Audi RS2 Avant, los orígenes de los familiares deportivos de Audi

 |  @davidvillarreal  | 

Con la presentación del nuevo y espectacular Audi RS6 Avant 2013, es probable que alguno de nuestros lectores se preguntase, ¿en qué momento decidió Audi desarrollar sus primeros familiares Avant deportivos? ¿cuándo nacieron las siglas RS? ¿qué necesidad existía para desarrollar un deportivo en una carrocería tan grande, espaciosa y en cualquier caso atípica para sus prestaciones?

Para hallar los orígenes de la nueva generación de Audi RS4 Avant y Audi RS6 Avant tendríamos que remontarnos a comienzos de los años 90. Con las primeras berlinas y coupés S rodando por Europa, Audi tuvo la feliz idea de amortizar sus vínculos con Porsche para construir un espacioso deportivo familiar, basado en Audi 80 Avant (B4) de la época, haciendo uso de la versión más potente, evolucionada y sobrealimentada del motor de cinco cilindros en línea de la casa. El resultado, sería el Audi RS2 Avant de 1994.

315 CV de potencia a 6.500 rpm tenían la culpa de que 2.881 clientes quedaran prendados de un vehículo tan espacioso como rápido.

Audi RS2 Avant, el matagigantes que sonrojaba al nine-eleven y al Ferrari

El Audi RS2 Avant era tan rápido o más que la mayoría de los deportivos de comienzos de los años 90.

Esta joint venture con Porsche se concretó fabricando el Audi RS2 Avant en las mismas líneas de producción que años antes se había fabricado el Porsche 959. Los de Stuttgart también fueron responsables de buena parte de las mejoras que se aplicaron a este motor de cinco cilindros en línea y 2.2 litros de desplazamiento, para desarrollar la suficiente potencia como para hacer el 0 a 100 km/h en 4,8 segundos y superar los 260 km/h.

Un dato curioso es que el nombre de Porsche apareciera en ciertos detalles del Audi RS2 Avant, como las pinzas de los frenos o el emblema RS de la parrilla y el portón trasero.

De esta forma el Audi RS2 Avant pasaba de ser un “matagigantes” a un verdadero “gigante”. Pensemos que en el sprint era más rápido que la mayoría de los Porsche 911 (993) de la época, con registros que incluso estaban muy cerca de los Turbo. Y lo que es aún más llamativo, un Audi RS2 Avant podía ganarle metros en una salida lanzada desde parado a un Ferrari 456, aunque evidentemente el cavallino tuviera todas las de ganar por su mayor velocidad punta.

Viajando en primera clase en un “Concorde” de Autobahn

Los primeros RS fueron concebidos como familiares deportivos para sobrevolar autopistas alemanas.

Precisamente una de las razones de ser de los Avant deportivos de Audi es la velocidad punta, esa capacidad de un mastodonte como este RS2 que en su día pesaba más de 1.600 kilogramos, para alcanzar velocidades de infarto y sobrevolar las emblemáticas autopistas alemanas acortando las distancias – o por lo menos los tiempos que se tarda en recorrerlas – con el mayor aplomo, confort y seguridad posible.

De hecho, por mucho que sus prestaciones nos pudieran indicar lo contrario, un RS Avant no es un deportivo pensado para circuito – aunque pudiera dar el Do de pecho en este escenario – sino para aquellos que buscan un turismo práctico y espacioso para viajar con toda la familia sin echar de menos las prestaciones y la velocidad de un deportivo de verdad.

RS: del familiar deportivo a la gama ultra-deportiva de Quattro GmbH

El color característico que siempre definió a los Audi RS, es el azul, aunque la deportividad de Audi siempre ha estado asociada al rojo.

Aunque las siglas RS nacieron inicialmente como el origen de una nueva sección de familiares ultra-deportivos, con el tiempo también se extendió la denominación para abarcar a berlinas (Audi RS6 C6) y coupés (Audi RS5) de altos vuelos.

Entonces, y hasta hace bien poco, el color azul se convirtió en el leitmotif de los RS. Actualmente a juzgar por los últimos modelos presentados y el despliegue de imágenes oficiales que nos ha llegado, la estrategia de Audi pasa por seguir potenciando el color rojo para evocar la deportividad de sus máquinas.

Fuente: Audi
En Diariomotor: La saga Audi RS, RS2 1994 | Audi RS4 Avant | Audi RS6 Avant 2013

Lee a continuación: Si eres fan de Audi, este es el garaje de tus sueños

  • Anónimo

    “Y lo que es aún más llamativo, un Audi RS2 Avant podía ganarle metros en una salida lanzada a un Ferrari 456”

    No será que puede ganarle metros en una salida desde parado? porque acabo de buscar la potencia del 456 y son 440 cv, por lo que hay bastante diferencia; desde parado si que podría ganar algo gracias a la tracción quattro

    • Anónimo

      Todo depende de a qué velocidad se haga la salida lanzada, porque el 0-100 del 456 es de 5,2. Es 0,4 segundos más lento que el RS2.

