Fórmula 1. Red Bull empieza a jugar sus cartas

 |  @josetellaetxe  | 

Red Bull quiere mantener intactas sus opciones para este campeonato y tras una pretemporada para tirar a la basura —la austriaca acumuló innumerables problemas en Jerez y Sakhir que la impidieron rodar los suficientes kilómetros y recabar los datos necesarios— y después de sufrir un comienzo de temporada marcado por el abandono de Sebastian Vettel y la descalificación de Daniel Ricciardo en Albert Park (Gran Premio de Australia, primera prueba del Mundial), ha desplegado toda su potencia de fuego en aras de recuperar más pronto que tarde parte del terreno perdido.

Para los neófitos o no avisados, cabe puntualizar que la Fórmula 1 es un universo sumamente complejo en el que a veces, se hace necesario que la política o la labor de pasillos, como vulgarmente nos referimos los aficionados a ello, vaya de la mano con el esfuerzo realizado por los departamentos de ingeniería y los propios pilotos, de manera que conforme a ese cúmulo de normas no escritas que definen nuestro deporte, la plana mayor de Milton Keynes ha salido recientemente a la palestra para luchar de tú a tú con la FIA para lograr la recuperación de unos puntos que perdidos en Melbourne, pueden acabar resultando cruciales en la lucha por el título de marcas.

En este sentido, el máximo representante de Red Bull, Dietrich Mateschitz, propietario de la escudería, tomaba la batuta de la guerra política y lanzaba un órdago a la Federación amenazando con el abandono de su equipo como contestación a la descalificación de Daniel Ricciardo en el pasado Gran Premio de Australia: «Estaremos en la Fórmula 1 mientras tenga sentido hacerlo. No se trata de que sea rentable económicamente, sino de que mantenga su espíritu deportivo. Si las influencias ajenas siguen aumentando, hay un límite claro que no estamos dispuestos a rebasar.»

Sin duda la sangre no llegará al río. Mateschitz escenifica el malestar de Red Bull pero en el fondo está tratando de ganar tiempo. La vista para resolver la apelación de Milton Keynes sobre el caso Ricciardo se resolverá el próximo 14 de abril, mientras tanto, todo el equipo está trabajando a destajo para tener lista una versión «B» del fallido RB10 de este año, antes de que El Circo desembarque en Europa (Gran Premio de España, a celebrar del 9 al 11 de mayo próximos).

Christian Horner, director deportivo de RBR, ha incidido en el aspecto escenificado por Dietrich Mateschitz: «Estamos respaldados por el reglamento técnico y deportivo al 100%. El artículo 5.1.4 de la normativa técnica dice que no se pueden superar los 100 kg/h de caudal de combustible y no lo hemos hecho», pero de sus palabras se extrae que durante el Gran Premio de Malasia, Red Bull va  a tener sumo cuidado en no transgredir la jurisprudencia técnica establecida por Jo Bauer y su equipo en tierras australianas.

Las espadas parecen estar en lo alto pero en el fondo, Milton Keynes busca una salida honrosa a su impertinencia de Australia, cumpliendo a partir de Sepang el reglamento con la vista puesta en la restitución de Daniel Ricciardo en el segundo puesto logrado en Albert Park, porque el suceso fue totalmente inesperado y porque como decíamos más arriba, en definitiva, el saldo puede resultar imprescindible en la lucha por el Mundial de Marcas para una escudería, Red Bull, que necesita que estas tres o cuatro carreras iniciales del campeonato 1014, transcurran lo más rápido posible.

 

En Diariomotor: Fórmula 1. La seguridad sigue siendo un riesgo

Lee a continuación: El Dr. Hartstein no es optimista sobre el estado de Michael Schumacher

  • V-8

    VAMOS QUE QUIEREN SEGUIR GANANDO………………………………………………PERO CON TRAMPAS COMO EL AÑO PASADO CON LOS NEUMATICOS…………..QUE LISTOS

  • dvgguirado dvg

    Dónde está Sebastián Vettel con su RB10. Hay se ve que cuando el coche no va el piloto no puede hacer nada. Sólo hay uno que saca petrolio de la basura Italiana.

    • Gp

      Cuando Alonso pierde es xq lleva una “basura italiana”. Pero cuando gana es porque es un megapiloto, el coche no tiene nada q ver… Q poco objetivos sois los alonsitas. A ver si nos olvidamos de la procedencia de cada piloto a la hora de opinar de F1

    • Vitinen

      Efectivamente, sin coche ya te puedes llamar lo que quieras que no ganas…por eso Alonso desde que se fue de Renault no ha vuelto a ganar y el mejor motorista de la F1 siguio ganando…y que nadie dude que este año volvera a hacerlo!!!

  • Pedro F.

    Bueno, en mi modesta opinión creo que la normativa esta de regular de algún modo el
    flujo de la gasolina me parece una sobrada. Quiero decir que hay formas mucho
    menos costosas y notablemente fiables para hacer que el consumo no vaya más
    allá de lo que “mamá FIA” dicte. Así que un negativo (ya he perdido la cuenta)
    para la Federación. Lo que me parece de niño mimado, como ha estado en los
    últimos años Red Bull, es querer pasarse por el arco del triunfo las normas. Si
    la haces la pagas, así debería ser siempre aunque todos sabemos que esto
    depende de los intereses del “circo”.

    El señor Mateschitz está en su papel y, como no podía ser de otra forma, defiende
    lo que es suyo y si cuela, cuela. Pero es una pena que este bello deporte haya
    tenido siempre este lastre burocrático, activando una polémica que no debería
    pasar de los circuitos y la competitividad entre los pilotos.

    Saludos.

  • Xistral

    La F1 es ya el deporte de motor más aburrido y más antideportivo de todos. De verdad alguien puede comparar esto a una carrera de V8 supercars australiana o incluso a las de la Nascar, ya no digo con el WRC. Si de verdad llegan a retransmitir todas estas en condiciones, como la F1 ya nadie vería esas carreras de F1 en las que el piloto parece un androide a las órdenes de100 ingenieros que le dicen hasta cuando tiene que acelerar y frenar. Ya no digo nada de los circuitos que se fueron dulcificando hasta el punto de que cometes un error de libro y no pasa nada porque ya te asfaltaron toda la escapatoria y hasta puedes ganar la carrera, en V8 supercar cometes un pequeño error y la mayoria de las veces dices adios a las posibilidades de ganar. Y encima si haces una basura de coche, protestas y si tienes dinero te dejarán cambiar tu diseño y se lo harán cambiar a los demas… Es de coña. La F1 es una basuraaaaaaaaaaaa.