carrocería -
puertas -
plazas -
maletero -
potencia -
consumo -
precio -
valoración
-

El Opel Ampera-e es el primer coche 100% eléctrico de Opel que, por lo tanto, no se ofrece con otro tipo de mecánicas, ya sean diésel, gasolina, o híbridas. Por lo tanto, se trata de un coche que ha sido pensado y diseñado desde el principio para comercializarse con un motor eléctrico y unas baterías de gran capacidad para conseguir una gran autonomía eléctrica por cada recarga completa. El Opel Ampera-e también se comercializa en Estados Unidos, y otros mercados internacionales en los que no está presente Opel, pero lo hace bajo el nombre Chevrolet Bolt.

Su aspecto es el de un utilitario, alto y corto, con aspecto incluso de pequeño monovolumen. Con 4,17 metros de longitud es 15 centímetros más largo que un Opel Corsa y 20 centímetros más corto que un Opel Astra. También es 18 centímetros más largo que un BMW i3 y 27 centímetros más corto que un Nissan Leaf. Gracias a estas dimensiones tan concretas, el Opel Ampera-e es capaz de ofrecer un habitáculo relativamente espacioso y, sobre todo, un maletero con una capacidad muy aceptable para su tamaño, con un volumen útil de 381 litros.

Pero el gran secreto del Opel Ampera-e, más allá de su estética moderna y urbana, o sus dimensiones, lo encontramos en su autonomía. Gracias a unas baterías de gran capacidad es capaz de ofrecer una autonomía eléctrica, según homologación, superior a los 500 kilómetros.

Opel Ampera-e

El Opel Ampera-e ha conseguido el hito de convertirse en el primer coche eléctrico de volumen que alcanza, y supera, la autonomía ofrecida por Tesla en sus productos, en el Tesla Model 3 y el Tesla Model S. El secreto del Opel Ampera-e son unas baterías de gran capacidad, de 60 kWh, similares a las empleadas por el Tesla Model S más básico y muy superiores (con el doble de capacidad) a las empleadas por las últimas iteraciones de Nissan Leaf y BMW i3.

Según Opel, el nuevo Ampera-e homologará, según el ciclo europeo NEDC, una autonomía superior a los 500 kilómetros. Opel menciona que en un viaje entre Londres y París, en condiciones reales, consiguieron recorrer 417 kilómetros y que el ordenador de a bordo mostrase una autonomía restante de 80 kilómetros, situándose muy cerca de los 500 kilómetros homologados. El problema está en que desconocemos en qué condiciones se realizó ese viaje.

Lo que sí ha confirmado Opel es que su autonomía en condiciones reales, según el procedimiento de pruebas armonizado (WLTP), se situaría en torno a 380 kilómetros. Eso quiere decir que probablemente, en el uso diario, la autonomía del Opel Ampera-e esté más próxima a esta cifra, que a los 500 kilómetros homologados.

En estos momentos desconocemos el precio del Opel Ampera-e, aunque muy probablemente se situará por encima del precio de sus rivales. Y la razón no será otra que el coste de las baterías. Como referencia, el hermano del Opel Ampera-e, el Chevrolet Bolt, tiene prácticamente el mismo precio (es un poco más caro) que el Tesla Model 3.

El lanzamiento del Opel Ampera-e está previsto para la primavera de 2017.