comscore
MENÚ
Diariomotor
Tuning

4 MIN

Nissan Skyline R34 GT-R "Japo spec"

Nissan Skyline R34 GT-R "Japo spec"

Para hablar del R34 de JAPO Motorsport GmbH, primero hay que hablar de otra versión de este coche de NISMO: Con motivo de la celebración del 20 aniversario de Nissan Motorsport International (o lo que es lo mismo: NISMO), la compañía decidió sacar una pequeña tirada de 20 unidades de una versión especial del R34: El Nissan Skyline R34 GTR ZTune.

Pero se encontraron con un pequeño pequeño problema: el Skyline R34 se había dejado de producir, por lo que decidieron acercarse al mercado de segunda mano y compraron 20 unidades con pocos kilómetros y cuidados. Una vez los tuvieron procedieron a desmontarlos por completo, pieza por pieza para después volverlos a ensamblar y mejorarlo dando vida al Z-Tune. A día de hoy, muchos consideran al Z-Tune como el mejor coche deportivo de todos los tiempos.

Siguiendo ese ejemplo, la compañía alemana JAPO Motorsport GmbH ha decidido hacer su propia versión como demostración de lo que son capaces de hacer e introducirse en el mercado de la restauración de clásicos japoneses de alto standing. Es decir, comprar coches de segunda mano e iniciar un proceso de restauración al punto de parecer un vehículo completamente nuevo.

Una de las premisas que usa la compañía de Essen es la de crear auténticas rarezas, ya que sus proyectos son completamente individualizados. En este caso, todo el proceso les llevo algo más de 3 meses. Pero dejemos un poco esta historia y centrémonos en lo importante: El R34 en cuestión. JAPO Motorsport compró un R34 de 1999 del que sabemos hasta el número del bastidor – BNR34000500 - y lo desmontó completamente hasta dejar el esqueleto.

Luego, siguiendo el ejemplo del Z-Tune en cuanto a especificaciones tecnológicas y diseño, procedieron a montarlo transformándolo en algo todavía más bestia que el R34 “de calle”. Usando piezas originales de NISMO para el Z-Tune, los chicos de JAPO Motorsport han dotado al R34 de un diseño absolutamente racing, cambiando defensas y guardabarros tanto delanteros como traseros.

El difusor trasero fue cambiado también por otro que a los más puristas entusiasma porque está basado en la premisa de “Tecnología hecha visible”. Es decir, sin una gota de pintura. También hay que decir que el coche se ha dotado del color reservado al Z-Tune, el plata “KY0”, por lo que su aspecto es absolutamente demoledor.

Por supuesto, el famoso RB26DETT también fue retocado usando los mejores componentes de HKS. Entre esos componentes se encuentran dos GT RS que soplan a una intensidad de 1,5 bar. Intercooler, admisión, inyectores y alguna pieza más son también de HKS. El escape de titanio – de HKS también, por supuesto – permite escuchar este coche a lo lejos, por lo que el resultado es simple y llanamente impresionante.

La transmisión también ha sido tratada acoplando un embrague HKS, que permita trasladar el potencial al suelo sin dejarse la caja de cambios por el camino. Por cierto, los chicos de JAPO Motorsport también han agregado un par de pequeños radiadores específicamente para la caja de cambios.

Por supuesto, el juego de suspensión es de lo mejorcito que se puede encontrar: El HKS Hypermax, que se acompaña con barras de torretas de refuerzo para hacer la conducción de esta bestia más “fácil”. Esto se complementa además con unos neumáticos semislick de 18” – los famosos Toyo R888 - que equipan a unas llantas NISMO de 5 radios iguales a los del Z-Tune. Obviamente, el equipo de frenos fue sustituido por unas inmensas paelleras discos de 355 mm firmados por Stoptech.

Sobre el interior, JAPO Motorsport ha decidido dotarlo de un volante Sparco en alcántara. Este último material está más que presente en todas las zonas del habitáculo. Además del volante, los asientos, que junto a los paneles de las puertas también tienen cuero, el techo y el salpicadero están dotados de este material… Para mi gusto, tal vez un poquito recargado, pero todo hecho con muy buen gusto y con detalles preciosos.

Las mediciones hechas del coche, una vez montado han dado como resultado unos 523 CV y un par de 597 Nm. La potencia del Skyline GT-R original era ya importante, 324 CV. La versión NISMO ZTune también queda superada, aunque ya había subido a los 500 CV. No es de las preparaciones más bestias sobre este coche, pero considero – opinión personal, claro – que es de las de más calidad, sino la que más, por detrás del ZTune sobre el que se basa.

Para mayor deleite, algunas detalles del deportivo, al final, la habitual galería en alta resolución.

Nissan Skyline R34 GT-R “Japo spec”

12
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Vía: JapaneseSportCars | Japo-Motorsport

En Diariomotor: Nissan GT-R 2010 | Hallazgo clásico, Nissan Skyline GT-R de 1970 completamente restaurado