Plan 3 millones: el ambicioso plan de la industria española del automóvil

David Villarreal  |  @davidvillarreal  | 

Qué España es en Europa una potencia productora de automóviles, y vehículos a motor en general, no es una novedad, como tampoco lo es el hecho de que sea una de las industrias más importantes del país. La industria (representada por ANFAC) se ha propuesto, mediante uno de los planes más ambiciosos elaborados hasta el momento, recuperar las cifras de los años de bonanza y alcanzar los 3 millones de vehículos producidos (tanto turismos como camiones e industriales), unas exportaciones de 2,5 millones de unidades y hasta 2 millones de ventas únicamente en España. Estos objetivos pretenden alcanzarse a corto y medio plazo, es decir, alrededor de 2015 y 2016.

Lo que proponen es una re-industrialización del país otorgando al sector del automóvil la importancia que tiene, obviamente amparándose en que los estamentos públicos también tendrán que “arrimar el hombro” facilitando la presencia de fábricas con incentivos fiscales y subvenciones, o flexibilizando costes logísticos como las tarifas energéticas. La inversión pública necesaria estaría en torno a los 500 millones de euros, pero el beneficio sería de un incremento del 1% del PIB nacional. También supondría la creación de 73.000 nuevos puestos de trabajo.

La competencia extranjera y el consumo interno de automóviles

Plan 3 millones

La industria depende del consumo interno y la recuperación económica y algunas medidas como la eliminación del Impuesto de Matriculación difícilmente serán aplicables.

La situación de la industria del automóvil en España es delicada, en tanto a día de hoy es el primer productor europeo de vehículos comerciales y el segundo en total de vehículos, noveno a nivel mundial. La crisis que afecta al sector en toda Europa y la irrupción de países que a nivel de costes se presentan más competitivos, puede suponer un revés para los intereses españoles. Pensemos que la buena noticia para España del traslado de la producción de Ford de Bélgica a Valencia también puede producirse a la inversa a favor de países en pleno crecimiento industrial.

Tampoco olvidemos que la industria también depende en buena medida del autoconsumo, de los productos que se fabrican y distribuyen en nuestro país. El descenso de las matriculaciones por la crisis flaco favor ha hecho a la producción de automóviles en España.

Este plan confiaría también en la recuperación de la economía y el mercado español, ya que para alcanzar los 2 millones de vehículos vendidos en España tendría que llegarse a 1,3 millones de matriculaciones de turismos, prácticamente la mitad del volumen que se alcanzará a finales de año. Para regresar a estas cifras se proponen medidas que a día de hoy probablemente no se llevarán a cabo, como la reducción gradual del Impuesto de Matriculación, revisiones fiscales del IRPF, deducción del renting o de las transmisiones patrimoniales.

Plan 3 millones

España es el primer fabricante de vehículos comerciales de Europa, segundo de vehículos de motor y noveno del mundo.

Con esta evolución de la industria y el necesario apoyo de los propios fabricantes, por supuesto, se pretende también que España siga superando el “efecto sede”, es decir, que la pequeña presencia de marcas nacionales no impida que los constructores extranjeros sigan confiando en la producción en España por la competitividad y la situación geográfica del país.

También se espera lograr otros objetivos tal vez muy etéreos pero necesarios, como potenciar el orgullo del “made in Spain” dentro y fuera de España, o recuperar y fortalecer los “valores” del automóvil.

Plan 3 millones

Fuente: ANFAC | ABC | El País
En Diariomotor: La industria del automóvil recibirá ayudas para mejorar su competitividad | El Gobierno apuesta por bajar los impuestos a los automóviles | La Industria del Automóvil en España es cada vez más fuerte, pero necesita cuidados

Lee a continuación: Aston Martin sale a la venta, Toyota y Mahindra ya pujan por ella

Ver todos los comentarios 6
  • urbanowl

    Yo el principal problema que veo es logístico. En España no tenemos infraestructura para transportar mercancías por raíles (trenes). Se suponía que el AVE podía ayudar y en realidad sólo llevan pasajeros y es un servicio que en muchos tramos es deficitario y no está pensado para llevar mercancías. De hecho la comunicación de nuestros puertos marítimos con el tren es bastante mala. Incluso el transporte por carretera es bastante penoso: peajes abusivos, combustible por las nubes, intrusismo, transportistas extranjeros que trabajan por menos dinero, etc.. Así que este plan lo veo muy ambicioso pero muy complicado de que se cumpla.

    • Estoy de acuerdo que el principal problema es logístico, espero que algún político se entere que el corredor mediterraneo se tiene que hacer lo antes posible.El puerto de Barcelona está preparado para las mercancias que vienen de China, Japón etc. El problema es que el ancho de vias europeo todavia está por hacer.

  • AB

    Todo está muy bien, pero ¿no es cierto que, según los fabricantes, la capacidad instalada en Europa es excesiva y que por tanto se precisa reducirla en los próximos años? Esperemos que estos señores sepan de que están hablando, sobre todo teniendo en cuenta que las centrales no son españolas.

    Por otra parte, el 1% del incremento del PIB nacional (algo más de un billón de euros (1.000.000.000.000 euros) supondría unos 10 mil millones de euros anuales, que no estaría mal, por lo que, si fuera seguro que habría que verlo, podría merecer la pena la inversión de los 500 millones de que hablan.

    De todas formas, hay un cierto tufillo a Cuento de la Lechera debido a la situación de Europa...

  • Esto no es más que la eterna lucha de los costes contra el beneficio. En España hay muchas fábricas de coches porque en los años 70-80 la mano de obra era de las más baratas de Europa, pero trabajaba bien, los acabados del producto muy buenos y el cambio de divisa beneficioso, alemanes, franceses y hasta nipones se liaron a pasar producción a España, donde además por cercanía los costes logísticos eran buenos.

    Décadas después, las cosas cambian. La misma situación se da hoy en día con los países del este y eslavos, KIA fabrica en Eslovaquia, y solo es cuestión de tiempo que España sufra el camino de Bélgica o UK, donde los costes laborales al largo plazo hacen más rentable invertir para llevarse la fábrica a otro país que mantenerla abierta (salvo que esté en el país propio de la marca, ahí entra la política) siempre que hablemos de modelos de gran producción.

    Eso no significa que se vaya a cerrar todo de golpe y plumazo, pero el gobierno debe seguir haciendo atractivo el fabricar en España mediante medidas como las propuestas, o es un proceso que pasadas unas décadas será irreversible.

    • Chema

      Muy logico tu comentario, espero que los que deciden, tambien sean tan logicos.

  • Pingback: La adjudicación del nuevo compacto de Nissan a Barcelona está cada vez más cerca()