Audi RS4 Avant 2012, la perfecta conjunción entre familiar y deportivo

 |  @vfdezd  | 

Después de la filtración de ayer, Audi se ha decidido a publicar toda la información oficial del Audi RS4 Avant, el esperado tope de gama de la cuarta generación del Audi A4. Tal y como se esperaba, ha sido presentado exclusivamente en carrocería familiar, y no se vislumbra la posibilidad de que está disponible en un futuro en carrocería de cuatro puertas, por lo que la marca de los cuatro aros ha querido mantener ese espíritu familiar estrenado por el Audi RS2 y continuado por el Audi RS4 B5.

A pesar de que ha sido esperado desde hace años, no creo que el nuevo Audi RS4 Avant 2012 sorprenda a nadie, ni por su estética ni por su mecánica. Ambas se alimentan de todo lo que ya hemos visto en el Audi RS5, con el que comparte plataforma, mecánica y detalles estéticos. Su gran baza respecto al prestacional coupé es la practicidad que su carrocería ranchera permite, lo cual convierte al RS4 Avant en un vehículo perfecto para conciliar la vida familiar con la diversión en estado puro.

Audi RS4 Avant 2012: Un Audi A4 Avant brutalizado en todos los sentidos

Analicemos en primer lugar los cambios que presenta el Audi RS4 Avant respecto a los A4 Avant convencionales. Su imagen exterior se puede identificar con la de los últimos Audi RS presentados, aunque presenta ligeras diferencias. En el frontal, nos encontramos entramado en panal de abeja tanto en la parrilla como en las entradas de aire inferiores, y la barra metálica es completamente horizontal, a diferencia de la protuberancia central que presenta en el propio RS5 o en el Audi TT RS.

En el lateral destacan las abultadas aletas y los acentuados faldones. Las llantas de serie tendrán 19 pulgadas de diámetro e irán calzadas en neumáticos 265/35, pero en opción se ofrecerán en 20 pulgadas con neumáticos 265/30. Habrá cuatro diseños de llantas diferentes, incluyendo el de las fotografías y el de cinco radios de los últimos Audi RS. En la zaga, llama la atención el prominente difusor con entramado en panal de abeja y flanqueado por dos grandes tubos de escape ovalados. El spoiler situado en el borde del techo y el logotipo RS4 terminan de cuadrar una estampa muy dinámica. El Audi RS4 Avant estará disponible con ocho colores de carrocería diferentes.

Un interior serio pero sumamente deportivo

Tradicionalmente, los deportivos alemanes han llevado habitáculos predominantemente negro, un color tan discreto como deportivo. En este caso también nos encontramos esa tonalidad, tanto en los plásticos del salpicadero y las puertas como en los tapizados de cuero y Alcantara presente en los asientos tipo bucket, en el volante achatado en el polo inferior o incluso en los paneles de las puertas. La nota de color la ponen las inserciones en fibra de carbono, las costuras en color blanco, la iluminación roja de los mandos o los pedales de aluminio.

Al margen de los asientos o el volante, el diseño del habitáculo es prácticamente el mismo que en el A4 Avant, caracterizado por otros detalles como el pomo de cambio o las manetas para abrir las puertas, que son exclusivas del RS4 Avant. El equipamiento de serie incluye un completo sistema MMI que cuanta con medidor de la temperatura del aceite y cronómetro para medir tiempos de vuelta. Como siempre ocurre en una marca premium alemana, estará disponible un completo catálogo de equipamiento para personalizar cada unidad.

Un motor 4.2 V8 atmosférico de 450 CV para mover esta ranchera deportiva

El corazón encargado de dar vida al Audi RS4 Avant es el bloque 4.2 V8 visto en el RS5. Entrega una potencia de 450 CV a 8.250 rpm y tiene un par motor máximo de 430 Nm disponible entre 4.000 y 6.000 rpm. Va ligado a una caja de cambios de doble embrague S-Tronic de siete velocidades, accionable manualmente desde las levas situadas tras el volante o desde la palanca de cambios. Cuenta con tracción total quattro, con diferencial central de corona, que en condiciones normales entrega el 40% de la fuerza al eje delantero y el 60% al eje trasero, aunque esos porcentajes pueden variar hasta el 70 y el 85% respectivamente si la situación así lo requiere.

