Rolls-Royce vende más vehículos y también más personalizados

 |  @davidvillarreal  | 

El caso de Rolls-Royce es bastante curioso. En tiempos de crisis como estos el ascenso de una marca de lujo sólo apto para los más sibaritas ha sido meteórico. En sólo dos años habrían triplicado sus ventas. Pero aún hay más, según Rolls-Royce cada vez más clientes demandan los servicios del departamento de personalizaciones exclusivas que van desde acabados de pintura únicos, a materiales exclusivos y personalizados, inserciones únicas al gusto de cliente, kits especiales (kit de picnic, de champagne, de servicios multimedia y de información…).

De las estadísticas que ha presentado Rolls-Royce se extraen conclusiones bastante interesantes. En Oriente Medio prácticamente ningún Phantom se ha quedado durante el último año sin su personalización, mientras que en el feudo de Reino Unido y Europa la cifra de personalizaciones rozaría el 90%. En el caso del área Asia Pacífico sería del 80%.

Está claro que las expectativas del cliente que adquiere un Rolls apuntan a la exclusividad y el detalle que prácticamente no puede hallar en ninguna otra marca.

Otra conclusión más. El efecto Rolls-Royce Ghost ha permitido que las ventas aumenten y haya más clientes que se decidan a comprar un baby-Rolls, pero también ha hecho que aumenten los detalles de exclusividad que estos demandan en la marca mediante la vía de la personalización oficial. Más de la mitad de los Ghost que se han vendido ya, habían pasado por el departamento de personalizaciones.

Hasta tal punto habría llegado la demanda que la actividad del equipo de trabajadores de Rolls-Royce se habría multiplicado por dos en el último año. Sin ir más lejos en agosto del pasado año se hacía oficial la expansión de las instalaciones en las que Rolls-Royce ultima los detalles más exclusivos de sus vehículos de lujo.

Definitivamente fabricantes de lujo y de deportivos se amparan en la personalización y el detalle para añadir un toque de exclusividad y un valor añadido a sus productos. El ejemplo de Rolls-Royce ya lo habrían seguido otras marcas como Ferrari, tal vez al comprobar el éxito de algunos preparadores exclusivos europeos (Hamann, Techart, Novitec…) y el relativo éxito que tienen en clientes sobretodo de Oriente Medio.

En Diariomotor: Ferrari Tailor-Made, el programa de personalización de Ferrari al detalle

Lee a continuación: Vacaciones en la nieve: Fiat, Hyundai, BMW, Rolls Royce y Porsche prueban a sus futuros modelos

  • Vende más vehículos personalizados porque precisamente su alto precio hace que los clientes lo quieran a medida. Cada vez triunfan más estos programas; Lamborghini tiene a Ad Personam, Ferrari a Tailor Made, Rolls Royce el programa Bespoke… A quien no le gustaría. Mirad el configurador del Phantom, flipad con todas las opciones: 
    http://configure.rolls-roycemotorcars.com/phantomEWB_new.html

    Por cierto, el Ghost rosa de la primera foto es más feo que pegar a un padre después de muerto.

  • Anónimo

    Con el dinero que se han metido en la “butxaca” a base de especular bien que se pueden permitir estos caprichos. Ya se sabe, en tiempos de crisis los ricos más ricos y los pobres a la mierda.

  • EL MAS INCOGNITO

     el exito de estas marcas es producto de su exclusividad y originalidad si siguen trabajando como van su limite sera el cielo