Año nuevo y vida nueva para Tata en España, nuevos modelos y nuevo importador

 |  @davidvillarreal  | 

El fabricante indio Tata inicia una nueva etapa en su andadura en España con el “traspaso de poderes” de la importadora Bergé a Nijuler Automoción. La crisis y el aumento de la competencia en el sector de los low cost le han puesto muy difíciles las cosas a una marca que según sus planes de negocio debería haber alcanzado las 18.000 ventas anuales en 2010, pero que apenas fue capaz de tocar techo en 2007 con 2.411 unidades vendidas. Sin ir más lejos en 2010 las ventas se limitaron a 703 unidades y peor aún en 2011, cuando apenas se alcanzaron las 350.

Sus nuevos importadores se han propuesto alcanzar las 1.000 entregas en 2012 contando para ello con una renovada gama de vehículos con la introducción esencialmente de dos modelos. El nuevo Tata Vista llegará para sustituir al anticuado Indica de finales de los años 90, que en teoría se comercializará con el antiguo motor 1.3 Quadra Jet (JTD) de origen Fiat, diésel, common-rail y con 74 CV de potencia. El segundo en introducirse será el Tata Aria que tomará una posición privilegiada como un gran crossover de siete plazas a un precio muy competitivo.

La nueva importación de Tata en España llegará con los nuevos modelos Aria y Vista. Más adelante llegará el nuevo Safari, una berlina compacta y el Tata Nano europeo.

Sin duda alguna la nueva gestión de Tata se muestra muy optimista con la estimación de 1.000 unidades anuales, lo que supondría un aumento del +185% respecto a 2011. De todas formas advierten que la rentabilidad pasa por una red de concesionarios acorde con el volumen de ventas y de los 52 concesionarios que han sobrevivido a la hecatombe de 2011 es probable que la cifra más equilibrada sea la de 31 concesionarios en todo el territorio nacional. Además de la tramitación de ventas, Tata debe dar servicio en España a más de 15.000 vehículos que requieren de servicios de taller.

Proseguirán las ventas del Xenon pick-up, de base únicamente con doble cabina y tracción a las cuatro ruedas, aunque alternativamente se podrá solicitar bajo pedido la versión de cabina simple o la de tracción delantera. Más adelante también llegará un nuevo SUV, previsiblemente el nuevo Tata Safari, una nueva berlina compacta y asequible, así como la versión europea del pequeño utilitario de bajo coste por excelencia, el Tata Nano.

Aún se desconocen los precios de la nueva andadura de Tata en España, no obstante se deberían dar a conocer próximamente, dado que las ventas se iniciarán en marzo.

Fuente: El Mundo | Finanzas.com
En Diariomotor: Tata Aria, de momento sólo para India | Tata Xenon, pick-up al estilo europeo

  • Keler

    Pues el Aria a simple vista… la verdad no es feo… al menos a mi criterio y basándome en sus diseños hasta ahora, y si tiene motores origen Fiat… tampoco es que se deba desconfiar demasiado de ellos… Habrá que ver que pinta tiene el SUV ese… jeje

  • Soynavarro123

    El Aria,al menos por fuera no parece mal SUV teniendo en cuenta de donde viene,ya veremos a ver el interior y seguridad,que estos vehiculos siendo indicados para familias y en la seguridad falle mejor que se le metan por….

  • Anónimo

    Mi problema con Tata, posiblemente infundado, es que no me dan sensación de seguridad. Y si no fuese por ese pequeño detalle, no serían mala opción por el precio que tienen (al menos los modelos anteriores)

  • Widmark

    Hola a todos.
    Llevo 1 año como vendedor en un concesionario Tata. Anteriormente he trabajado en marcas como Mercedes-Benz, Volkswagen, BMW y Mitsubishi. Cuando trabajas en marcas de esa calidad hay muchos prejuicios sobre este tipo de marcas, ahora bien, he de deciros (no quiero venderos ningún coche) que muchas veces estos prejuicios son infundados.
    Las diferencias entre un Tata Indica, por ejemplo y un Opel Corsa, por decir un modelo del mismo segmento, se fundamentan en puntos que nada tienen que ver con la seguridad o la eficiencia del motor. Sobre todo vienen dadas por la calidad de los materiales del interior (plásticos de mayor o mejor calidad), la inversión en un diseño más atractivo y en su publicidad, sistemas electrónicos más complejos (climatizador, cruisecontrol, ordenador de abordo… sistemas de este tipo) ó mayor variedad de acabados, tapicerias, pinturas y accesorios (la simple posibilidad de tener más donde elegir encarece el producto).
    Los Tata no son coches muy atractivos, ni tienen muchos botones y lucecitas y tus vecinos no te van a envidiar porque tengas un tata, pero para utilizarlo para ir a trabajar, ir al supermercado, llevar a los niños al colegio ó hacer una salidita de fin de semana a Andorra es la compra ideal. Si quieres impresionar a la gente no te gastes 20.000 euros en un coche y te pases las tardes en el sofá. Comprate un coche de 8.000 y ves al gimnasio.