El mercado alemán pierde interés por los biocombustibles

 | 

Los infames biocombustibles tuvieron este tiempo atrás sus inexplicables 15 minutos de fama como supuestos salvadores del medio ambiente y del futuro del automóvil. Una solución del tipo pan para hoy y hambre (literalmente) para mañana que no tardó en demostrar como verdaderas las sospechas éticas que levantaba a su paso. Por supuesto que tuvieron su correspondiente legión de seguidores, pues somos tantos que hay gente para todo.

Unos los defendían por motivos obvios que cualquiera puede imaginar; otros se apuntaron al carro por motivos que, sinceramente, no alcanzo a comprender. Pero todo parece indicar que la sensatez ha conseguido imponerse a oscuros intereses; al menos en el mercado alemán, donde la demanda de los agrocarburantes está de capa caída.

biocombustibles

Los datos que aporta el club de automovilistas alemán ARCD Auto- und ReiseClub Deutschland ponen en evidencia que la cuota de mercado de este oro (¿verde, amarillo, marrón oscuro tirando a negro?) con el que algunos pensaban frotarse las manos descendió durante 2008 del 7,1% hasta el 5%. La disminución afectó sobre todo al biodiesel y los combustibles basados en aceites vegetales; el bioetanol pudo mantener el tipo y aumentar su cuota, básicamente por que cada vez más cantidad se sirve directamente mezclado con la gasolina normal.

Para este año, las previsiones indican una tendencia similar. Los que más prescinden de estos combustibles “alternativos” son las grandes companías de transportes, que ven como la disminución de las ayudas fiscales los hace cada vez menos rentables. Motivos económicos suficientes, pero que no hubiera estado de más adornar con algún que otro escrúpulo ético sobre las devastadores consecuencias que el uso de biocombustibles terminaría acarreando a las regiones menos favorecidas del planeta.

El propio gobierno alemán admite que las empresas fabricantes de biocombustibles solo están funcionando al 40% de su capacidad. Durante el año pasado, al menos una docena de estas compañías declarándose insolventes o cambiando de dueños. Lo ideal sería que todas ellas cambiaran de actividad o directamente cerraran sus puertas.

Vía: arcd.de (en alemán)
Imágenes: Michael Ramírez I Greenpeace
En Diariomotor: Eco Challenge, recorrido de medio mundo utilizando sólo biocombustibles I El auge del bioetanol E85 pone en peligro el tequila

  • vicent

    cuanto tiempo pasara en que se den cuenta de que los electricos no son una solucion? bien que por otros motivos.

  • AB

    En absoluto desacuerdo. En la Unión Europea, donde la agricultura funciona con subvenciones, donde se paga a los agricultores para que NO produzcan y así y todo hay sobreproducción (en España de paga a los ganaderos para que NO produzcan leche, se arrancan viñas para NO producir vinos, se deja de plantar remolacha para NO producir azucar)se queman los bosques, entre otras cosas, por la biomasa NO utilizada, los biocombustibles podrían ser una buena solución. Otra cosa es que, coyunturalmente, no sean rentables (pero esperen que pase la crisis, que pasará, y verán como se pone el petróleo). Y, por supuesto, otra cosa es que las empresas se dediquen a procesar maiz del tercer mundo, pero solucionar esto último no creo que sea un problema mayor si hay voluntad política. (Impuestos a la utilización de tierras y cultivos específicos)

  • BioLISTOqueERES.

    Esto parece un artículo redactado por un activista de Greenpeace. Estoy completamente de acuerdo con lo que ha dicho el señor AB, es más, poseo campo, y te puedo asegurar que se tira LITERALMENTE lo producido al mar, por que directamente sobra, y por si fuera poco, cada vez nos empeñamos en reducir la superficie cultivada debido a la baja rentabilidad.

    A mí estas cosas me hacen mucha gracia. No sólo tenemos que cargar con nuestra economía, si no que también cargamos con la de los países del tercer mundo, los cuales, lejos de buscar líderes competentes, o estabilidad política, se dedican a apoyar al cacique de turno, bajo fatuas promesas de prosperidad. Pero claro, esto no es “políticamente correcto” y en un país en el que queremos ser los primeros en tolerar a todo lo que se presente, no está bien visto, aunque sea la jodida realidad.

    Pues mire señor Fernando Moreno, déjeme decirle una cosa: A corto plazo, la solución más económica para todos para desprenderse de la dependencia del petróleo son los biocombustibles, otra cosa es que se haga mal, pero hay cientos de miles de hectáreas que están apunto de caerse del umbral de rentabilidad, y que podrían utilizarse, bajo seguimiento gubernamental para la utilización de estos biocombustibles.

    Y no contentos con eso, usar la patente de cearción de biocobustibles a través de algas que tenemos (Y la cual, parece funcionar).

  • La producción actual de biocombustibles es un proceso sumamente ineficiente, se necesitan muchas hectáreas para alimentar a unos pocos coches, y encima los tractores y camiones consumen diesel, y el terreno requiere agua, fertilizantes y pesticidas.

    Los únicos biocombustibles que no me causan animadversió son los de segunda generación, los cuales se pueden extraer de materia orgánica en descomposición, madera y rastrojos (entre otros desechos). De esa forma no se usan alimentos sino desechos orgánicos. Aun asi esta técnica (y otras que se estan investigando con microalgas) es que aun estan en fase de investigación, y no se ha demostrado su viabilidad comercial. Aun asi, tengo más esperanzas puestas en los biocombustibles de segunda generación que en el ineficiente hidrógeno.

  • Pingback: Más estudios en contra de los biocombustibles — Diariomotor()