Avion, o cómo cruzar Estados Unidos en coche con menos de un depósito de combustible

Fran López  | 

Con los precios actuales del combustible y las cada vez más duras normativas anticontaminación, los fabricantes buscan reducir el consumo de sus vehículos al mínimo posible, usando toda la tecnología a su alcance y dentro de un equilibrio que no afecte (o como mínimo lo menos posible) a otros aspectos como confort, fiabilidad, precio o prestaciones. Ahora bien, ¿qué se podría lograr si la mayor prioridad fuese el consumo de combustible y todos los demás factores pasasen a ser secundarios?

Probablemente la respuesta la tengamos ante nuestras narices, con Avion, un prototipo único que lleva más de dos décadas en la carretera demostrando que los récords están para ser batidos. Y en este caso, su especialidad es el consumo, un verdadero especialista en el hypermiling que hace tan sólo unos meses logró cruzar Estados Unidos, de punta a punta, con menos de un depósito de combustible y un consumo medio real de 1.97 litros a los 100 Kilómetros.

Avion

Avion

Retrocedamos en el tiempo al año 1984, cuando Craig Henderson y Bill Green construyeron de forma totalmente artesanal el primer prototipo de lo que denominarían como Avion. Buscaban el mínimo consumo de combustible con el que poder batir récords de kilometraje, y de hecho lo lograron bastante pronto. En 1986 entrarían en el Guiness World Records al lograr un consumo de 2.27 litros/100 Km para cruzar Estados Unidos desde la frontera con Mexico hasta la frontera con Canadá.

Pero el proyecto siguió con el paso de los años y las sucesivas evoluciones a las que sometieron al prototipo. El pasado verano del 2010 partieron de Blaine (Washington), un pueblo limítrofe con la frontera canadiense, y a lo largo de 2.379 Kilómetros recorridos, alcanzaron la frontera mexicana sin repostar.

Avion

Para ello necesitaron 46.97 litros de gasóleo, lo que nos da un gasto medio inferior a los 2 litros cada 100 Kilómetros: exactamente, 1.97 litros/100 Km. Es más, ni siquiera necesitaron apurar el depósito del combustible, puesto que con 70 litros de capacidad todavía les sobró algo más de 23 litros en el tanque.

Y diréis: poco mérito tiene esto si se consigue a velocidades ultrarreducidas: pues nada de eso. Cierto es que la velocidad media tampoco ha sido de escándalo, lo cual haría imposible batir cualquier récord de combustible, pero los 2.379 Km se hicieron a una velocidad media muy respetable, de 88.5 Km/h, y en condiciones absolutamente reales.

Avion

A todo ello ayuda en gran medida el diseño del coche, con un peso muy reducido (chasis de aluminio, carrocería en fibra de carbono y kevlar y dos plazas), su motor diésel de 0.8 litros y 67 CV, neumáticos de baja resistencia a la rodadura y sobre todo una aerodinámica muy cuidada.

De hecho, esta aerodinámica, con líneas muy fluidas y una superficie frontal pequeña, podría permitirle alcanzar una velocidad máxima de 161 Km/h. Gracias a todos estos factores, sólo serían necesarios entre 3 y 6 CV para poder mantener velocidad de crucero en autopista. Sí, quizás haya modelos de producción que homologuen consumos que rondan los 3 litros/100 Km, y con menos compromisos y sacrificios, pero ¿acaso son estos consumos valores fieles y fáciles de obtener en la realidad?

Avion

Por supuesto, un coche así no sería nada sin unas adecuadas manos al volante, y es que en la conducción eficiente el propio conductor es el mayor responsable del éxito para obtener buenas cifras de consumo. Algo que se da incluso en vehículos muy potentes, con los que podríamos sorprendernos de las cifras de consumo que obtendríamos con una conducción inteligente priorizando reducir el consumo.

Fuente: Coches.com
En Diariomotor: 2.457 Km recorridos con un sólo depósito y un VW Passat Bluemotion | Este coche consume 0.09 l/100 Km | Göteborg-Zurich con un Volvo V50 DRIVe y un tanque

Lee a continuación: Ferrari F40 vs Porsche 959, el duelo en Top Gear

Ver todos los comentarios 14