Toyota i-ROAD: la verdadera alternativa a scooters que no gira, se inclina

 |  @ClaveroD  | 

Toyota desvela por completo el aspecto y detalles finales de su prototipo para movilidad personal bautizado como Toyota I-ROAD que debuta en el Salón del Automóvil de Ginebra. Aunque hablemos de vehículo conceptual, sus aspiraciones no son otras que las de convertirse en un rival directo para el Renault Twizy y el concepto inaugurado por éste donde la mínima expresión del vehículo busca la máxima polivalencia para el usuario.

El Toyota I-ROAD responde a uno de los últimos proyectos donde más se está esforzando la marca para encontrar una apuesta que permita al fabricante llegar al mercado con nuevas y mejores características que le permitan convertirse en un Twizy-Killer. Para ello, que mejor que idear un sistema denominada “Active Lane” que nos permite girar inclinando el vehículo en el sentido del giro que trazamos con el volante.

Toyota I-ROAD: buscando una alternativa real a los scooters

Su reducida anchura con 850 mm y el sistema de dirección activa mediante inclinación persiguen ofrecer maniobrabilidad de scooter

Sin lugar a dudas, la peculiaridad del Toyota I-ROAD por encima de su sistema de propulsión eléctrica sobre las ruedas delanteras o su configuración de triciclo con sólo tres ruedas de apoyo, reside en el diseño de su sistema de dirección que se nutre de un control de suspensión activo que permite variar la inclinación de las ruedas respecto al eje que une el tren delantero con la carrocería.

No te pierdas nuestra prueba del Renault Twizy por las calles de Ibiza

Hablamos de un sistema controlado electrónicamente que basa su funcionamiento en las leyes que transmite el volante a una unidad de control y que ejecutan la variación en el ángulo de la trazada manteniendo la verticalidad gracias al empleo de un giroscopio. De este modo, cuando giramos el volante en su interior, el sistema realiza la maniobra de giro variando el grado de inclinación de la carrocería respecto a la horizontal y modificando la caída de las ruedas delanteras.

Su sistema de propulsión eléctrica ofrece una potencia de 5,4 CV sobre las ruedas delanteras y cuenta con una autonomía máxima de hasta 50 kilómetros. Toyota destaca la anchura del I-ROAD con sólo 850 mm como uno de los puntos clave a la hora de ofrecer una alternativa real a vehículos de dos ruedas. El Toyota I-ROAD gracias a una anchura tan reducida promete ofrecer la maniobrabilidad de un scooter acompañada de los beneficios de contar con una carrocería cerrada, el confort de un vehículo para dos pasajeros y la maniobrabilidad que se extrae del uso de inclinación activa para efectuar giros completos en espacios mínimos.

Fuente: Toyota
En Diariomotor: Renault Twizy, presentación y prueba en Ibiza | Toyota i-ROAD: el anti-Twizy nipón que se tumba en las curvas

Lee a continuación: Lamborghini Veneno: la respuesta de Lamborghini a la nueva generación de superdeportivos

  • Rafel_de_Lluny

    ¿Viene con la rubia de serie o es un extra? :P

  • Ingeniero

    Lo habéis entendido mal. Soy ingeniero industrial, y si las ruedas sólo se inclinasen, por razones físicas sería imposible que el vehículo realizase giro alguno. Por lo tanto, y habiéndole dado un vistazo muy rápido al prototipo, es obvio que girará o bien la rueda trasera, o las delanteras lo harán conjuntamente con la inclinación. No digáis que “no gira, se inclina”, por favor.

    • Patek

      Todo indica que es la rueda trasera la que efectúa el giro.

    • Miquel

      A mi parecer la rueda trasera no se puede inclinar. Lo que proporciona el giro es la altura distinta a la que se sitúan las ruedas delanteras. El vehículo gira hacia el lado en que la rueda delantera está a menor altura, dicho mecanismo se ve claramente en las fotografías (el marco blanco de las ruedas está en distinta posición). Así pues realmente las ruedas no giran, se inclinan, y el artículo es correcto en este punto.

      • Ingeniero

        No lo es. Haz la prueba tú mismo, las bicicletas o motos giran al inclinarse? No. Se inclinan para poder girar, pero lo que realmente las hace girar es la rueda delantera.
        En este caso es lo mismo. Si sólo se inclinase, por mucho que pienses que el artículo es correcto, no giraría.

  • Patek

    Ventajas sobre el Twizy: seguro que no será un mero electrodoméstico alquilado, tiene mejor estética y las sensaciones al ‘volante’ deben de ser desconcertantes y divertidas por núcleos urbanos.

  • sat

    La idea esta bien, es como la piaggio mp3 pero carrozado.

    Lo que me parece una mala idea es que sea electrico, seguro que encarece mucho el vehiculo haciendolo una compra estupida.

    Para mover ese peso y con esa aerodinamica, un motor de motocicleta seria la mejor opcion, lo moveria muy decentemente, tendria buena autonomia, no pagaria mas de 20 euros en impuesto de circulacion, consumiria unos 2 litros y seria barato de fabricar.

    Pero siendo electrico probablemente sea lo contrario y por tanto es una basura.

  • Pingback: Toyota i-ROAD: el urbano inclinable llega a producción | Diariomotor()