Corvette Rondine de 1963, el Corvette interpretado por la pluma de Pininfarina

 |  @vfdezd  | 

La casa italiana Pininfarina puede presumir orgullosamente de ser una de las casas de diseño más importantes de la historia de la automoción. En sus más de 80 años de historia han salido de sus estudios multitud de modelos para gran cantidad de fabricantes, si bien en la retina de los aficionados permanecen grabados modelos como el Ferrari F40, el Maserati 5000GT, el Lancia Flaminia o vehículos más modernos como el Maserati GranTurismo o el Ferrari FF.

Como vemos, su relación con los fabricantes italianos es muy estrecha pero también han colaborado con otras casas como Hyundai, Ford o Mitsubihi. En los años 60, en los que los one-off eran mucho más comunes que ahora, la firma italiana también trabajó con Chevrolet para la creación del Corvette Rondine, una auténtica joya de coleccionista que fue creada como prototipo exhibitorio para mostrar en el Salón del Automóvil de París de 1963. Basado en el Corvette C2 de aquella época, muestra importantes diferencias estéticas.

Como vemos en las imágenes, esta reinterpretación del ‘Vette C2 muestra una imagen más similar al de los coupés Gran Turismo que poblaban las carreteras europeas por aquella época, con una estampa que diferencia claramente los tres cuerpos pero sin perder la identidad del Corvette original. Respecto al Sting Ray, muestra unos trazos más limpios, sin esas nervaduras ni branquias laterales características. La forma del techo tampoco es la misma, ya que en el Rondine la caída es mucho más acusada.

El diseñador del vehículo fue Tom Tjaarda, un estadounidense de origén holandés que en su carrera diseñó más de 70 vehículos, no sólo para Pininfarina sino también para otros estudios como Ghia o Giugiaro. A nivel de fabricación, una diferencia clave entre el Corvette original y el Corvette Rondine es que éste último tenía la carrocería fabricada en acero en lugar de fibra de vidrio. Bajo el capó nos encontramos un motor de 327 ci (5.4 litros) con 8 cilindros en V que entrega 360 CV, ligado a una caja de cambios manual de cuatro velocidades.

Este coche ha vuelto a ser noticia recientemente porque se ha sabido que va a salir a subasta el fin de semana del 23 al 25 de agosto en la subasta de Carlisle (Pensylvannia, EEUU). Será la segunda vez que se subasta ya que en 2008 ya fue subastado por 1.76 millones de dólares después de haber permanecido durante más de 40 años en el museo Pininfarina, en tierras italianas. Ahora se ofrece otra magnífica oportunidad es hacerse con un coche único, aunque aún no hay estimaciones de cuál podría ser el precio final que podría alcanzar.

Fuente: Supercars | Carscoops
En Diariomotor: El nuevo Chevrolet Corvette Stingray ya tiene precio: 52.000 dólares, menos de 40.000 euros | Rossi SixtySix, el retorno del Corvette C2 a través del C6 | 1963 Chevrolet Corvette Grand Sport, a subasta

Lee a continuación: Corvette Stingray Shooting Brake: Callaway lo hará posible

Solicita tu oferta
  • Nico_DP

    Los Corvette C1 C2 y C3 ya de por si son inmejorables, pero los italianos son tan pasionales que, poniendole corazon, cualquier modelo resalta aún más.

  • nombre

    bonito.

  • Luis Gonzalez

    muy lindo encerio muy exotico