El Rolls-Royce Wraith nos demuestra en Ginebra que Rolls también se preocupa por el conductor y las prestaciones

 |  @davidvillarreal  | 

¿De verdad era tan necesario lanzar un nuevo coupé derivado del Rolls-Royce Ghost? Probablemente no. Lo que sí os podemos asegurar es que Rolls-Royce se ha marcado el objetivo de proseguir su imparable crecimiento y para ello no solo necesitan potenciar sus ventas en Asia, especialmente en China, y Estados Unidos, sino también aportar nuevos productos y sensaciones, o en este caso prestaciones.

Y es que incluso con el Rolls-Royce Phantom Coupé en boga, el Wraith sigue siendo un producto digno de mención, excelencia y lujo sin parangón y el nuevo objeto de deseo del millonario que pueda permitírselo. Este nuevo Rolls es una inmensa y pesada mole, con 5,27 metros de largo y 2.371 kilogramos de peso, en la que podemos viajar en primera clase y con la máxima comodidad y el exotismo – entre otras cosas – de sus puertas suicidas, pero también disfrutar de unas prestaciones inéditas para un Rolls.

Damas y caballeros, este es el Rolls en el que el señorito quitará del volante a su chófer para ponerse a conducir y disfrutar.

Casi tan práctico como un Phantom Coupé y más potente y rápido

¿Un Phantom Coupé en miniatura? Tal vez. Y además es mucho más “económico”.

Aún llevándose más de 30 centímetros con un Rolls-Royce Phantom Coupé, el Wraith no tiene nada que enviar a este último. Rolls-Royce ha resuelto su nuevo super-coupé con una trasera de tipo hatchback fastback que personalmente me encantó. Aunque la función del diseño de la zaga tiene bastante de estética y no tanto de practicidad, el acceso al maletero sigue practicándose mediante una tapa convencional.

Las puertas suicidas siguen siendo una extravagancia, menos práctica en un coupé de dos puertas, pero el acceso a las plazas traseras es tan cómodo y sencillo como lo pueda ser en un Phantom Coupé.

Tan sólo conocemos su precio antes de impuestos en Europa, en torno a 245.000 euros. Más adelante se confirmará el precio definitivo, incluyendo impuestos, en cada país, pero podemos ir adelantando que en España superaría con creces los 300.000 euros. No obstante, los Wraith que se matricularán en nuestro país (si llega alguno) podrán contarse con los dedos de una mano. Aún así seguiría siendo un precio considerablemente bajo respecto a un Phantom Coupé, que está bastante cerca de los 500.000 euros. Pero seamos serios, ¿a qué cliente le importará de verdad la diferencia entre uno y otro?

Un super-coupé de lujo único en su especie

Ni su precio ni su exotismo y lujo nos permiten compararlo con un Continental GT. Pero sus prestaciones son muy parecidas.

Pensábamos que sería un verdadero rival del Bentley Continental GT, pero lo sentimos por este último, el Rolls se lleva la palma en lo que a lujo y exhuberancia se refiere. Pero está claro que los 100.000 euros que separarán un Wraith de un Continental GT W12 y los más de 150.000 euros que lo separarán de un más contenido Continental GT V8, hacen que el cliente objetivo de cada uno tenga clara su decisión.

Si soy honesto con nuestros lectores, al ver parar junto a una acera un Continental GT me esperaría cualquier cosa, que bajase un jugador de fútbol o una señorita (o un señor) cualquiera con toda su familia. Basta con que te hayan ido bien tus negocios y tengas una cuenta corriente desahogada para permitírselo.

Pero como en un Phantom Coupé, si veo un Wraith aparecer, lo primero que pienso es que tras el chófer se bajará una diva de la música pop o una estrella del rock. Pienso que en Europa, en tanto es un Rolls-Royce, el Wraith tendrá el “defecto” de ser demasiado exótico y despampanante para cualquiera. Una exhibición de millones que casi nadie se puede permitir en estos tiempos de crisis, aunque te sobre el dinero.

¿Desde cuando importan las prestaciones y la potencia en un Rolls-Royce?

¿Qué fue del secretismo que acompañaba a los Rolls-Royce? ¿En qué momento empezó a importar la potencia y la aceleración de 0 a 100 km/h?

Me atrevo a decir incluso que el Wraith ha sentado un precedente cuanto menos curioso, por primera vez la potencia y las prestaciones importan para Rolls-Royce. Y no es porque antes no importasen, sino porque nunca se habían exhibido con tanto entusiasmo las cifras de un nuevo modelo. Si tiramos de hemeroteca y nos remontamos varias décadas atrás veremos como incluso a la marca no le interesaba mínimamente hablar de la potencia de sus motores. Vendían lujo y unas prestaciones que independientemente de cifras, se sobrentendían extraordinarias.

Por activa y por pasiva Rolls-Royce nos ha cautivado diciéndonos que de verdad han fabricado un coupé de lujo, pero también deportivo y muy potente, con prestaciones inéditas para un coche de la marca. Ya saben, este Rolls ha sido pensado de verdad para el conductor.

