Hyundai i10, toma de contacto en Madrid: conociendo a fondo al renovado utilitario de Hyundai

 |  @HerraizM  | 

De cara a 2014 Hyundai ha sometido a una importante evolución a su modelo más urbanita, al Hyundai i10. No sólo ha crecido en dimensiones, sino que además llega con una imagen bastante más atractiva, más opciones de equipamiento y una percepción de calidad en su habitáculo mayor.

Exclusivo para el mercado europeo, el Hyundai i10 busca ofrecer a los clientes del segmento A, un segmento por otro lado con no demasiado peso comercial en España, valores del segmento B. Lo hace recurriendo a una imagen bastante fresca, a precios contenidos, una buena habitabilidad interior y elementos que no son demasiado habituales en su categoría.

Nos ponemos tras el volante del nuevo Hyundai i10 con el motor 1.25 MPI de 87 caballos asociado al equipamiento Style Plus, techo de la gama, para conocer como se desenvuelve dinámicamente el utilitario de Hyundai, todos los detalles de esta nueva generación y como queda configurada su gama para España.

Un nuevo y considerablemente mejorado aspecto

Importante evolución estética la que ha sufrido el Hyundai i10 con esta nueva generación. Un vistazo alrededor de la unidad que nos va a acompañar durante los próximos kilómetros bien lo atestigua a golpe de rasgos de moderno diseño, curvas y en general un aspecto coqueto que sin llegar a ser referencia en el segmento, para eso están estetas como el Fiat 500, el nuevo Opel Adam o los recién llegados Peugeot 108 y el nuevo Renault Twingo, se muestra bastante interesante y juvenil.

Destaca en su frontal la parrilla hexagonal, acompañado por unas ópticas de rasgada (sin caer en el exceso) mirada que quedan integradas en la fina parrilla intermedia. Las formas de estas ópticas junto a la parrilla, que mantiene la continuidad de la la imagen de la marca, bien se encargan de proferirle a este Hyundai i10 ese aire moderno… pero en el caso de nuestra unidad, con acabado Style, queda aún reforzado por las luces antiniebla enmarcadas por unas luces diurnas LED.

En su vista lateral destaca el aplique inferior, resaltando las líneas curvas del i10, pero en el caso de nuestra unidad bien merecen la atención las brillantes llantas de 15 pulgadas. Llegando a su zaga nos encontramos con unos pilotos de un tamaño compacto, un alerón coronando el portón del maletero y un paragolpes en el que de nuevo debemos hacer mención a las curvas.

En términos generales la evolución de su diseño exterior es realmente considerable. La parrilla hexagonal le sienta muy bien y en general la dosis extra de garra le hace ganar muchos puntos en el plano estético, aunque siempre tendrá por encima en el segmento a modelos que han nacido para satisfacer, por delante de otros menesteres, las exigencias estéticas. Desde luego el conjunto frontal de parrilla y ópticas le sienta muy bien al i10.

Por dimensiones el Hyundai i10 cuenta con una longitud de 3.665 mm, una anchura de 1.660 mm, una altura de 1.500 mm y una distancia entre ejes de 2.385 mm. Su peso es de 952 kg para la versión de 3 cilindros y de 941 kg para el 4 cilindros, siendo de 961 kg en el caso de la versión automática. Su maletero cuenta con una capacidad de carga de 252 litros, rondando los 1.050 litros con los asientos traseros abatidos.

Su habitáculo: de acabado correcto y con multitud de elementos de un segmento superior

La unidad que nos acompaña en esta toma de contacto por las calles de Madrid cuenta con el acabado Style, sorprendiéndonos al abrir la puerta con un acabado bicolor en negro y naranja. El naranja cubre la mitad del salpicadero, los reposabrazos laterales, el aplique de la palanca del cambio y la tapicería, contando con costuras en contraste también en naranja.

Al tacto abundan los materiales duros, pero el ajuste es bueno en la relación precio-segmento. Sin duda el acabado bicolor favorece el aspecto general del habitáculo, que cuenta con un diseño sencillo, sin demasiadas florituras.

Donde realmente destaca el habitáculo del Hyundai i10 es en la habitabilidad de las plazas delanteras. Cuenta con una buen nivel de espacio disponible incluso para adultos de 1.90 metros, destacando tanto en anchura como altura y espacio longitudinal. En las plazas traseras, con la configuración del asiento en posición para conducir, midiendo 1.80 metros, queda también un buen nivel de espacio para las piernas, contando con una buena amplitud para 4 personas y algo limitado por anchura para 5, pero sin duda 4 personas no tendrán problemas de espacio en desplazamientos urbanos.

