Peugeot unifica su nomenclatura, el sucesor del Peugeot 308 sigue siendo 308

David Villarreal  |  @davidvillarreal  | 

Hasta ahora la denominación de los modelos Peugeot se basaba, generalmente, en un código de tres cifras donde el primer número indicaba el segmento, el segundo siempre era un cero y el tercero la generación. Esto es así desde 1929 cuando se lanzaba el Peugeot 201, algo así como el Model A francés de la época. La licencia de Peugeot ya le costó un “disgusto” a Porsche que en los años 60 tuvo que cambiar la nomenclatura del 901 a 911, que es tal y como pasaría a la posteridad uno de los coupés deportivos más famosos en Europa. Pero llegados a este punto a los galos se les acabaron los números y se plantearon qué hacer al llegar al X09, o aún peor, si repetir el modelo 309 de los años 80 con el sucesor del 308.

No habrá drama. Todos los modelos terminados en 7 evolucionarán hacia su sucesor terminado en 8 y así se quedarán sus sucesores hasta que Peugeot considere lo contrario. Es decir, el sucesor del Peugeot 308 seguirá llamándose 308, como también lo harán los modelos con denominación de cuatro cifras. El sucesor del 3008 también será 3008.

Peugeot 308

¿Sabías qué...?Peugeot registró todos los números de tres y cuatro cifras con uno y dos ceros, respectivamente, en medio. Por ello Porsche tuvo que desistir y cambiar el 901 a 911.

Lo curioso es que Peugeot hará una salvedad en esta nomenclatura y se permitirá el derecho a apostar por nombres como el de Peugeot 301 para enfrentarse a retos globales, por ejemplo el lanzamiento de modelos de bajo coste o para mercados emergentes. Así las cosas habrá Peugeot 301 y será un compacto de tres volúmenes asequible y práctico, sin más aspiraciones que la de aprovechar la oportunidad de competir en una gama inferior que prime la “polivalencia y la racionalidad”, cito palabras textuales de Peugeot.

Con ello Peugeot deja la puerta abierta además a otra posibilidad, la de aumentar el espectro de denominaciones con otras cifras diferentes. La idea de Peugeot a largo plazo es la de establecer una diferenciación de modelos en base a su enfoque, o básicamente que su precio sea bajo, generalista o alto aspirando a premium.

Sin que aún se hayan pronunciado al respecto tal vez dejaría la puerta abierta a modelos de gama alta, véanse los DS de sus hermanos Citroën. En cierta medida a día de hoy Peugeot ya está rozando y equiparándose con modelos cercanos a lo que denominamos lujo como la punta de la lanza del Peugeot 508 (berlina y familiar) y el último en llegar, el Peugeot 508 RXH.

Fuente: Peugeot
En Diariomotor: El sucesor del Peugeot 308 podría no tener nomenclatura numérica | El Peugeot 309, sucesor del 308, a la vista con el prototipo de diseño

Lee a continuación: Peugeot 308 e-hdi 1.6 112 CV Allure, a prueba (III)

Ver todos los comentarios 6