Kammback y por qué son tan "feos" algunos híbridos

David Villarreal  |  @davidvillarreal  | 

Mucha gente se hace la siguiente pregunta: ¿por qué muchos híbridos son tan feos? ¿acaso un Toyota Prius o un Honda Insight no podían haber recurrido directamente a la clásica carrocería compacta de dos o tres volúmenes? En fin, no somos nadie para juzgar la belleza, pero es indiscutible que la silueta que ha hecho tan populares a los híbridos hasta el punto de llegar a reflejar su sentimiento tecnológico, también es detestada por muchos otros sencillamente por alejarse de los cánones de belleza de la industria del automóvil a lo largo de más de un siglo.

Pues bien, la culpa de todo la tiene el diseño Kammback y su introductor el alemán Wunibald Kamm. Este buen señor llegó a probar, en base a algunos estudios de los ingenieros que le precedieron, que una ruptura abrupta en la línea que los fluidos (en este caso el aire) siguen por un techo con ligera caída hasta una zaga perpendicular es más beneficiosa que si el vehículo tuviera una trasera infinita que se estrechase cada vez más hasta llegar prácticamente al suelo (véase el prototipo Ghia Streamline X y el diseño aerodinámico de traseras inmensas que se impusieron en los coupés americanos de los años 50 y 60). Amén del beneficio aerodinámico, los costes y la simplificación del diseño del vehículo, son otra de las ventajas del diseño popularizado por Kamm.

Estética Kammback para el reto energético del futuro

Kammback

En un futuro cercano (y en un presente) los automóviles tendrán que recurrir a soluciones aerodinámicas avanzadas y casi extremas como esta.

Aunque exista bastante controversia al respecto, se asume que un monovolumen o un SUV, por regla general, no cuenta con un diseño de tipo Kammback, salvo que la luneta posterior y el techo tengan una ligera caída que precisamente termine en una arista y una zaga completamente (o casi completamente) vertical. Los ejemplos más notables de estética y aerodinámica influída por Kammback los tenemos en modelos dispares, desde los híbridos Toyota Prius y Honda Insight y eléctricos de autonomía extendida como el Chevrolet Volt, hasta super-deportivos como el Ford GT-40 o algún que otro monovolumen que confirme la regla anterior como el Audi A2.

Y es que nos guste o no, el diseño Kammback es un paso adelante en la evolución de los automóviles y un aspecto, sino imprescindible, sí muy importante para el reto energético que se plantea en un futuro: vehículos más ligeros, prácticos y en este caso, aerodinámicos, que como consecuencia de ello también sean más eficientes, algo básico por el tema de la autonomía en eléctricos y por extensión híbridos.

En cuanto a habitabilidad, si bien es cierto que tiene su desventajas respecto al clásico portón del monovolumen, la luneta partida en dos con una abrupta caída vertical, hace que los vehículos con diseño Kammback también sean más prácticos, por ejemplo, que la tradicional berlina de tres volúmenes.

Kammback, la viva imagen del híbrido y del automóvil sostenible y tecnológico

Kammback

La imagen de la trasera Kammback del Toyota Prius es tan popular, que este híbrido no podrá prescindir de ella en mucho tiempo.

Si en un principio la estética Kammback, en ciertos casos como el de los híbridos, podía causar rechazo, a día de hoy es venerada y adorada por muchos por el mero hecho de haberse convertido en la viva imagen del automóvil ecológico y tecnológico del futuro. Por esa razón pienso, que aunque el diseño de “lágrima” o “gota de agua” de Kamm pueda ser prescindible, en tanto ya hemos visto como la mayoría de las marcas evolucionaban hacia híbridos en diversos segmentos que prescinden de tal estética, como SUV, grandes monovolúmenes, compactos o incluso pequeños utilitarios, el Toyota Prius no podrá abandonar su diseño Kammback que lo diferencia de la gran mayoría de turismos que se comercializan actualmente.

Kammback

Más información: Wikipedia
Fotografías: Toyota | RM Auctions | Pepe Giménez – Diariomotor | David Villarreal – Diariomotor
En Diariomotor: Toyota Prius | Chevrolet Volt | Honda Insight | Opel Ampera

Lee a continuación: 455 km/h, nuevo récord de velocidad en la milla desde parado para el Perfomance Power Racing Ford GT

Ver todos los comentarios 17