Prueba: BMW Serie 3 318d, primera parte

Juanma Nuevo  |  @JuanmaNuevo  | 

El BMW Serie 3 sufrió una actualización a finales del año pasado para poder competir algunos años más con los más novedosos Audi A4 y Mercedes Clase C. A pesar de que el Audi le ha arrebatado el liderato de ventas que ha ostentado éste BMW en los últimos años dentro de este segmento, sigue teniendo una gran aceptación y se mantiene por encima del Mercedes con más de 5.000 unidades vendidas en España en lo que llevamos de 2009.

En ésta prueba, vamos a analizar con profundidad la versión 318d que supone el paso siguiente al recién lanzado 316d dentro de la gama diesel de esta berlina de 4 puertas. En una primera parte veremos las impresiones en estático junto con las principales características de su equipamiento. A continuación, en una segunda parte, nos fijaremos en su comportamiento dinámico, en el rendimiento de su motor y en los datos técnicos.

Diseño y calidad

Lo que se vende bien no hace falta cambiarlo y por ello en el exterior sólo apreciamos ligeros cambios que se limitan a afilar los faros delanteros y sobretodo a cambiar las ópticas traseras, que ahora se asemejan a los de la nueva Serie 7 e incorporan luces LED. No obstante, en sus líneas se le nota el paso de los años. Además, debido a las elevadas ventas de este modelo en estos últimos años se puede decir que está ya muy visto y esto no suele gustar al quien se gasta más de 30.000€ en su coche.

Tampoco dentro cambia ni el diseño ni la calidad percibida, siempre a un nivel muy alto. El interior destila sobriedad y todo el salpicadero está cubierto de plásticos blandos, de tacto tan agradable como el de la piel que cubre el volante. Los ajustes son perfectos, como se suele decir en estos casos se nota que es un coche bien hecho. A diferencia de algunos coches modernos que abusan en exceso de botones para las distintas funciones, los mandos tanto del volante como los de la consola son los tradicionales, fáciles de reconocer y muy intuitivos de utilizar.

Habitabilidad

El BMW Serie 3 sigue siendo la berlina premium más corta con 4,53 metros aunque sus 1,81 metros de anchura sí están en la media. Debido a sus compactas dimensiones exteriores, este BMW no destaca por su habitabilidad. Ofrece menos espacio interior que un A4 aunque supera a la Clase C de Mercedes.

Delante, los asientos de serie me han parecido muy buenos. Tienen un buen compromiso entre firmeza y comodidad. Por 718 € hay disponibles unos de tipo deportivo, más firmes y con banqueta del asiento ampliable. Asimismo es fácil encontrar una buena posición al volante y la ergonomía está muy conseguida. La altura es correcta pero la anchura es justa y los conductores más corpulentos pueden sentirse más agobiados que en otras berlinas. Detrás es dónde más apreciamos la falta de espacio.

La altura y la anchura están en la media del segmento, pero en escasea en espacio para las piernas hasta los asientos delanteros. Por ello dos adultos no muy altos podrán viajar cómodos en estas plazas. El maletero está al mismo nivel de capacidad que sus rivales y cubica 460 litros. No obstante, se echan de menos esos 100 litros más de capacidad que ofrecen berlinas más económicas, sus formas no son muy aprovechables y la boca de carga no es muy amplia. Además, si queremos que la banqueta trasera pueda abatirse en dos partes tendremos que pagarlo aparte.

Equipamiento

Como ya es habitual en las marcas Premium alemanas, el equipamiento de serie es escaso para el precio del vehículo teniendo que recurrir a numerosos y costosos extras.

El principal equipamiento estándar consiste en:

Seguridad

  • Airbags fontales,laterales y de cortina.
  • Control Dinámico de Estabilidad : DSC, con ABS, CBC (control de frenada en curva) y Control Dinámico de Tracción DTC.
  • Faros antiniebla

Exterior

  • Llantas de aleación ligera en medidas 205/55 R16
  • Manillas y paragolpes color carrocería.

Interior

  • Aire acondicionado : Enfría muy bien pero en un coche de éste precio es imperdonable no disponer de Climatizador de serie.
  • Volante multifunción de cuero. Sin exceso de botones, sólo con los necesarios para el manejo del audio y del manos libres en caso de tenerlo instalado.
  • Radio BMW Business CD con descodificador MP3 : La calidad de sonido es bastante buena a pesar de ser el equipo básico de la gama
  • Conexión AUX-IN, con toma de corriente de 12V debajo del reposabrazos delantero. Es el dispositivo de moda, se acabaron los maletines para CDs.

Para un coche de casi 33.000€ deja varios elementos imprescindibles. Faltaría como mínimo el control de velocidad y el climatizador automático, que va asociado a la opción de tener salidas de aire en las plazas traseras y cuesta la friolera (nunca mejor dicho) de 878€.

Aparte, el coche probado incluía las siguientes opciones:

  • Pintura Metalizada “Saphirschwarz” : 936€
  • Paquete Selección Drive: 1.930€

El paquete Selección Drive es totalmente recomendable ya que incluye elementos muy útiles hoy día y que se echan en falta en el equipamiento de serie:

  • Control de crucero : imprescindible, hace más cómodos los viajes y es el perfecto antimultas, si seleccionamos una velocidad legal, claro. En este caso para seleccionarlo hay una palanca debajo de la de los intermitentes y es bastante fácil e intuitivo de utilizar.
  • Faros bi-xenón con Lavafaros : los usé durante muchos kilómetros porque la mayoría del trayecto lo realicé de madrugada. Son simplemente correctos, no está a la última ya que no incorporan ni luces de curva ni son adaptativos.
  • PDC (control de distancia de aparcamiento delantero y trasero): es un elemento muy interesante. Consiste en sensores que facilitan el aparcamiento mediante pitidos que se hacen más frecuentes conforme la distancia se facilita. Por muy buenos aparcadores que seamos, seguro que nos dolería cualquier roce a este coche.
  • Sensor de luz y lluvia: son detalle más de comodidad. El de lluvia no tuve ocasión de probarlo pero el de luz funciona correctamente y se agradece especialmente sobretodo cuando hay varios túneles en el camino y se encienden y apagan las luces sin intervención del conductor.

En total cerca de 6 millones de las anteriores pesetas. ¿Merece la pena? Lo veremos en la segunda parte analizando el comportamiento y prestaciones.

Prueba BMW 318d

En Diariomotor: Prueba: BMW Serie 3 318d, segunda parte | BMW Serie 3, desvelado su lavado de cara , BMW Serie 3 Miles Edition

Vídeo destacado del BMW Serie 3

Lee a continuación: BMW 320d EfficientDynamics, la berlina más eficiente del mercado

El BMW Serie 3 es un sedán moderno que compite con los A4 y Clase C de Audi y Mercedes. Como alternativa al sedán también se ofrecerá una variante familiar

Ver todos los comentarios 32