El diferencial cuenta además con torque vectoring, que controla la fuerza entregada a cada una de las cuatro ruedas y actúa en caso de situaciones delicadas. Audi ofrecerá en opción un diferencial deportivo que distribuye activa y permanentemente la fuerza entre las ruedas traseras. La suspensiones son más duras que en el A4 Avant, y rebajan la altura del coche en 30 mm. Los frenos de serie son de acero con discos de 365 mm de diámetro, aunque en opción se ofrecen frenos cerámicos con discos de 380 mm de diámetro. En ambos casos montan pinzas de freno de color rojo.

El ESP cuenta con un programa sport e incluso puede desconectarse completamente. Además, se incluye el Audi select drive, que permite adaptar los parámetros de la dirección, la caja de cambios, el acelerador e incluso el sonido del escape en función del comportamiento que desee el conductor. Habrá tres posiciones diferentes: auto, dynamic y confort.

Las prestaciones son muy similares a las del Audi RS5, a pesar de que la forma de la carrocería y el peso extra penaliza su comportamiento. Así, acelera de 0 a 100 km/h en 4,7 segundos, tan sólo una décimas más que su gemelo coupé. La velocidad máxima está autolimitada a 250 km/h, aunque se puede pedir a fábrica que la velocidad máxima se sitúa en 280 km/h. El consumo medio homologado según el ciclo europeo es de 11 l/100 km, una cifra elevada pero no disparatada, aunque probablemente ningún comprador consiga registrar un consumo medio así.

El Audi RS4 Avant llegará a los mercados europeos en otoño de 2012. En España, su precio es de 85.800 euros; esto es, aproximadamente 2.000 euros menos que el Audi RS5.

El Mercedes C 63 AMG Estate, su rival más directo

Resulta muy difícil encontrar rivales directos al nuevo Audi RS4 Avant, tanto que el único comparable directamente es el Mercedes C 63 AMG Estate, esto es, la carrocería familiar del Clase C más bestia disponible con permiso del espectacular Mercedes C 63 AMG Coupé Black Series. Ambos modelos tienen una práctica carrocería familiar que oculta un poderoso motor V8 bajo su capó. La potencia del Mercedes es de 457 CV, sólo 7 CV más que en el Audi, pero su motor la obtiene a base de cilindrada en lugar de alto régimente de giro.

Otra gran diferencia es el método de propulsión, puesto que el Merche es propulsión trasera y el Audi tiene tracción total. Además, el primero monta una transmisión automático de un solo embrague multidisco mientras que el segundo tiene caja de cambios de doble embrague. Las prestaciones son muy similares (de 0 a 100 km/h en 4,6 segundos el Mercedes, sólo una décima más que el RS4), pero el consumo es superior en el caso del C 63 AMG (12,3 l/100 km frente a 11,0 l/100 km) Podría decirse que el RS4 facilita ofrece una conducción más sencilla frente a la mayor destreza que exige el C 63 AMG.

El otro modelo que podría ser comparado por carrocería y prestaciones el el Cadillac CTS-V Sport Wagon, aunque sus cifras de motor son superiores puesto que monta un 6.2 V8 de 557 CV. Su aceleración de 0 a 100 km/h se cifra en 4,2 segundos, unas importantes décimas menos que los dos modelos anteriores. Además, este modelo no se comercializa en Europa por lo que de momento la batalla se centrará entre el Audi RS4 Avant y el Mercedes C 63 AMG Estate, a la espera de que BMW lance una hipotética versión familiar M3 de la actual generación del Serie.

Fuente: Audi
En Diariomotor: Audi RS5 2012 | Audi TT RS

Lee a continuación: Audi RS4 Avant, 450 CV de potencia para disfrutar en familia

Solicita tu oferta desde 29.900 €