación, además de ser relativamente personalizable - además de una pantalla de 9,3 pulgadas y orientación tipo retrato en la consola central. En cuanto a espacio, el problema no está en las plazas delanteras, si no en las traseras. Aunque el acceso es relativamente bueno y está poco penalizado por la caída del techo, es esa misma caída del techo la que penaliza el espacio para la cabeza para personas altas.

Ahora bien, una de cal y una de arena: el espacio para las rodillas es bueno, tiene un túnel central poco marcado y una plaza central relativamente bien aprovechable. Su maletero cubica 513 litros - una cifra más que correcta para un coche del segmento C - y tiene formas regulares, pero de nuevo, queda ligeramente penalizado a causa del diseño exterior del coche. Su caída de techo nos impide aprovechar el espacio de carga hasta el techo, que sí podríamos aprovechar en todocaminos compactos de diseño más cuadriculado.

Su caída de techo lo convierte en un coche algo menos práctico que un SUV convencional de diseño cuadriculado. Forma sobre función, pero sin excesos.

Al volante del Renault Arkana 2021

El Renault Arkana contará con 3 motorizaciones posibles, dos microhíbridas y una híbrida completa. Todas llevan etiqueta ECO y ninguna es diésel. Las versiones microhíbridas están basadas en el conocido 1.3 TCe de cuatro cilindros, en versiones de 140 CV y 160 CV. El híbrido completo, denominado E-Tech, alcanza los 145 CV combinados a partir de un motor 1.6 de 94 CV y dos motores eléctricos. La versión de lanzamiento será el 140 CV que probamos hoy, en junio saldrá la versión E-Tech y en octubre tendremos disponible la más prestacional de 160 CV.

Con un consumo medio de solo 4,9 l/100 km, la versión E-Tech se posiciona como una de las alternativas más interesantes. Al volante, el motor 1.3 TCe demuestra que tiene el carácter adecuado para mover al coche en un uso familiar, logrando buenas recuperaciones y aceleración. En cuanto al tacto de conducción puro y duro, encontramos una dirección precisa y de buen tacto, pero una dirección demasiado ligera y poco informativa. Esta dirección es ideal para una conducción tranquila, pero nos resta confianza y agilidad en una conducción rápida.

Por el momento, no está disponible con caja de cambios manual.

Y es una pena, porque el chasis del coche y el tarado de sus suspensiones están a un gran nivel dinámico. Por otra parte, el Renault Arkana presume de un aislamiento correcto y filtra adecuadamente los baches, aunque resulta ligeramente seco en obstáculos como badenes o juntas de dilatación. Como coche familiar, desde luego, cumple más que sobradamente. Hablemos de precios.

Precios del Renault Arkana y conclusiones: ¿es un buen SUV compacto?

Los precios del Renault Arkana parten desde los 25.745 euros. Como podéis ver en la tabla, la versión RS Line que estamos probando se iría hasta los 30.210 euros sin extras y la versión híbrida disponible a partir de junio supera los 31.500 euros en su acabado tope de gama, exenta del pago del Impuesto de Matriculación en España. Eso justifica que la diferencia entra ambas no sea muy abultada. La diferencia con un Renault Captur a igualdad de motor y acabado es de, aproximadamente, 1.500 euros - escasa para el cambio de coche que supone.

A igualdad de motor y equipamiento, es solo unos 1.500 euros más caro que un Renault Captur.

Echando un vistazo a sus rivales y buscando una silueta parecida a la del Arkana, encontramos coches como el Citroën C4, el CUPRA Formentor más básico o el Kia XCeed que mencionábamos al principio del vídeo. Todos ellos son coches más pequeños interiormente y el único que ofrece una mecánica microhíbrida es el Kia. El Arkana puede competir con otros SUV del segmento C, como un SEAT Ateca, un Ford Kuga, o un Nissan Qashqai, pero si buscas esta estética Coupé con esta capacidad interior y a este precio, podríamos decir que el Renault está prácticamente solo en su propio nicho.

Lo que más nos ha convencido es su estética, su amplitud y su equipamiento, que lo convierten en un auténtico familiar de prestaciones razonables y consumos ajustados. Nos parece un producto completo y redondo, por un precio apenas superior al del Renault Captur del que deriva. Lo que menos nos ha convencido, tal vez, es su tacto de conducción, que comparte con su hermano el Captur, aunque tratándose de un vehículo familiar tal vez no sea un elemento esencial en su compra.

Fotos del Renault Arkana

Vídeo destacado del Renault Arkana