      • Anónimo

        Yo cuando escucho salida lanzada se me viene a la mente unos 70 – 80 km/h y a esas velocidades no creo que el Ferrari tenga pérdidas de tracción porque no tiene el par motor suficiente y seguramente ya esté agotando la primera marcha y a punto de meter la 2ª. Donde más tiempo pierde es al principio de la arrancada, luego como dice el artículo lo va recuperando

        • Anónimo

          Pues por eso mismo. De todas formas habría que ver algo más que los CV. El 456 lleva un V12 de 5.5L atmosférico y el RS2 un 5 cilindros turboalimentado de 2.2L

          A parte de que no sabemos la relación de cambio y algunas cosas más. Son muy diferentes y no sabemos cómo se comportan a lo largo de una aceleración.

          Tampoco sabemos sus recuperaciones, el RS2 es turbo y eso quizás le dé ventaja.

        • Tienes toda la razón, quería decir en la salida desde parado. Lo he corregido.

          Gracias por el aviso ;)

    • Paco

      Perdonar, pero creo que nos estamos olvidando de una cosa, el tamaño del turbo en el Audi. En esos tiempos donde no existía la geometría variable y dónde los motores no eran tan eficientes como ahora, para conseguir extraer 315CV de un 2.2 había que utilizar un turbo de tamaño considerable.
      Es bastante seguro que debido a esto el lag tendría que ser brutal, por lo que en una salida lanzada donde el tiempo de carga del turbo ya ha desaparecido y la efectiva tracción quattro hace su trabajo el Audi tendría que ser muy muy rápido, por lo que yo si me creo que sacara metros al Ferrari al menos durante unos segundos.

  • BrunoD4|

    Que bien sería que tomen ese color celeste para las versiones RS. Sería diferente.

    • X 2.0

      Yo siempre lo he reivindicado, nunca tenian que haberlo quitado del catalogo, en esa foto no se aprecia bien, a la luz natural, es mucho mejor, con un brillo de mica muy bonito.

  • X 2.0

    Yo conozco mucho sobre este coche, de hecho es uno de mis favoritos y hasta lo llevo en la pantalla del movil. Es muy comun potenciarlos, desde hace muchos años es normal verlos con potencias de 500 y hasta 700 cv y funcionar perfectamente, alcanzando sin problemas mas de de 300 km/h. Como dice el articulo, no está pensado para circuito, pero he visto videos donde se defiende muy bien, y en cuarto de milla dejando mal a Imprezzas modernos, cosa que no creia posible hasta que lo vi, y ojo, hablando de coche de serie, sin mods. También se cotizan muy bien, una unidad bien cuidada puede valer sus 17500 euros sin problemas, en Inglaterra mas, ya que hay poco mas de 200 con el volante a la derecha, además alli es coche de culto. Y en cuanto a acabados, es sublime, se podia escojer inserciones de fibra de carbono o madera (de serie fibra de carbono), y la tapicería venia en cuero y alcantara que variaba de color segun el acabado exterior, azul para el azul y gris claro para el resto de tonalidades. También había opción de tapicería beige con plásticos de color beige. Yo lo consideraría un Porsche con carrocería de Audi, las calidades son equiparables a las de un Porsche de la epoca o incluso mas, ya que Porsche no empleaba fibra de carbono en sus interiores y creo que tampoco alcántara y los rendimientos son de un Porsche, si contamos con el handicap de la aerodinamica del Audi. Como última nota, este coche costaba mas de diez millones de las antiguas pesetas en 1994, lo bueno y limitado, se paga.

    • No sabes cuánto se agradecen estos comentarios!

      Como bien dices a día de hoy es un coche de culto, sobre todo en países como Reino Unido.

      De todas formas como digo a lo largo del artículo dónde tienen más sentido estos familiares tan rápidos es en Alemania. Es una gozada acortar las distancias entre ciudades aprovechando los tramos sin límite de velocidad de la Autobahn.

      • X 2.0

        Siempre dispuesto a aportar!! No sabes que carpeta de fotos tengo solo de este coche jeje. Si, porsupuesto, estoy de acuerdo contigo, estos coches son de Autobahn.

  • Gasoilófobo

    Para mí, la primera mitad de los noventa fue la época dorada del automóvil, en cuanto a personalidad de los diseños y, sobre todo, en cuanto a equilibrio entre pureza dinámica y tecnología. Luego llegaron las direcciones eléctricas, los turbitos, la inyección directa, la transmisión automática obligatoria, los gadgets que (mal) automatizan funciones que tú quisieras seguir controlando, la dieselización y las normas antiemisiones, los diseños para relamidos horteras… y todo fue a peor.

    Audi, BMW, Mercedes…quién os ha visto y quién os ve.

    (Precioso también el V8 que se ve en la última foto).

  • nombre

    en los 90 hubo familiares bastante icónicos, este entre ellos, pero tb en el 89 salió el legacy wagon con motor 2.0 turbo y 220cv…o el volvo 850r o algo así en el 94..

    ahora no se ven igual, pero en esos años que un ranchera pasase de 200cv…era raro.

  • Luis Ortego

    Grande David. Por mi zona había uno que me hacía poner los ojos como platos cada poco… todavía miro de vez en cuando en las web de segunda mano, por si un golpe de suerte… ;D