Y no quiero decir nada más. Pero incluso con su peso, su longitud y su lujo sibarita, el Rolls-Royce Wraith es capaz de equipararse en sus prestaciones (0 a 100 km/h en 4,6 segundos) con todo un Bentley Continental GT W12.

Fuente: Rolls-Royce
En Diariomotor: Rolls-Royce Wraith, un coupé de altos vuelos y 624 CV de potencia | Rolls-Royce Wraith: el lujo se hace coupé

Lee a continuación: Rolls-Royce Wraith, un coupé de altos vuelos y 624 CV de potencia

Solicita tu oferta
  • AB

    “Una exhibición de millones que casi nadie se puede permitir en estos tiempos de crisis, aunque te sobre el dinero…”

    Pues no estoy muy de acuerdo. Me da la impresión de que se lo pueden permitir los mismos de siempre, o mejor, algunos cuantos más, a juzgar por las ventas, que parece que están aumentado tanto en Rolls como en Bentley. La crisis va por donde va, que no es precisamente por las alturas.

    Otra cosa es que un Rolls haya sido, desde siempre, un coche ostentoso y no demasiado adecuado para salir, pongamos, a tomarte unas cañas (aunque lleves chofer, por si los soplidos, y para eso tampoco es conveniente un coupé). Es un coche solamente apto para determinados ambientes. En este aspecto, es mucho más pasable un Bentley, y eso ha sido desde siempre así; tradicionalmente en Inglaterra siempre se consideró al Bentley más elegante, por discreto y menos ostentoso.

    De todas formas me prece fantástico, y, viviendo en un barrio adecuado de Londres o París, por mencionar algún sitio, podría ser “pasable” manejar un coche como este.

    • Rafel_de_Lluny

      Hombre, los propietarios de estos coches no se van de cañas y tapeo, se van a un cocktail, qu es más fino, elegante y no se mezcla con el populacho. ;)

      • Sobre todo quería destacar claramente que con un Bentley Continental GT por caro y lujoso que sea siempre pasarás más desapercibido que con este. En ciertas zonas de España es muy común encontrarte con un Continental GT y ni por asomo te imaginas lo que cuesta. En cambio este Rolls es tan llamativo, o más, que un Phantom.

        • Rafel_de_Lluny

          Sí hombre, si en eso estoy muy de acuerdo contigo. Y yo que no me va mucho lo recargado y ostentoso en nada, prefiero mil veces el Bentley. Para mí la elegancia y la sobriedad, que no quiere decir ser espartano ni falto de lujo, es un punto.
          Yo he hecho el comentario más que nada pra dar un pequeño toque de humor.

    • xingular

      Poco importa nada de eso en el desierto…

    • Totalmente de acuerdo, que muchas veces no podemos ver más allá de nuestro propio ombligo. Por aquí las cosas están plenamente jodidas, sí, pero hay una buena lista de países cuya economía crece al 5%, lo cual genera bastantes nuevos ricos y millonarios que ante todo, están deseosos de dar a conocer su éxito… ¿alguna idea de como pasear su fortuna ante todos?

  • speedevil

    la trasera no es tipo fastback? de hatch no le veo nada jajajaj!

  • Patek

    Es un coche muy sensible a los colores. Decididamente el esquema bitono le queda peor en mi opinión: hace que el volumen en declive parezca un hardtop sobre un pickup a cierta distancia. Habrá que verlo en vivo antes de emitir juicios definitivos, pero insisto en que deberían haberlo acortado un poco de atrás, igual que el Continental GT pide a gritos 15 cm más de proa.

  • ADN

    ¿A qué cliente le importará de verdad la diferencia entre uno y otro?. Tengo entre mis conocidos (no amigos), a un señor jubilado que con el dinero que ha juntado abrió un negocio exitoso pero discreto. Su sueño material de toda la vida: Comprar un Rolls Royce, el mismo coche que su ex-jefe por más de 30 años ha manejado. Su plan era pagarlo de contado ahorrando aprox 10 años, por si moría heredar un bien y no una deuda. Con la llegada del Ghost, ese plan de ahorro se redujo considerablemente, y en vez de ahorrar 10 años por un Phantom, juntó lo que había ahorrado en 6 y se compró su Rolls Royce, no el más costoso, pero un Rolls Royce. A que voy con esto: aparte del estilo entre uno y otro, hay una gran diferencia en precios, y no necesariamente el que puede pagar un Phantom coupé puede pagar 2, pues para muchos de sus clientes es el objeto más costoso que poseen ,incluso más que las casas donde viven.

    • R.N.

      Así va España…

  • ARGENTO

    ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡bestial!!!!!!!!

  • ds

    ya lo veo en fibra de carbono, claro no un tuning barato sino acorde de los colores de la carroceria
    para disminuir peso y mejorar peso-potencia y asi prestaciones,,,, claro No tuning de barrio