Acostumbrados ya a la habitual presencia de sistemas multimedia avanzados puede chocar la presencia de un display en azul para el sistema de sonido, pero a cambio nos encontramos con un completo equipamiento con volante multifunción, entrada sin llave y arranque por botón, climatizador, toma de 12v e incluso techo solar. Este sistema de sonido cuenta con toma USB, pero se echa de menos una interfaz más moderna, a color y más evolucionada.

Hyundai i10, toma de contacto: probamos el 1.25 MPI de 87 caballos

Hora de arrancar. Nuestra unidad, además de contar con el acabado Style, hace gala de la mecánica más potente de la gama, el motor de 4 cilindros y 1.25 litros MPI de 87 caballos, quedando por debajo el bloque de 3 cilindros y 1 litros de cubicaje con 66 caballos. Esta alternativa cuenta también con cambio automático, pero en el caso de nuestra unidad se recurre a una transmisión manual de 5 velocidades.

Primeros kilómetros con el Hyundai i10 y nos desvela un conjunto de dirección y cambio con un enfoque totalmente dedicado a la comodidad. Su tacto es muy blando y cómodo en ambos casos, lo que nos resulta perfecto para la pelea diaria del tráfico urbano, territorio del i10. La dirección puede parecernos un tanto artificial y desde luego lo es, al igual que reticente a transmitirnos con exactitud como transcurre el contacto entre rueda y asfalto, pero a buen seguro que el grueso de clientes del i10 agradecen esa falta de información en aras de un tacto cómodo a la hora de maniobrar entre calles estrechas o maniobras de aparcamiento.

Dinámicamente el motor de 87 caballos empuja con soltura por vías rápidas al i10 y su peso contenido así como las contenidas dimensiones propias de su segmento y el tacto de la dirección lo convierten en un coche ágil y capaz de desenvolverse con soltura entre el tráfico. Dadas las condiciones de la toma de contacto no podemos ofrecer una medición del consumo durante la prueba, como referencia tenemos la cifra homologada, con 4.9 l/100 km. Quizá podamos tachar cierta pega en los desarrollos largos de su transmisión, pero tampoco resultan especialmente reseñables.

Junto a un buen aislamiento, con pocos ruidos aerodinámicos o del motor, al igual que vibraciones mecánicas, nos encontramos con un conjunto de suspensiones que trabaja muy bien tanto en tacto de conducción, ofreciendo una buena pisada dentro de su segmento, como por absorción, filtrando de una forma muy correcta badenes y baches. El confort por tanto, tanto por el leve sonido que llega al habitáculo como por el buen trabajo de sus suspensiones, es bastante elevado dentro del segmento, en perfecta sintonía con el enfoque práctico del tarado de su dirección y el tacto blando al engranar sus marchas.

¿Cómo queda configurada la gama del nuevo Hyundai i10?

La gama del Hyundai i10 queda conformada por dos niveles mecánicos, la posibilidad de recurrir al cambio manual o automático y 3 niveles de equipamiento, partiendo, sin descuentos, desde los 10.500 euros y llegando en su versión más alta hasta los 15.550 euros.

Estando sólo disponible con mecánicas gasolina nos encontramos con el 1.0 MPi de 66 caballos y el 1.2 MPi de 87 caballos, pudiéndose asociar esta alternativa también a un cambio automático. El 1.0 de 66 caballos y 94 Nm de par, con un bloque de 3 cilindros, homologa un consumo medio de 4.7 l/100 km, mientras que el 1.3 Mpi de 4 cilindros y 87 caballos, con un par de 120 Nm, registra un consumo de 4.9 l/100 km con cambio manual y de 6.2 l/100 km con cambio automático.

Prestacionalmente la versión de 66 caballos registra una aceleración en el 0 a 100 km/h de 14.9 segundos, con una velocidad máxima de 155 km/h, mientras que la alternativa de 87 caballos marca un 0 a 100 km/h en 12.3 segundos y una velocidad máxima de 171 km/h. La alternativa automática registra el 0 a 100 km/h en 13.8 segundos con una velocidad máxima de 163 km/h.

Por acabados nos encontramos con el acabado Essence como punto de partida de la gama, contando de serie en este acado con 6 airbags, cierre centralizado, ABS, ESP, dirección asistida, ventanillas oscurecidas, volante regulable en altura, ordenador de a bordo, testigo de puertas abiertas, anclajes ISOFIX, llantas de acero de 14 pulgadas, sensor de presión de neumáticos y el acabado interior bicolor en beige y negro. Opcionalmente se puede optar por el Paquete Opcional Essence Plus que por 1.100 euros añade radio CD Mp3 y climatizador manual.

