comscore
CERRAR
MENÚ
Diariomotor
Tecnología

4 MIN

Si finalmente suben los impuestos al diésel, ¿sigue mereciendo la pena comprar un diésel?

Volkswagen Golf Gtd

Con la subida de 0,038 €/l del diésel aún en el aire después del anuncio de que el Gobierno daba marcha a atrás para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado, puede que estés indeciso si comprar un diésel, si esa subida puede afectar afectar a tu decisión o si te conviene elegir cualquier otra alternativas: gasolina convencional, mild-hybrid, híbrido convencional, híbrido enchufable... Te contamos a continuación en qué casos deberías seguir optando por un coche de gasóleo y si esa posible subida es un factor crucial.

Olvídate de la subida de la posible subida de impuestos

En primer lugar seamos prácticos, porque salvo que seas transportista o tu modo de vida implique realizar largos viajes, esa subida de impuestos no es tan acusada como para decidir la compra de un vehículo. A groso modo, supongamos que realizas 20.000 km anuales, con un coche diésel que consume 6,5 litros por cada 100 km recorridos, lo cual se traduce en 50 € extras al año: ¿de verdad 50 € son tan importantes en una compra de tal envergadura?

Así pues, la pregunta que debes hacerte no es si sigue mereciendo la pena comprar un diésel, sino si te merece la pena comprar un diésel teniendo en cuenta tu situación personal: kilómetros recorridos y dónde te mueves.

¿Cuándo es recomendable comprar un diésel?

220
FOTOS
VER TODASVER TODAS

De esta forma, y a día de hoy, teniendo en cuenta el amplio abanico de mecánicas disponibles, el avance los motores gasolina en pos de un menor consumo y la cada vez mayor red de puntos de recarga eléctricos, sólo es recomendable comprar un diésel si vas a realizar largos viajes por carretera de forma recurrente, ya que practicar una conducción urbana (sobre todo a bajas vueltas y con trayectos muy cortos), lo que provoca es una mayor riesgo de averías: depósitos de carbonilla, filtro de partículas obstruido o un fallo en la EGR.

Un diésel sólo es interesante si haces muchos kilómetros por carretera fuera de ciudad.

El siguiente punto que debes valorar es cuántos kilómetros recorres anualmente, cuál es el precio de compra de ambos vehículos y el de cada tipo de combustible, así como el consumo de ellos. Por lo general esa frontera se sitúa en unos 15 o 20 mil kilómetros, pero no te preocupes, te mostramos con un sencillo ejemplo como calcular ese punto de inflexión. Supongamos un SEAT León 1.0 TSI 110 CV Reference por 20.800 € y un SEAT León 2.0 TDI 115 CV Reference por 23.550 €, ambos con un consumo medio según el ciclo WLTP de 5,5 y 4,3 litros por cada 100 km recorridos, respectivamente. En cuanto al precio del combustible, podemos establecer 1,18 €/l para la gasolina 95 y 1,10 €/l para el diésel normal. Así, siguiendo la fórmula que puedes ver junto a la gráfica adjunta, tenemos que el diésel lo amortizaremos después de 156.250 km, dejando a un lado otras variables como el coste del mantenimiento, ITV, seguro o impuesto de circulación, que suelen ser más caros en el diésel. Así pues, si estimas que ese coche lo vas a conservar durante diez años, esa frontera se situaría en unos 15 mil kilómetros anuales.

¿Y cuándo elegir las demás mecánicas?

Aunque el objetivo de este post no es analizar en profundidad cuándo elegir el resto de mecánicas, sino cuándo elegir un diésel, sí que podemos adelantar en líneas generales que los motores gasolina son los ideales si no realizas muchos kilómetros, pero cuando usas el coche lo haces para largos viajes. Respecto a los híbridos enchufables, son la mecánica ideal si, por ejemplo, entre semana tus desplazamientos son cortos y de carácter urbano, acompañados por largos viajes los fines de semana, y además cuentas con fácil acceso a un punto de recarga. Por el contrario, si tu perfil es similar a este, pero no cuentas con esa facilidad para "enchufar el coche", una mecánica full-hybrid tradicional será más interesante. Finalmente, los mild-hybrid en general son una buena opción para quienes sólo buscan la ventaja de la etiqueta ECO, pues amortizar el sobreprecio dado su pequeño ahorro de combustible, del orden de 0,5 - 0,7 litros a los 100 km, es bastante complicado.

Guías sobre qué combustible o mecánica elegir:

- Diésel o gasolina: 5 preguntas que debes hacerte antes de elegir motor para tu coche - Lo que debes saber si tienes un diésel, o estás pensando comprar uno - Diésel, gasolina o híbrido: ventajas e inconvenientes - ¿Qué coche me compro, un diésel o un micro-híbrido?