Triumph TR7 Coke Car, el coche de Coca-Cola

 |  @davidvillarreal  | 

Bien es conocido el afán de la que probablemente sea la bebida más conocida del mundo después del agua, por hacer aún más grande si cabe su imagen de marca promocionándose en todos los eventos en los que le sea posible. No tan conocido es el hecho de que allá por los años 70 tuvieron la brillante idea de fabricar su propio deportivo, obviamente con el apoyo de un fabricante de automóviles, en este caso la británica Triumph Motor Company.

De aquella aventura comercial nació en 1978 el Triumph TR7 Coke Car, un modelo de exhibición del que tan sólo se construyeron tres unidades y a día de hoy sólo una permanece viva. Se diseñó tomando la base del Triumph TR7, un exótico deportivo biplaza con una silueta muy característica con un gigantesco capó delantero y un corto voladizo trasero, en su día se fabricó con dos carrocerías cupé y roadster.

Una casa de preparadores afincada en Luton, Star Vans, se puso manos a la obra para decorar la carrocería cual lata de Coca-Cola. La pintura roja y una raya ondulada blanca de lado a lado hacen el resto. En el interior se instaló una nevera conectada a la toma de 12 voltios del mechero y con espacio suficiente para tener siempre bien fresquita las latas de esta conocida bebida gaseosa en su interior.

No les pareció suficiente e instalaron una televisión en el hueco de la guantera y un techo solar desmontable. Dentro de esta exótica máquina que Coca-Cola ideó para llevar a cabo algunas de sus promociones en el Reino Unido tampoco faltó el trabajo de tapicería en el que se utilizó material para pantalones vaqueros ofrecido por Levis.

El Triumph TR7 original disponía de un motor de cuatro cilindros y ocho válvulas de 105 CV de potencia. Concretamente el único Triumph TR7 Coke Car que ha sobrevivido tras más de 30 años empleaba un cambio manual de cuatro velocidades, aunque su día estuvo disponible también con cambio manual de cinco velocidades y otro automático de tres.

El Triumph TR7 se verá de nuevo en noviembre en el MPH The Prestinge & Performance Motor Show, un evento avalado y organizado por el equipo del programa de la BBC Top Gear.

Triumph TR7 Coke Car

Vía: MPH The Prestige & Performance Motor Show
En Diariomotor: Mundo absurdo, coche propulsado por Coca-Cola y Mentos

Lee a continuación: Hamann le da su toque especial al Mercedes SLS AMG

  • Anónimo

    me encanta este coche y en general triumph también.

    por aquí hay bastantes triumph clasicos.

  • Para mí los deportivos ingleses siempre fueron la esencia del deportivo clásico. Austin Healey, Jaguar XK 120 y 150, el E-type… Todos los MG’s y Triumphs, hasta que llegó el TR7. Después de los TR2,3,4,5 y 6, el TR7 me pareció (sensación que persiste) la cosa más decepcionante y espantosa que había salido de país de los Spitfires. El principio del fín.

  • Anónimo

    los tr2, tr3,tr4…sí eran otro rollo.

    pero este no está mal, aunque no es un spitfire tampoco es el stag que es un poco extraño.