Como acabado intermedio está disponible el acabado Tecno, que añade sobre el acabado Essence el climatizador manual, espejos eléctricos calefactables, tiradores de las puertas en el color de la carrocería, acabado interior bicolor en naranje y negro, o azul y negro en función del color exterior, elevalunas eléctricos delanteros y traseros, llave con mando a distancia y alarma, asiento del conductor regulable en altura y radio CD MP3 con USB. Opcionalmente está disponible el Paquete Tecno Plus que por 400 euros añade luces LED delanteras con antinieblas, bluetooth con mandos en el volante y 4 altavoces.

Por último, el acabado más alto de la gama, el acabado Style, incluye como equipamiento adicional al acabado Tecno, luces Led delanteras con antiniebla, bluetooth con mandos en el volante, cinturones delanteros con ajustes en altura, luces delanteras de giro, asistente de arranque en pendiente, llantas de aleación de 14 pulgadas y volante y pomo de la palanca del cambio en cuero. De igual forma que con los acabados Essence y Tecno se ofrece un paquete Style Plus que por 1.100 euros añade entrada y arranque sin llave, control de crucero, sensores traseros de aparcamiento, llantas de 15 pulgadas y climatizador automático.

La gama por acabados, motor y precio queda configurada de la siguiente manera:

Motor Potencia equipamiento Precio del nuevo Hyundai i10 1.0 MPi 66 CV Essence 10.500 euros 1.0 MPi 66 CV Tecno 12.200 euros 1.2 MPi 87 CV Tecno 12.700 euros 1.2 Mpi Automático 87 CV Tecno 13.950 euros 1.2 MPi 87 CV Style 14.300 euros 1.2 MPI Automático 87 CV Style 15.550 euros

Actualmente nos encontramos con un precio promocional de 6.500 euros para el Hyundai i10 1.0 MPi de 66 caballos con acabado Essence, promociones y Plan PIVE incluidos.

Sus rivales: un nutrido segmento con poco peso en nuestro mercado

No son precisamente pocas las alternativas a las que podemos recurrir a la hora de comprar un modelo del segmento A. De la mano de Volkswagen tenemos por ejemplo el Volkswagen Up! que con Plan Pive parte desde los 8.300 euros con el acabado Move y 60 caballos. En Ford, el Ford KA parte desde los 6.290 euros con el motor gasolina de 69 caballos. Fiat con el Fiat Panda parte desde los 8.874 euros con el acabado Pop y el motor gasolina de 69 caballos. Recurriendo a un enfrentamiento familiar, acudiendo a KIA, nos encontramos con que el KIA Picanto parte desde los 5.872 euros (incluyendo un descuento de 3.873 euros) con el motor 1.0 de 69 caballos.

Si acudimos a las opciones más estetas del segmento nos encontramos con un Fiat 500 que parte desde los 13.050 euros con el motor gasolina de 69 caballos o un Opel Adam que parte desde los 13.650 euros con la configuración Jam y el motor gasolina de 70 caballos.

En Diariomotor: El nuevo Hyundai Genesis se enfrenta a Nürburgring… y lo hace en compañía de LotusHyundai, el I+D como pilar fundamental de su crecimiento globalHyundai i30 CW 1.6 CRDI TECNO S SKY (110CV) a prueba

Lee a continuación: Hyundai revela sus cartas: el nuevo Hyundai i10 crecerá en todos los sentidos

El Hyundai i10 es un pequeño utilitario urbano que ofrece transporte y cierto equipamiento a precios de saldo perpetuo. Fue totalmente renovado en diciembre 2013

  • Ojete McMierder

    Equilibrado y con un acabado digno de segmento B. Este Hyundai es un órdago en todo regla para el segmento A, la alternativa más racional que huye de modas retro o cochecitos monos para pijas. Un buen segundo coche para una familia media.

  • Alejandro

    Justo hoy he visto uno de estos nuevos por la calle, y me ha sorprendido gratamente, pues nunca me han gustado los coches asiáticos de este tamaño.

  • IGC

    Entre el Fiat 500 (dominador absoluto desde que llegó al mercado en la mayoría de países) y el próximo Renault Twingo lo tienen complicado el resto de modelos de este segmento para venderse bien.

  • Sergio Rincón

    Pues muy sorprendente la cantidad de equipamiento que trae este i10 y las posibilidades de configuración. Me gusta el diseño interior, simple y con
    Lo más triste es que ésta versión llegará en unos dos o tres años a mi país, la van a vender al mismo precio equivalente pero con la mitad del equipo y con todas las opciones compensaría comprarse una berlina de segmento B con equipo suficiente.