El Lancia Stratos HF Zero y los orígenes del diseño en cuña de Lamborghini

 |  @davidvillarreal  | 

Dime qué ves en este prototipo. Te diré que se llama Lancia y que marcaría el devenir de un modelo tan importante para esta marca italiana como el Stratos. Pero seguro que su semejanza con otros ilustres italianos te hará dudar. Y es que este prototipo visionario, diseñado en 1970, adelantaría la línea a seguir por toda una generación de superdeportivos, un diseño en forma de cuña, de pliegues afilados, que Lamborghini haría suyo para convertirlo en una de las señas de identidad de la floreciente marca de Ferruccio.

He aquí el responsable de la estética que durante casi cinco décadas hemos asociado a Lamborghini.

Pensad que, por aquel entonces, Lamborghini aún se mantenía fiel a la belleza de la línea curva, a la elegancia de uno de los deportivos más bonitos que jamás hayan existido, el Miura. Marcello Gandini, el Leonardo da Vinci de la industria del automóvil, no solo aprovechó ese diseño de cuña para culminar el trabajo que le encargó Lancia, sino que convencería a Lamborghini para dar luz verde a una revolución estética que han mantenido, en la medida de lo posible, hasta nuestros días.

En definitiva, el Lancia Stratos HF Zero es la razón por la cual hoy en día no necesitas ver un toro bravo inscrito en el capó de un coche, ni que se abra una puerta, para saber que es un Lamborghini.

761.600€

Es lo que pagó el actual propietario de este prototipo para hacerse con él en una subasta en 2011.

Lo creas o no, este prototipo es plenamente funcional. Otra cosa es que pudiera ser mínimamente práctico para dar un paseo por tu barrio. Probablemente sea uno de los prototipos más influyentes de cuantos jamás se hayan diseñado. Esa es la razón por la cual actualmente se exhibe en la exposición “Dream Cars: Innovative design, visionary ideas“, de la cual os hablaba hace unos días mi compañero Luis Ortego.

Y eso no es todo. El Lancia Stratos HF Zero se subastó por orden judicial en 2011 debido a los problemas económicos que atravesaba Bertone. Su actual propietario pagó la friolera de 761.600€ por un prototipo que, restaurado en el año 2000, encarnaba el espíritu de una época, de una era dorada para los diseñadores italianos en los que cada creación que presentaban era mejor que la anterior. Aunque probablemente no se pueda dar el gustazo de sacar a pasear un prototipo tan exclusivo como este, parece que la inversión que realizó está bien justificada.

Será poco práctico. Pero ahora dime que el diseñador de este cuadro de mandos vertical no era un visionario.

Para permitir una mínima movilidad, el Stratos HF Zero contaba con un motor de cuatro cilindros en uve, con 1.584 cm3 y 115 CV de potencia heredado del Lancia Fulvia.

La tableta de chocolate. El diseño de los asientos del Stratos HF Zero, y sus bloques rectangulares, lo heredaría, prácticamente sin cambios, el futuro Countach.

[video_adspot anchura=1010 altura=568]https://www.youtube.com/watch?v=3lVOEdQ2AzM[/video_adspot]

¿Te imaginas tener que entrar en tu coche por el parabrisas delantero? Por suerte Lamborghini resolvió el problema y además nos ofreció uno de los sistemas de apertura de puertas más característicos de la industria.

Fotografías: RM Auctions | Tom Wood
En Diariomotor: Dream Cars, El arte de imaginar el futuro

Lee a continuación: Jaguar BlackJag: un prototipo diseñado en España a la venta, un Jaguar que no es Jaguar

Ver todos los comentarios 2
  • ADN

    Haaaa, la bella época en que el estilo lo era todo. Definitivamente con la barra de dirección entre las piernas y apuntándome al pecho no me gustaría chocar en el, aun con sus 115 caballos.

    Lo que mas me gusta del auto es la vista posterior, con los bajos sin carenar dejando a la vista los neumaticos y la punta de la caja de cambios, que diera la apariencia de montar una mecánica mas grande. Hermoso.

  • Iturralde González

    Tengo una puerta que la cierra el viento al que le iba a venir de lujo uno de estos…