Así analiza Nissan los niveles de radiación en sus coches antes de exportarlos

Antonio Fajardo  |  @fajardoracing  | 

Desde que el pasado 11 de Marzo ocurriera el terremoto y posterior tsunami en la costa Este de Japón hemos vivido una gran serie de efectos en cadena, algunos de ellos relacionados con el mundo del motor. El problema es que al vivir en un mundo tan globalizado, esta crisis japonesa está afectando a la producción mundial en mayor o menor medida. Por si fuera poco, otro problema está empezando a asustar a la gente, se trata de la radiación.

Como las palabras radiación y nuclear suelen ser tabú, y más en una situación como esta, Nissan (y por extensión Infiniti) empezaron a realizar mediciones de radiación aleatorios entre los coches que iban saliendo de sus fábricas. Estas mediciones de radiación las están realizando cerca de Yokohama, al sureste de Tokio, desde el mes de marzo y justo antes de embarcar los coches.

Para comprobar los niveles de radiación miden en tres puntos distintos del coche. El primero es en el centro del capó, el segundo lugar es en el centro del volante, y para terminar en las ruedas, todo medido en microSieverts. En el vídeo se aprecia como miden un Nissan GT-R o un Nissan 370Z, todo ello rodeado de periodistas

Se trata más que nada de una medida preventiva, y en ninguno de los coches analizados se han encontrado niveles de radiación elevados ni peligrosos para la salud. Hay que tener en cuenta que muchos objetos emiten radiación de manera natural, y aunque los valores que registren no sean los habituales, lo que sí es seguro es que no está ni cerca del límite legal, y mucho menos del peligroso para la salud.

Sinceramente, más que por un peligro real creo que se hace por dar sensación de confianza y seguridad, tanto para sus trabajadores como para los futuros clientes. Si alguno de vosotros estaba pensando en comprarse un coche japonés que no se preocupe, la radiación no será un problema ya que todos los fabricantes han firmado un acuerdo para realizar estas mediciones. El coste que tienen es irrisorio, mientras que la posible mala imagen por un sólo coche contaminado sería brutal.

Fuente: Autoblog
En Diariomotor: El terremoto de Japón y su impacto en la industria automovilística

Ver todos los comentarios 0