Rolls-Royce no deja de crecer y sus ventas siguen aumentando

 |  @davidvillarreal  | 

Rolls-Royce sigue imparable en su crecimiento como marca por dos motivos: la expansión de su oferta y el aumento de las ventas anuales, que un año más siguen subiendo gracias, sobre todo, al trabajo realizado en el continente asiático. Hace un año para estas fechas os anunciábamos que la marca había logrado en 2011 el mejor resultado de su historia, triplicando y casi cuadriplicando las cifras de 2009.

En 2012 apenas han aumentado sus ventas, con 3.575 unidades vendidas en todo el mundo, que son apenas cuarenta más que el año anterior. El dato es si cabe aún más positivo y reseñable, si tenemos en cuenta que Europa no pasa por una situación económica demasiado agraciada y favorable ni para la ostentosa limusina de lujo, ni para cualquier otro vehículo de cuatro ruedas. Por otro lado Rolls-Royce sigue destacando que la mayoría de los productos que fabrican gozan de un alto nivel de personalización. Además, las ventas por regiones arrojan resultados bastante curiosos, como que Estados Unidos haya superado en ventas a un país que se las promete felices para los fabricantes del lujo más extremo, China.

Estados Unidos y China, feudos inexpugnables de Rolls-Royce

En España, un mercado casi irrelevante para Rolls-Royce, las ventas han caído a sólo dos coches desde los nueve que se matriculasen en 2010.

Estados Unidos crece y se convierte por tanto en el mercado más importante para Rolls-Royce, seguido muy de cerca por China y su prolífico concesionario de Pekín, el que más ventas ha cerrado a lo largo de todo el año. Europa resiste gracias al repunte puntual de las ventas en algunas regiones como Alemania (+15%). Oriente Próximo sigue siendo otra de las regiones más importantes para Rolls. En Arabia Saudi las ventas han crecido un 63% respecto al año anterior. En España este año se matricularon sólo dos unidades, ambas del Rolls-Royce Ghost, una cifra inferior a las tres de 2011 y las nueve de 2010.

Una de las claves que ya os adelantábamos previamente, es el lanzamiento del Rolls-Royce Ghost, que ha conseguido convertirse no sólo en el modelo de acceso a esta marca de lujo que en algún momento todos hemos soñado tener en nuestro garaje, sino también en un revulsivo para las ventas ante el posible estancamiento que se pudiera producir por la veteranía de la gama Rolls-Royce Phantom. Ya os podemos ir adelantando que en unas semanas se presentará también el Rolls-Royce Wraith, un coupé de altos vuelos sobre la base del Ghost dispuesto a rivalizar con el propio Bentley Continental GT. Con su lanzamiento las ventas podrían aumentar aún más…

El Rolls-Royce Ghost es el modelo más vendido actualmente, además, tres de cada cuatro coches están dotados de personalizaciones especiales del departamento de la marca encargado de ello. Prácticamente todos los Rolls-Royce Phantom fabricados, cerca de un 95%, contaban también con un alto grado de personalización – en palabras de la propia marca -.

Fuente: Rolls-Royce
En Diariomotor: Crisis. ¿Qué crisis? Rolls-Royce triplica sus ventas en dos años | Rolls-Royce vende más vehículos y también más personalizados

Lee a continuación: Toyota, de nuevo, es el mayor fabricante de todo el mundo